jueves, septiembre 16

Un nuevo año...


La Logia Rosario Acuña afronta un nuevo año. Quizá sea un año especial. O no. En modo alguno se puede adivinar el futuro. Pero lo que es indiscutible es que la ilusión que enmarca el comienzo de este año (al menos ése es mi caso) tiene un algo diferente a otros.
Reproduzco aquí el texto que hoy ha aparecido publicado en la página del Taller asturiano.
..........................................................
Un año más, la Logia Rosario Acuña inicia su andadura. Quizá nos encontremos ante un ejercicio especial, pues por fin se ha confirmado como realidad lo que ha sido un anhelo permanente de este taller masónico desde su creación: la posibilidad de iniciar a todo ser humano sin restricciones de ninguna índole.
Realmente la nuestra ha sido una Logia cuya actividad ha sido mixta desde su creación: hombres y mujeres hemos compartido permanentemente un esfuerzo para hacer que el retorno de una determinada forma de concebir y practicar la masonería fuera posible en Asturias. Pero en el momento actual, además, hemos logrado que una determinada concepción de la tradición, con tres siglos de antigüedad, no ponga trabas en nuestro desarrollo. En adelante, hombres y mujeres, además de trabajar, son miembros de pleno derecho de la Logia Rosario Acuña. En adelante, por tanto, no habrá bajo nuestro techo otra cosa que labor desarrollada en pie de igualdad por seres humanos, superando ya y por fin, el concepto de masonería mixta para hablar mejor de una masonería universal, adogmática, desarrollada por personas comprometidas, libres y honestas, sin necesidad de atender a más distinción o cualidad.
Nos aguarda un año interesante. Sigue siendo un objetivo el debate público centrado en torno al derecho de la igualdad, y algún proyecto nuevo pondremos en marcha en este sentido, dando de paso un nuevo impulso a lo que queremos consolidar como "Debates Ciudadanos". Otro tanto sucede con nuestro compromiso activo con la defensa de los valores laicos, apoyando la actividad de entidades que comparten nuestros mismos principios, y poniendo nosotros mismos también en marcha, ya sea individualmente o en colaboración con otros talleres del Gran Oriente de Francia, iniciativas tendentes a la promoción de lo que entendemos es un pilar fundamental de la sociedad democrática. Del mismo modo, al igual que hiciéramos el año pasado, la defensa del principio de libertad de conciencia ocupará un buen espacio de nuestra actividad, cuestión esta de la que iremos informando puntulamente en nuestra página.
Sí, estamos ante un año intenso que encaramos con la mayor de las ilusiones y con el modesto ánimo de contribuir, junto con tantas otras entidades, en la medida de nuestras posibilidades y fuerzas, a un mayor esclarecimiento de la sociedad asturiana.

Asturias, a 13 de septiembre de 2010

No hay comentarios: