jueves, febrero 18

Oviedo today

José María Aznar today en Oviedo. Ándele, pues: todo un estadista.
Está muy feo que te abucheen. Está muy feo no dejar hablar. Está muy feo impedir que una persona pueda expresarse en un foro público. Si no la dejamos hablar es porque le tenemos miedo. Y si le tenemos miedo estamos perdidos. Aznar tiene todo el derecho del mundo a hablar en las Azores o en Asturias; en catalán íntimo con acento mexicano, o en perfecto castellano de Valladolid...
Cuando a Felipe González, hace ya muchos años, las huestes de las Nuevas Generaciones le impidieron hablar en la Universidad Autónoma de Madrid en 1993, guardó silencio y se fue, arropado por la derrota y, seguramente, por una inmensa decepción. Creo que Aznar, entonces con ansias de Moncloa, no emitió ni nota de repulsa ni enérgica condena.
Hay diferencias: Felipe González guardó silencio. Nicolás Sarkozy llamó a un ciudadano "pobre gilipollas". Aznar optó por un gesto preventivo, según recoge la instantánea. A veces, aunque un pobre infeliz te llame canalla, o gilipollas, o te robe, o te engañe, o te mienta, lo mejor que se puede hacer es no darle aprecio, guardar silencio, conservar los papeles. Porque hay cosas que quedan muy feas cuando uno es un muñequito de a pie, pero mucho más cuando se trata de todo un ex presidente del Gobierno de una Nación, al que casi le dan una medalla allá en el rancho grande.

17 comentarios:

Utopia, pero menos. dijo...

...allá donde vivíííííaaaaaaaa, había una rancherita...

Ricardo Fernández dijo...

Yes mundial!!!

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Tengo la sensación de que a veces perdemos la perspectiva motivado por la natural antipatia que nos genera el socio del bigote entrecano, maneras hieraticas y aspecto de ventriloquo.

Pero, aunque es cierto que me repatea la entrepierna su aspecto y actitud, mucho mas me revienta que siga habiendo una manada de hijos de puta que sistematicamente, con camisa azul, parda, roja, verde pistacho o a cuadros fosforitos se tomen la "libertad" de decirnos al resto de los mortales lo que podemos oir o no.

Por ese motivo, sugiero que la fotografia del articulo represente "a eses pollines en sin cabezá que taben reburdiando y tirando peos per la boca" que son los verdaderos artifices de esta mierda de situacion y no al ex-presidente de España perdiendo la compostura.

Para mi personal interpretación del asunto, lo verdaderamente grave es lo primero, ejemplo del cainismo, de la intolerancia, del mas rancio sentido fascista de la imposicion por la fuerza.

Lo otro, sin ser justificable, es una minucia.

Y puestos a poner de vuelta y media al personal, ya me gustaria que de una puñetera vez en la vida alguien usara la cabeza y preveyera estas situaciones enviando anticipadamente una dotacion de policia a estos actos donde es sabido que siempre hay algun animal dispuesto a darnos la berrea y posar sus cagallones intelectuales a gritos.

Evitariamos con esa pequeña prevision que nuestro pais siga apareciendo en las noticias como un pais en transito hacia la democracia,poco serio e intolerante y ademas dotariamos de la debida garantia personal a quien para desgracia ideologica del que suscribe, ha sido el legitimo presidente de España durante 8 años. Mi presidente, me guste o no me guste.

Tambien conseguiriamos que la conferencia se desarrollara con total normalidad, que ¡oigan! ese seria en principio el objetivo deseable.

Salud.

Manuel Alvarez dijo...

Ricardo, por ser Ansar o el porquero de Agamenón juzguemos a ambas partes, porque los "otros" menuda pandilla de gilipollas integrales.
O no me digas que tú mismo, en un momento de tensión, no se te escaparía ese gesto si fueses increpado, insultado o humillado, en alguna conferencia por ser masón...

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

Pues yo, creo, estoy casi segura, que nuestro querido masón (me refiero a Ricardo, claro está) jamás, jamás de los jamases respondería así.

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Estimada Julia Rosa.

Si algo me ha enseñado la vida es a no decir: "de este agua no beberé" o "este cura no es mi padre" (léase entre lineas por favor).

No obstante, yo tambien pongo en duda que nuestro buen Ricardo perdiera los papeles.

Salud

Ricardo Fernández dijo...

"Está muy feo que te abucheen. Está muy feo no dejar hablar. Está muy feo impedir que una persona pueda expresarse en un foro público. Si no la dejamos hablar es porque le tenemos miedo. Y si le tenemos miedo estamos perdidos. Aznar tiene todo el derecho del mundo a hablar en las Azores o en Asturias; en catalán íntimo con acento mexicano, o en perfecto castellano de Valladolid..."

Así es como empezaba la nota. Yo estoy totalmente de acuerdo con vosotros. No es admisible que una persona no pueda hablar. Y si no se la deja es por algo... Pero si he puesto la nota como la he puesto es por dos motivos. Primero: Un personaje público tiene que mantener otro tipo de compostura. Y dicho sea de paso, creo que no se le ve muy descompuesto. Y segundo: ¿Qué dijo Aznar cuando abuchearon a Felipe González en la Autónoma de Madrid?
Casi siempre el que siembra vientos recoge tempestades. Con independencia de esto, a mí creo que no se me ocurriría ir a esa conferencia, mitin o lo que sea. Pero desde luego entiendo que nadie es nada para impedir a otro hablar en un foro público.

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

No cabe duda, querido Ricardo, que la nota del Blog está bien planteada.

Pero si lees con detalle lo que te digo en mi escrito, observaras que lo que me llama la atención es que no pongamos la fotografia de esa banda de anormales vocingleros en vez de la del socio del bigote con un dedo mirando al cielo.

Eso es lo que me llama la atencion.

En ocasiones, sin desearlo o dejandonos llevar por la natural antipatia que despierta el gachó, podemos llegar a ser tendenciosos por resaltar la anecdota en vez de la verdadera noticia que, sin duda alguna, es que hay mucho, pero que mucho animal al que en caso de que se te ocurra decirle que te permita oir, ver o callar te acusaria de fascista, de intolerante, de retrogrado, de agresivo y de mil y un burradas por el estilo.

Por otra parte y en lo referido a que el colega Aznar no hubiera emitido nota de prensa condenando a los que con el mismo pelaje que los de ayer, impidieron a Felipe Gonzalez hablar... ¿Que quieres que te diga?.

No te quepa duda de que yo no le enviaria una nota a su blog quejandome por la ausencia del comentario o por las multiples aberraciones que sin duda se incluyen en el, ¡yo no lo leo!, pero si leo el tuyo y por el respeto que te tengo y por la integridad moral que me consta que tienes no puedo por menos que afear la inclusion de la noticia, desde la perspectiva que se plantea en el tuyo.

Recuerda "una imagen, vale mas que mil palabras" y hay gentes de bien pensar que cuando "leen" los periodicos u ojean los blog, solo se quedan con la imagen que adorna la noticia.

Salud

Ricardo Fernández dijo...

La explicación que dio Aznar en su momento respecto a lo que le sucedió a González fue poco más que de excusa: La juventud estaba muy harta. A eso me refería con la segunda de las cuestiones. En todo caso, compartiendo casi,casi, casi todo lo que dices, no puedo dejar de reconocer que lo que me impactó más fue el dedo de Aznar y no el griterío. Y precisamente por eso: creo que un estadista condecorado tiene que aguantar lo que le echen. Y eso, a pesar de los energúmenos.
Por cierto, comparto también lo que comentas de la policía y su presencia para asegurar el orden ¿Tú viste quién sacaba a las criaturas a empellones del aula? Seguridad Privada. Este mundo nuestro empieza a parecerse a un aeropuerto...

Al Kaffir dijo...

Diantres, llegué tarde. Ya está todo dicho, y muy bien por cierto, por gilber. Solo un detalle. Sr. Ricardo ¿Estaría mas tranquilo si no hubiera podido hablar como le sucedio en la Autónoma a Felipe González?¿Hubiera entonces sido digna noticia para este blog?

Ricardo Fernández dijo...

Hombre, Al Kaffir... ¡Qué va a llegar Ud. tarde!
No, no creo que me hubiera quedado mucho más tranquilo si este señor no hubiera podido hablar. Me hubiera quedado más tranquilo si no hubiera gobernado durante ocho años, pero ésa es otra cuestión que, además, ya no tiene remedio. Pero créame, me quedo feliz sabiendo que González se fue sin hacer ruido, sin poder hablar, sin insultar a nadie; y nuestro querido visitante se fue tras haber hablado y dejado una inmortal estampa.

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Hombre, Ricardo.... Feliz, lo que se dice feliz supongo que no sera.... Sinceramente te tengo por hombre con gustos mas refinados.

En lo que respecta a esa felicidad que me indicas, te recuerdo que este pobre pais que acaba de caerse del guindo de la opulencia, tiene pulgas mas consistentes que rascar que "un quitame tu ese dedo" pero, la prensa internacional (que ya la nuestra me importa un "güevu" a la vista de su poltroneria y amarillismo) se han relamido el colmillo pudiendo, una vez mas sacar tajada de nuestros desmanes mediaticos.

Yo, francamente, me suelo poner bastante triste cuando el tipo de marras suelta alguna de sus perlas, pero hoy me quedo sobrecogido por la simpleza de nuestros analisis.

Lo dicho, no está el horno para bollos y por encima de todo, desde la perspectiva de quien fué, por honestidad y coherencia hacia el cargo que ostentó, todos, sin fisuras deberiamos de sentirnos abochornados por tener mentecatos que van gritando y avasallando a la peña.

Pena que no hubiera habido una gran mayoria silenciosa que de golpe y porrazo no se hubiera levantado y los hubiera sacado a ostia limpia del local, evitando a la seguridad privada tener que meterse en jardines ajenos.

El ciudadano delega en el estado la capacidad de tutela y la capacidad punitiva frente a tanto barbaro como hay por el mundo, pero me temo que en esta España nuestra, el estado ha dejado de cumplir esa labor con el celo que el compete y nos esta dejando a los ciudadanos con el culo al aire.

Realmente, feliz, lo que es feliz yo me sentiria porque no hubiera ocurrido nada y el colega del bigote hubiera podido decir su milonga sin que nadie le interrumpiera. Eso, de verdad, me hubiera hecho inmensamente feliz.

Mas salud...

Ricardo Fernández dijo...

Ves, empezamos con los gritos, seguimos con los dedos y acabamos sacando a hostia limpia a la gente de los sitios... No sé, no sé...

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

A la gente no Ricardo, a la gente se la puede invitar a irse, pero a esa panda de hijoputas que anda reventando a la peña, sinceramente creo que es el momento de decirles que ya no estamos por la labor.

Me encanta que se le pueda poner la cara amarilla al tipo de marras pero no de esa manera. La ciudadania, deberiamos de adoptar una postura mas beligerante con todos los animales que se han empecinado en hacernos la vida imposible cuando no a pegarnos un cadenazo o un tiro.

Mi deseo, no pasa por que aparezca un movimiento justiciero, pero te juro que estoy hasta las pelotas de poner la otra mejilla.

Salud

Al Kaffir dijo...

No creo que el personal de seguridad privada se lo pasara mal. Véase usted con cien kilos sacando a empellones a uno de esos energúmenos vociferantes ante el clamor del respetable, tiene algo de taurino. Bromas a parte, hay algo que me parece tristemente importante: A parte de los gritos de "fascista" de esos majaderos las "buenas personas" que estaban presentes en la conferencia increparon a los primeros con otros gritos de "rojos", incluso se dice que algún "arriba España". Parece que quisieran revivir el espíritu funesto del 36. Me parece, por ambas partes, tan …rematadamente estúpido creerse herederos de la mala baba de aquella época cuando no nos podemos ni imaginar como se pensaba entonces por mucho que habremos leído, escuchado y visto sobre aquello. Me parece de una gratuidad enfermiza.

Ricardo Fernández dijo...

Pues Al Kaffir, qué quiere que le diga: Que lleva Ud. una grandísima parte de razón.
Con la nota y la foto que la ilustra pretendía afear la conducta de quienes no dejan hablar a los demás. Pero también la de quien ha sido máximo responsable de la gestión de un país durante mucho tiempo; alguien que al que han votado muchas personas y que no puede, no debe, responder así. Comparaba dos situaciones, dos expresidentes...
Pero lo que ignoraba, además, era que el aula de la Facultad en la que se produjo el altercado, se hubiera convertido en un parque temático de nuestro más lamentable pasado.
Qué quiere que le diga: a mí me nacieron mal aquí. Es deprimente.

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Estimados Ricardo y Al Kaffir.

Veo que ya todos hemos llegado a la conclusion final que podriamos resumir en el siguiente titular:

"Estudiantes increpan valientemente a un lider del movimiento fascista poniendo en grave riesgo su integridad al estar rodeados de militantes neonazis".

Señores, nadie se llama andanas respecto al pelaje de algunos de los que estaban en la conferencia pero la realidad, la cruda realidad es que estaban sentaditos en su silla escuchando al gurú de los Neocon a la española.

Sospecho que nadie pondria los ojos en blanco si esta situacion fuera a la inversa y parte del respetable gritase aquello de "fascistas", "Viva la Republica" o eslogans deportivos equivalentes.

Admito que probablemente no hubiera dedo en alto (podria decirse que es un probable tic que le empuja a levantar el dedo en vez de toda la extremidad...), pero con toda seguridad de lo que estariamos hablando seria de eso, de la imposibilidad de expresar libremente una idea, legitima.

Insisto y lo haré hasta la saciedad. La ideologia es libre pero en la vida real tiene que haber unas normas minimas de convivencia y la noticia, la real y cruda noticia es que unos fascistas de "tinte colorao" reventaron una conferencia de un ex-presidente de este pais. Y eso deberia de ser donde se ponga el enfasis inequivoco de todos los que nos definimos como defensores de la libertad.

En fin, la vida es asi. Por una parte estoy discutiendo con aliados naturales en aparente defensa de un personaje que me produce repelus, pero hosnestamente no puedo hacer otra cosa.

Por cierto, de las maneras del ex inquilino de la Moncloa ya teniamos noticia por anteriores situaciones y por declaraciones en las que dejaba inequivoca muestra de su chuleria.... pero eso es otro asunto.

Salud