viernes, noviembre 16

A Ricardo Edgardo Polo



"...Pausando iba y venía
en su trabajo
y de su mano
la materia
crecía.
La cal cubrió los muros,
una columna
elevó su linaje,
los techos
impidieron la furia
del sol exasperado..."

De "Oda al  albañil tranquilo", de Pablo Neruda.