sábado, junio 8

Llamamiento del Gran Oriente de Francia: Ante el asesinato de Clément Méric


Fotografía de François Mori (A.P.) Fuente: El País

En los últimos tiempos hemos visto una Francia convulsa. Esto sucede cuando muchos nos preguntamos cómo es posible que no haya un estallido social en nuestro país. Paradojas de la vida, no puede hablarse realmente de un estallido social pero sí de un deslizamiento por una pendiente pronunciada y que conduce a un final incierto; ese deslizamiento, gradual, se aprecia de forma diferente en diversos países europeos. La civilizada Francia, el país de los derechos del Hombre y del Ciudadano, la República eterna, ha conocido a raíz de la reforma del Código Civil una agitación de la extrema derecha y del ultra catolicismo, quizá inesperada, pero que en todo caso ha hecho aflorar el comportamiento más abyecto. Y la última noticia que nos llega habla del asesinato de un joven militante de izquierdas,Clément Méric, agredido por un grupo de cabezas rapadas en París, en plena vía pública.
Ante esta situación, con este clima, la Francmasonería francesa comienza a tomar la palabra. En esta ocasión ha sido el Gran Oriente de Francia el que ha hecho público el llamamiento que publicamos en Memoria Masónica, traducido al español. Nunca ha de ser tiempo de silencio.

Llamamiento del Gran Oriente de Francia a raíz de la muerte de un joven militante de izquierda.

Desde hace ya varias semanas, el Gran Oriente de Francia viene denunciando el aumento de los extremismos, la radicalización del debate público y las agresiones verbales y físicas.
Esta violencia tuvo en la tarde de ayer su primera víctima: un joven militante de izquierda encontró la muerte en una calle de París.
El Gran Oriente de Francia hace un llamamiento a los poderes públicos para que asuman sus responsabilidades con el fin de erradicar estos grupos extremistas, esto es, fascistas.
El Gran Oriente de Francia llama igualmente al conjunto de partidos políticos republicanos, a todos los actores de la vida republicana y democrática a reafirmar, bien alto y fuerte, los valores de la República, y a participar en la redinamización de nuestro ideal republicano.

París, 6 de junio de 2013

1 comentario:

NO dijo...

Nunca los extremos fueron buenos, pero es cierto que en tiempos de crisis hay un aumento de los mismos y lo peor es la no respuesta por parte de los gobiernos ante estas situaciones que volviendo a mirar en tiempos pasados, nos recuerdan otras etapas ya olvidadas. Deseo que reflexionemos sobre las actitudes que muchos y muchas adoptan con el fin único de lograr candidatos y adeptos sin valorar para nada las consecuencias de tales actos.