lunes, agosto 16

Descanso


Camina agosto y con él, de la mano, viene el descanso adormecido. Llegan ambos mediados a mis días tranquilos, con la certeza de que, recién descubierto, Thomas Mann será quien me acompañe. Una semana. Sólo una semana preludio de otras anheladas, que serán pronto más tibias pero igual de apacibles. Una semana sin palabras salvo causa de fuerza mayor.

2 comentarios:

Larra dijo...

Por la foto, parece que lees más "Muerte en Venecia". Yo estoy releyendo esa maravilla, "La montaña mágica". ¡Felicidades!

Utopia, pero menos. dijo...

Yo tenía pensado ir a comrar mañana " José y sus hermanos"