sábado, septiembre 11

Frédéric Desmons, feliz precursor...

Gérard Contremoulin, miembro del Consejo de la Orden del Gran Oriente de Francia, publicaba hace pocos días en "Sous la voûte étoilée", un artículo con el título que encabeza esta nota. Hoy recogemos su palabra que, así lo creo yo, es merecedora de franquear las paredes del hexágono para alcanzar otras latitudes.
..................................................

La Logia a la que pertenezco y de la que fui uno de sus fundadores lleva el nombre de "Frédéric Desmons-Laicismo".
Aparte de haber sido el encargado de informar sobre la cuestión dedicada al Laicismo en el Convento de 1877 en el que se abandonó "la obligación de creer en Dios y en la inmortalidad del alma", Frédéric Desmons había presentado ya en 1869 la primera proposición para proceder a la iniciación de las mujeres en el Gran Oriente de Francia.
No escogimos este patronímico por casualidad, ni por una u otra de las dos iniciativas.
A día de hoy, si a nadie se le ocurre cuestionar la Libertad Absoluta de Conciencia, resulta necesario que aprendamos a vivir y a hacer vivir una obediencia que abre, 141 años después, sus trabajos a la totalidad de la Humanidad. Porque el GODF está integrado por hermanos divididos en torno a esta cuestión. El gran error sería calificar a unos como progresistas y a otros como anticuados. Todos tienen que poder encontrarse a gusto, poder llevar a a buen fin su experiencia iniciática tal y como la iniciaron o la desearon en su día. Habrá por tanto logias mixtas y logias masculinas. Es esta realidad la que integrará la futura identidad del Gran Oriente de Francia. Y hay que construirla.
La proposición adoptada por el Convento de Vichy viene a ser en cierto modo nuestra "enmienda Wallon".
Todos los debates y votaciones realizadas en el último decenio ha revelado la existencia de dos posiciones paralelas. Hay que tributar un homenaje a la Logia que hizo esta última proposición y a la inteligencia de sus hermanos, pues comprendieron que era preferible afrontar un voto que no exigiera una mayoría cualificada (mayoría de las logias inscritas en la obediencia:1147) sino la mayoría simple (intregada únicamente por los presentes). No se trataba en consecuencia de modificar nuestras normas sino de adoptar una propuesta "interpretativa" de las mismas. Sería -y lo es- una propuesta de aplicación inmediata.
Esto es lo que se hizo y hay que decir que se hizo bien.
Adoptado por un único voto de diferencia, la enmienda Wallon instauró la República (N.T.: la Tercera República Francesa en 1875) fijando una duración determinada al mandato de su presidente. Adopotado por una decena de votos nuestro: "sin distinción de sexo" proclama la mixtidad no del GODF, sino en el GODF.
Corresponde ahora dar vida a esta decisión respetando todas las opiniones. Las Logias que lo deseen van a iniciar mujeres. La Logia "Frédéric Desmons-Laicismo" actuará a partir del próximo mes de enero. Fiel a su Declaración Solemne adoptada en 2002, pasará a ser una logia mixta del GODF. Habrá logias que querrán seguir siendo masculinas. Es el suyo un derecho inviolable. Hemos de construir así esta obediencia.
El futuro dirá como se prepararon las diferentes sensibilidades para aceptar este voto con una total serenidad, muy lejos de los truenos y protestas que se nos anunciaban.
Yo tengo una teoría...

Gérard CONTREMOULIN

No hay comentarios: