miércoles, mayo 12

Paseo por Gijón


*Esta tarde, en Gijón

Esta mañana he tenido un juicio de esos que duran y duran. Con la tarde libre como premio, mejor decir más libre que de costumbre, me acerqué nuevamente a la Senda del Cervigón, en Gijón. Hoy, el Ateneo Obrero celebraba un acto que se viene repitiendo todos los años desde que el Ayuntamiento de Gijón instalara un pequeño memorial de granito en las cercanías de la casa de Rosario Acuña. Coincide algunas veces con el recuerdo que le dedicamos a nuestra librepensadora y hermana. Y también encaja en el tiempo con la celebración de los aniversarios del final de la II Guerra Mundial y de la Liberación de uno de los Campos de Concentración de más siniestra memoria: el de Mauthausen. Allí pereció, entre tantos miles de personas, un centenar de asturianos. Hace exactamente 65 años del fin de aquella pesadilla.
Pude escuchar las palabras del Presidente del Ateneo, Luis Pascual; también al representante del Gobierno del Principado de Asturias, Roberto Palacios, y al Concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Gijón, Santiago Martínez.
Cuanto todo terminó continué el paseo hasta llegar a la casa de Rosario Acuña. Las rosas rojas que le dejamos el sábado seguían allí, todavía frescas. El sol volvió a aparecer triunfante espantando las nubes grises, y el viento terminó de limpiar el aire al borde del mar.

*La fotografía que ilustra el apunte ha sido tomada por el autor del blog.

1 comentario:

Ucuyaya dijo...

Bravo por los Asturianos que practican la Libertad la Igualdad y Fraternidad eterna.
Felicitaciones de esta humilde asturiana que está unida a su tierra por medio de este Macrocosmos Celeste que nos une.
Ucuyaya