lunes, abril 18

Gran Oriente: Hermanamiento y modernidad


Claude Vaillant, Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente de Francia, en primer término. A la izquierda, Jean Albert Bernos, Consejero de la Orden; al la derecha André da Rocha, Venerable Maestro de la Logia Febus. Fotografía de Jean Philippe Gionnet.

El Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente de Francia, que en la víspera celebró en Monte-Charge una conferencia cuyo tema fue "La francmasonería y la modernidad", hizo hincapié el sábado en Pau en las preocupaciones de la primera obediencia masónica ante el debate sobre "la laicidad y el islam".

Claude Vaillant lamentó la actitud, que juzgó chocante, de "quienes nos gobiernan". "No están ahí para ignorar los valores de la República -señaló-, social, laica y solidaria, sino para defenderlos y garantizar su promoción."

Refiriéndose a la bioética, quien es abogado ante los tribunales de París, hizo un alegato en favor d ela modernidad considerando al tiempo que Francia lleva "un retraso considerable" en este tipo de investigación médica avanzada, "frenada por las prohiciones religiosas".

El sábado por la tarde, en su presencia, la Logia Fébus, nacida de la denominada el "Réveil de Béarn", que cuenta con 68 hermanos en la ciudad real (Pau)* y presidida por André da Rocha, celebró su hermanamiento con la Logia Rosario Acuña, de Gijón. Diez son las logias españolas emplazadas bajo la égida del Gran Oriente, que cuenta ya con 51.000 miembros.

Las cuatro logias con sede en Pau y la de la localidad de Orthez reúnen a unas 250 personas, más o menos el mismo número de componentes que en las tres logias vascas y en las dos landesas.**

*Pau es conocida como "ciudad real" por ser el lugar de nacimiento de Enrique IV de Navarra.

** Noticia traducida al español por el autor de este blog y extraída del diario "La República de los Pirineos".

No hay comentarios: