viernes, febrero 26

Un mundo mejor

Hace ya bastante tiempo mi amiga Reyes me otorgó una de esas distinciones honoríficas que aparecen a veces en los blogs, reconociéndo los posibles méritos que puedan tener.
Las condiciones de aquel galardón eran, creo recordar, designar a otros cinco premiados, comunicarles la buena nueva y hacerles partícipes en la cadena de recompensas, de manera tal que ellos también pudieran designar sus cinco blogs merecedores de reconocimiento.
De momento, pasado el tiempo, hechas las cosas sin prisa -como por otra parte es natural-, he querido reconcer el mérito de un espacio que, raro en mí, me obliga a estar pendiente de cada actualización, de cada texto nuevo, de la vida y peripecias de todos esas personas de los que tantas veces he oído hablar, y donde aprecio además algo que necesito continuamente: la alegría por vivir y la ternura.

Para "Un mundo mejor" mi premio "Entrega, constancia y corazón".