sábado, noviembre 9

Logia Rosario Acuña: La puerta abierta

 El Marqués de Pombal, artífice de la reconstrucción de Lisboa, destacado protagonista de la Ilustración portuguesa

En el día de ayer, la Logia Rosario Acuña celebró una Tenida Blanca Abierta. Es la segunda que organiza en poco más de un año, y en esta ocasión el objeto de la intervención principal fue entablar un diálogo en torno a hechos históricos, o procesos diversos y contemporáneos en los que en diferente medida hubo -o hay- una intervención, bien de personas en las que concurre la cualidad de militar en la Francmasonería, bien de la propia organización masónica. Desde Montesquieu y su teoría política sobre la separación de poderes, que colaboró en el asentamiento de la primera organización masónica genuinamente propia de la Europa continental, pasando por los alegatos del doctor Guillotin en contra de la pena de muerte, hasta llegar a la conceptualización de la planificación familiar y la despenalización del aborto en la Francia de 1973, se hizo un recorrido a través del tiempo con el ánimo de ilustrar al público invitado y asistente, sobre la trascendencia de algunos pasos dados en la historia, huyendo tanto de la demonización masónica promovida por Barruel en el siglo XIX, como de la hagiografía institucional en que tantas veces se incurre, de modo consciente o no, por historiadores y comentaristas francmasones. Hubo tiempo para hablar de la reformulación del humanitarismo plasmada en la primera Convención de Ginebra de la mano de Henri Dunant; o de la institucionalización internaconal de las doctrinas pacifistas plasmada tanto en el experimento fallido que encarnó la Sociedad de Naciones como la actual Oganización de Naciones Unidas.
Cuestiones surgieron luego sobre los retos del futuro; la intervención de figuras como Ferrer i Guardia, Rosario Acuña o Giner de los Ríos en procesos de reforma educativa de nuestro país; la aportación de Clara Campomor al logro, por primera vez en España, del sufragio universal pleno; el discurso ideológico diferente que viene sosteniendo la Francmasonería (o mejor decir francmasonerías); o la reacción actual frente a la supremacía del poder financiero sobre el poder civil.
En lo que me toca, desde aquí quisiera dar las gracias a todos los que ayer llenaron los bancos de nuestra Logia. Días vendrán para continuar trabajando en la misma línea que venimos siguiendo, con el ánimo de dar a conocer la identidad real del compromiso que mantenemos y de nuestra Obediencia, el Gran Oriente de Francia.

No hay comentarios: