domingo, noviembre 7

Marruecos: Un paisaje masónico


De vez en cuando aparece por ahí alguna referencia al estado de la masonería en Marruecos. Sin ir más lejos esta semana un blog frances, Gadlu.Info, se hacía eco del contenido de un comunicado oficial emitido por el Gran Oriente de Marruecos en el que, en resumidas cuentas, se daba cuenta de una hecatombe masónica en todos los sentidos: Cuatro logias conformaban la Obediencia, y de ellas, dos han quedado cerradas y otras dos han roto amarras y navegan libres y soberanas.
La actual presencia de la masonería en Marruecos encuentra sus raíces en la historia más reciente. Y cuando hablamos de raíces nos referimos particularmente a las que se asentaron en lo que fue el territorio del protectorado francés, no a la franja adjudicada a *España como potencia colonizadora en la Conferencia de Algeciras de 1906.
A grandes rasgos, el paisaje masónico marroquí está -o a la vista de lo que acaba de suceder con el Gran Oriente de Marruecos quizá habría que decir "estaba"- integrado por tres Obediencias, aunque hasta no hace mucho eran cuatro:
La Gran Logia de Marruecos, la Gran Logia Unida de Marruecos, la Gran Logia Femenina de Marruecos (ahí es nada) y el ya citado Gran Oriente de Marruecos.
La Gran Logia de Marruecos fue creada en el año 1964 con el nombre de Gran Logia Atlas. Contra lo que pueda creerse el amparo se lo dio la Gran Logia Suiza Alpina. En el año 1972 toma el nombre que conserva en la actualidad, cesa en sus actividades en 1985 y vuelve a retomar sus trabajos en el 2001, casi coincidiendo en el tiempo con la presencia del Gran Oriente en España. Una escisión permitió en el año 2007 la creación de la Gran Logia Unida de Marruecos. Y otra nueva escisión, esta el año pasado, dio lugar al nacimiento del Gran Oriente de Marruecos.
Por su parte, la Gran Logia Femenina de Marruecos tomó un rumbo independiente de la Gran Logia Femenina de Francia en el año 2008.
Interesa para conocer la situación actual saber de dónde proviene alguna de esas escisiones a las que hemos hecho referencia. En el año 2005 Alain Pozarnick, Gran Maestro en ese momento de la Gran Logia de Marruecos, boicotea la tenida de cierre del Convento de la Obediencia por el hecho de que se encuentran presentes algunas hermanas. La circunstancia en sí da lugar a una crisis que implicará la salida de algunos miembros, los cuales, dos años después, son los que van a constituir esa Gran Logia Unida de Marruecos. A pesar de su nombre, esta Obediencia tendrá una existencia independiente corta y agitada, porque el pasado 25 de febrero adopta una decisión que implica la destitución de su Gran Maestro, Zakaria Mekouar, y procede también a dejar sin efecto las afiliaciones que se habían practicado de miembros de la Gran Logia de Francia. El 6 de marzo último, la Gran Logia de Marruecos y quienes integraban el corpus escindido al que se le había añadido el adjetivo "unida" deciden fusionarse: nace así la Gran Logia Unida de Marruecos unificada. La "unificación" tendrá también corta vida. El sentido común se impone y se vuelve a la primitiva denominación el 15 de junio de 2010.
Así las cosas, teniendo más o menos claras las características que pueden definir a la Gran Logia Femenina de Marruecos, no sucede lo mismo al tratar del Gran Oriente de Marruecos y la Gran Logia de Marruecos.
El Gran Oriente de Marruecos se comporta -o se comportaba hasta hace una semana- como una Gran Logia tradicional: esto es, una única modalidad ritual para configurar y regular la realización de sus trabajos (el Rito Escocés Antiguo y Aceptado); y esto en un país en el que la masonería anglosajona no tiene presencia, o la poca que tiene no pasa de ser testimonial.
Por el contrario la Gran Logia de Marruecos tiene una estructura, desde el punto de vista ritual, plural. Trabaja tanto en Rito Francés (tres talleres) como en Escocés Antiguo y Aceptado (Rito de referencia seguido en este momento por seis talleres) y tiene previsto incorporar el Rito Memphis-Misraïm en breve. Además sigue el mismo esquema organizativo que el Gran Oriente de Francia -con el que mantiene muy buenas relaciones- : Existe una total separación entre los grados básicos (masonería azul) y aquellos otros que siguen tras la maestría, y que integran lo que llamamos grados filosóficos o de sabiduría. En este sentido, el pasado 16 de junio, la Gran Logia de Marruecos se dotó de un Gran Capítulo General de Rito Francés que regulará la actividad de los Capítulos que trabajen en los grados de sabiduría, el primero de los cuales, Construcción y Vigilancia, vio la luz tres días después de la constitución del Gran Capítulo.
Así están las cosas en la actualidad. O estaban al menos hasta hace poco. Esta es, como decíamos, una nota escrita a grandes rasgos con el ánimo de dar a conocer la realidad masónica existente en el país vecino del que, al menos eso le sucede al que suscribe, sabemos tan poco, y en el que uno no puede evitar, habida cuenta de la trayectoria que ya acumula, encontrar paralelismos con la propia experiencia.

* Nota aclaratoria: No se está diciendo que la masonería no existiera en el protectorado español, sino que para analizar o entender la situación actual ha de tenerse en cuenta especialmente la influencia francesa.

2 comentarios:

Larra dijo...

Muy interesante artículo. Hermanos de mi Taller han participado no hace mucho en los Trabajos de una Logia marroquí, con enormes muestras de revitalización.

Larra dijo...

Interesante artículo. La masonería en el país vecino marroquí se está tímida pero decididamente revalorizando y queriendo tender puentes con España.