viernes, mayo 1

Eugène Pottier y La Internacional: Un recuerdo para un Primero de Mayo

Exisitió una vez un diseñador de telas en la Francia del siglo XIX. Aquel hombre se llamaba Eugène Pottier y formó parte de la Guardia Nacional tras la debacle sufrida por el ejército francés en Sedan. 
El segundo imperio expiraba. Nacía La Comuna.
Eugène Pottier combatió en París, durante el asedio de la ciudad. Apoyó ardientemente La Comuna, disparando en las barricadas y ejerciendo como representante popular por el segundo distrito de la capital. Vivió los momentos más terribles de aquella revolución, la Semana Sangrienta, entre los día 21 y 28 de mayo de 1871.
Ocupada la capital por los partidarios de Thiers, Pottier se escondió y desde su cobijo escribió un célebre poema:

"Debout! l'âme du prolétaire
Travailleurs, groupons-nous enfin.
Debout! les damnés de la terre!
Debout! les forçats de la faim!
Pour vaincre la misère et l'ombre
Foule esclave, debout ! debout!
C'est nous le droit, c'est nous le nombre:
Nous qui n'étions rien, soyons tout:

C’est la lutte finale
Groupons-nous et demain
L’Internationale
Sera le genre humain ...
"

La letra de La Internacional vio la luz en un escondite parisino en el mes de junio de 1871.
Pottier logró huir primero a Londres, luego a Nueva York. Allí, en 1875, se hizo francmasón, miembro de la Logia "Los Igualitarios".

Célebres son las palabras de este francmasón, autor de la letra del himno obrero de referencia, al explicar por qué quiso ingresar en la Francmasonería:

"... Está formada por un grupo de librepensadores que han hecho tabla rasa con toda tradición y no reconocen nada más elevado que la Razón Humana, empeñándose concienzudamente en la búsqueda de la Verdad y la Justicia... Fue en París, durante los últimos días de lucha, cuando en medio de una explosión de júbilo pude ver el grandioso espectáculo de una masonería que se unía a La Comuna, plantando sus estandartes sobre unos muros reventados a cañonazos. Me juré entonces que un día sería uno más de los compañeros de esta laboriosa falange. Hoy me presento a ella. Acogedme...

La música de La Internacional fue compuesta por Pierre Degeyter, miembro del Coro del Partido Obrero francés de Lille. El himno se escuchará por vez primera el día 23 de julio de 1888, interpretado por la coral "La Lira de los Trabajadores", en la ciudad de Lille.

Eugène Pottier falleció el día 6 de octubre de 1887. Su sepultura se encuentra en el cementerio parisino de Le Père Lachaise.

No hay comentarios: