miércoles, junio 2

Definitivamente, a oscuras

Me preguntaba el otro día si nos habíamos quedado a media luz a raíz de la aprobación del nuevo Reglamento de Honores Militares. Ante la tibieza que presentaba el estado de las cosas, casi me congratulaba de la desaparción de toda referencia reglamentaria al tributo de honores esa lustrosa joya que llaman "Santísimo". Sin embargo han bastado pocos días para poder eliminar sin temor los interrogantes de la cuestión que a mí mismo me hacía, y concluír con una rotunda negación: No hay luz. No sé si porque no se paga el recibo o por miedo a pulsar la llave.
José María Barreda, Presidente de la Comunidad de Castilla La Mancha -y siempre según las informaciones transmitidas por la Cadena Ser en su página web- ha mostrado su satisfacción porque la Ministra de Defensa, Carme Chacón, le ha confirmado que el referido "Santísimo" le merece el mayor de los respetos.
También a mí me los merece. Tanto como la Constitución. Sin embargo, me sentaría especialmente mal que se exhibiera un ejemplar de la norma fundamental en un atril de la catedral de Toledo. Barreda, por contra, no es de mi opinión: "...y como prueba de buena voluntad me ha estado diciendo (la Ministra) que dará las órdenes para que así sea (para que se rinda homenaje) y por lo tanto no tiene por qué haber ningún motivo de preocupación porque lo importante de la procesión del Corpus Christi es el Santísimo, para toda España pero particularmente para Toledo y muchas ciudades de Castilla-La Mancha".
Así que ya está. Como el "Santísimo" es muy importante para toda España, los cadetes de la Academia de Infantería toledana rendirán, sable en mano, un merecido tributo al objeto en cuestión.
Esto es España. Esto son unas elecciones a la vuelta de la esquina con Dolores de Cospedal pisando los talones: se apaga la luz, se va a misa, se procesiona, santigua, y se hace lo que haga falta ad maiorem dei gloriam ¡Qué lástima! Y luego dicen que el pescado está caro y que España es laica.

*Nota del 3 de Junio, festividad del Corpus Christi (algo muy importante para España): La Cadena Ser ya no es lo que era; debe ser un efecto secundario de la guerra del futbol y de aquel decreto que tan furibundo puso a Cebrián. El caso es que el Telediario ha informado de que los cadetes estuvieron pero que no rindieron honores al brillante objeto en cuestión. Ni himno nacional ni sable. Sólo sucedáneos con suficiente sabor para poder decir que dije y hacer como que hice. Ya me entienden.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

al menos la banda militar no ha tocado el himno vigente... aunque como siempre el problema no son los otros si no nosotros los socialistas... lástima

Ricardo Fernández dijo...

Cierto, parece que la banda militar no tocó el himno; fue otra la que lo hizo. Tampoco se exhibieron los sables: los cadetes hicieron acto de presencia y punto.
Eso me deja pensando en la información un tanto "alocada" que ha publicado la Ser sobre el tema; pero también en lo frígilis que somos en este partido nuestro.