sábado, abril 10

L´Express hoy


L´Express, que no puede vivir sin el Gran Oriente, publica en el día de hoy este artículo que traduzco por la intensidad del momento y por aquello del interés general.

--------------------------
Electrochoc en un paisaje masónico muy masculino, la primera obediencia francesa con nada menos que 50.000 hermanos ha reconocido oficialmente este viernes la libertad de sus logias para iniciar mujeres.

El Gran Oriente (GO), vieja federación de talleres casi tres veces centenaria, en la que no se iniciaban más que hombres, sometía regularmente la cuestión en sus conventos anuales de septiembre, pero nunca alcanzó una mayoría suficiente en favor del derecho de las logias de acoger hermanas o iniciar mujeres. Este rechazo aparentaba ser retrógrado, habida cuenta de la proporción de mujeres, bloqueada desde el año 2000 en el 17% en toda la masonería francesa. El Gran Maestro actual, Pierre Lambicchi, optó por cambiar de método, es decir, no esperar una nueva consulta de los representantes de las logias en septiembre próximo.
En dos fases.

1. El 21 de enero de 2010, Olivia Chaumont, transexual, es reconocida como hermana del Gran Oriente. Una novedad en tanto que los predecesores de Pierre Lambicchi prefirieron orientar discretamente hacia obediencias mixtas a los hermanos que pasaban a ser mujeres.

2. El 8 de abril de 2010, la Cámara Suprema de Justica Masónica (CSJM) ha juzgado que las logias son libres de iniciar mujeres sin que esto contravenga el Reglamento General de la Obediencia. La CSJM intervino a petición del propio Pierre Lambicchi hace quince días. El Gran Maestro deseaba resolver de una vez por todas la cuestión planteada por las logias que iniciaron seis mujeres hace un año. A pesar del desacuerdo mayoritario de los hermanos en una votación del convento de septiembre de 2009, estas logias persistían en la afirmación de que tenían derecho a integrar en su seno a quien considerasen.

Habida cuenta de esta decisión capital de la CSJM, las seis mujeres iniciadas en el GO de forma casi clandestina podrán ser reconocidas oficialmente por la obediencia. Otras hermanas deberían forzosamente seguirlas.

¿Se convertirá el GO en una obediencia mixta? En los hechos, sí. Oficialmente no. "Nosotros no somos reglamentariamente una obediencia mixta, explica a L´Express Pierre Lambicchi, pero nuestras logias son en adelante libres de iniciar mujeres" ¿Sutilidad masónica ésta para apaciguar las tensiones en torno a una cuestión conflictiva? Una prudencia de sioux ante lo que, en la escala del país de los hermanos tres puntos, constituye una pequeña revolución en toda regla.