sábado, julio 27

Salvador Allende, cuarenta años después


Ya a finales del año pasado me escribía un amigo comentándome la iniciativa que se preparaba para el próximo 11 de septiembre, fecha en la que se cumple el cuarenta aniversario de la muerte del Presidente Salvador Allende. Ahora, a través de Bajo la Bóveda Celeste, el blog de mi querido Gérard Contremoulin, ya disponemos del programa de actividades que el Gran Oriente de Francia y Gran Oriente Latinoamericano, han organizado conjuntamente para recordar unos hechos luctuosos y la gigantesca figura de un francmasón y socialista ejemplar.
Habitualmente en este blog -y más de unos años acá- evito las referencias políticas, y ello para eludir las más de las veces una confusión no deseada entre el partidismo y la afiliación masónica propias. Sin embargo en este caso he querido referirme a la doble condición de socialista y francmasón de una de las personalidades políticas que más respeto me ha generado siempre. Y lo he hecho así porque Salvador Allende fue un hombre que no le tuvo miedo a la Masonería. Me explico: Estoy muy acostumbrado a vivir mi militancia política coexistiendo con compañeros que siguen viendo "algo extraño" en la Francmasonería, que temen el impacto electoral que pueda provocar ser identificado con cosa semejante. En nuestro país, a lo largo de la historia, la posición de los partidos  que mayoritariamente articularon la acción política generada en torno al movimiento obrero, fue a veces excesivamente esquiva, cuando no hostil hacia la masonería. Nada que ver, por supuesto, con la animadversión visceral puesta de manifiesto por los totalitarismos -especialmente los ligados a la extrema derecha-, pero con la entidad suficiente para generar una sensación de inseguridad en muchos que unían en su persona dos militancias bien diferentes, la masónica y la de partido.
Salvador Allende sin embargo era socialista y era masón. Y todo eso sin necesidad de dar muchos rodeos. Debía tener muy claro que el socialismo no está reñido con la prudencia, pero sí con el silencio y con un pragmatismo implacable que nos ha alejado de los históricos principios y nos conduce directamente a los dominios donde reina la cobardía.
En 1991 pude leer en una exposición organizada en Gijón con fondos procedentes del Archivo de Salamanca, un pequeño billete redactado a finales del siglo XIX por un francmasón, Ángel Gascó Ramos (miembro de la Logia Puritana y uno de los fundadores de la publicación La Antorcha Valentina), que decía así:

"Para emancipar a la humanidad del fanatismo, basta el librepensamiento; para emanciparla del absolutismo político, basta la república; para emanciparla de la miseria, basta el socialismo".

Todo esto, hoy, se ha olvidado o ha sucumbido ante las técnicas de marketing electoral, más preocupadas por la forma que por el fondo, y decididas partidarias de ocultar cuanto resulte aparentemente complejo en lugar de apoyar cualquier labor pedagógica que ilustre a los vontantes; de ahí que haya tantos, cada vez más, que concluyan que todo viene a ser uno y lo mismo, abriendo inconscientemente las puertas al nuevo totalitarismo de mercado, y no haya forma de desembarrancar la nave. En definitiva, todo ayuda a seguir cayendo al vacío.

*
*   *

GRAN ORIENTE DE FRANCIA Y GRAN ORIENTE LATINOAMERICANO
11 de septiembre de 1973 - 11 de septiembre de 2013

Salvador Allende, 40 años después

Conferencia Pública
Recepción a las 18:30 horas; Templo Arthur Groussier, Sede Central del Gran Oriente de Francia
16, rue Cadet, 75009 París.

11 de septiembre. En 1973, ése día en concreto, el presidente chileno Salvador Allende fue derrocado por un golpe de Estado dirgido por el general Pinoche. La dictadura duró hasta el año 1990.
El Gran Oriente de Francia y el Gran Oriente Latinoamericano quieren, valiéndose de esta particular jornada de homenaje a Salvador Allende, poner luz en torno al papel desempeñado por la Francmasonería liberal y adogmática en Chile y América Latina, tanto ayer como hoy, así como evocar los lazos indisolubles que existen entre los francmasones latinoamericanos y franceses, comprometidos todos con la libertad, la igualdad y la fraternidad.
El acto se llevará a cabo con el apoyo del Instituto de Investigaciones Masónicas (IDERM), la participación del Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente de Francia y del Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente Latinoamericano. Colabora igualmente la revista "Humanismo", así como las Logias "Salvador Allende", "Frédéric Desmons-Laicidad" y "República", adscritas al Gran Oriente de Francia, y "Lautaro nº1" y "Unión Universal nº4", del Gran Oriente Latinoamericano.

Se proyectarán fotografías de Horacio Villalobos, corriendo la animación musical a cargo de Raúl Mercado y María Paz Santibanez al piano.
Tendrán lugar diferentes intervenciones de las que aquí hacemos cita expresa:
"La memoria, un compromiso moral", por Alexandre Dorna, vicepresidente del Instituto de Estudios e Investigaciones Masónicas.

"El 11 de septiembre de 1973", por Antonio Blanca, diplomático, autor de "Salvador Allende, el otro 11 de septiembre".
Proyección del documental "Creación y primeros pasos de la Logia Salvador Allende", por Alain Legouas.
 "El Gran Oriente Latinoamericano, la herencia masónica de Salvador Allende", por Alexandre Bastias.
"Edmundo Checura-Jeira, de las tinieblas a la luz", por Joel Denis.
"La América Latina masónica y el efecto Allende", por Alain de Keghel, diplomático, pasado Gran Comendador del Rito Escocés Antiguo y Aceptado del Gran Oriente de Francia.
"Salvador Allende, un masón en pie", por Jean Pierre Catala, Gran Capítulo General para el Rito Francés del Gran Oriente de Francia.
"Salvador Allende, presente", por Pascal Joseph, de la Logia Fréderic Desmons-Laicidad.
"Salvador Allende, francmasón y socialista", por Patrick Kessel, antiguo Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.
Conclusiones a cargo de Walter González, Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente Latinoamericano, y del Gran Maestro del Gran Oriente de Francia.

Para reservar