viernes, noviembre 16

A Ricardo Edgardo Polo



"...Pausando iba y venía
en su trabajo
y de su mano
la materia
crecía.
La cal cubrió los muros,
una columna
elevó su linaje,
los techos
impidieron la furia
del sol exasperado..."

De "Oda al  albañil tranquilo", de Pablo Neruda.

No hay comentarios: