jueves, enero 1

2015: ¡A caminar! ¡A caminar!

Ha finalizado un año cuyo balance general sería bueno en lo personal. No he parado y me he divertido. He tenido la inmensa suerte de poder seguir trabajando, irme de vacaciones y viajar en diversas oportunidades.
Artículos, entrevistas, reportajes, mi primer libro -si se le puede llamar así-, una exposición, litigios y pleitos, mesas redondas, una conferencia... 2014 ha pasado cargado de acción y no pido menos para el año que acecha y ha comenzado ya a andar.
Me acuerdo en este momento también de los que se han ido. Hay voces que retengo en mi memoria pues sé que ya no las volveré a escuchar. Esa voz no basta, pero es irremediablemente lo único que me queda.
Miro adelante. Ni estoy ni estaré nunca libre de ser engullido por una catástrofe, lo sé. Pero eso no me impide plantearme el futuro emprendiendo tareas nuevas. 2015 viene cargado de retos que intentaré superar y experiencias que trataré de disfrutar.
Desde aquí, como siempre, mis mejores deseos para esta nueva fracción de futuro en la que comenzamos a contar partiendo de cero, a quienes son merecedores de ellos.
No son tiempos, aunque lo parezca, de emprender el "grand galop" que los franceses leen en algún conocidísimo poema de Rafael Alberti. Si caminamos, ya haremos mucho. Lo del mar, tarde o temprano vendrá solo.


No hay comentarios: