viernes, enero 22

Un transexual en el Gran Oriente


No tengo una muy buena opinión del diario L´Express a la hora de informar sobre las cuestiones "masónicas" que atañen al Gran Oriente. Me recuerda a algún que otro diario español capaz de convertir en detritus lo que le pongan por delante; pero hay veces que la tarea se le pone muy fácil a los voceros de la caverna. En cualquier caso, cójase con pinzas y prudencia la noticia que se transcribe más abajo en la que, ya de mano, se aprecian unas cuantas medias verdades y alguna que otra inexactitud puestas con muy mala leche.
De todos era sabido que existían personas transexuales, en el Gran Oriente y fuera de él. No voy a entrar aquí en el detalle de en qué logia están o dejan de estar, pero es un hecho cierto y ya en su día Jean Michel Quillardet expuso una postura clara contraria a la exclusión. Éso no ha cambiado. Era lo que nos faltaba, que a estas alturas de la película alguien pretendiera hacer más hondo el hoyo en el que caben las diferencias, y anegara el trabajo que tantos y tantas, miembros de la masonería o no, hacen por combatir la exclusión y las posiciones cerriles.
El problema, el gran problema -de ser correcto lo que se nos cuenta-, salta a la vista: Traduzco a continuación la noticia publicada en el día de ayer por el diario L´Express en la que leo unas declaraciones que me han dejado perplejo.
¿A dónde vamos? ¿Nadie se da cuenta de que hacemos el ridículo?
No digo más, pero me resisto a callarme en un punto: Mujer es quien siente, vive, ama y existe como mujer. Ni genética, ni hostias.

-----------------------------
UN TRANSEXUAL EN EL GRAN ORIENTE

El Gran Oriente de Francia, que no acepta mujeres en su seno, acepta que un hombre que ahora es una mujer siga siendo un hermano.

Un miembro de la principal obediencia francesa de la francmasonería ha cambiado de sexo. Para sus hermanos, que no aceptan la mixtidad, sigue siendo un hombre.
Por primera vez, la principal obediencia francesa, masculina, ha admitido el cambio de sexo de un hermano. Hace 35 años, fue iniciado en el Gran Oriente, en París, y acaba de modificar su estado civil. Que una hermana sea reconocida en el Gran Oriente es algo de lo que no existe precedente. Normalmente, a los transexuales se les recomienda fraternalmente incorporarse a una obediencia mixta o femenina.
¿Un primer paso hacia la mixtidad? "Para nosotros, aunque jurídicamente sea una mujer, ha sido iniciado como un hermano y sigue siendo genéticamente un hombre", responde Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente.
El último convento del G.O. rechazó además la posilidad de que las logias pudieran iniciar mujeres o afiliar hermanas de otra obediencia.

4 comentarios:

Masonería Mixta dijo...

naturalidad y elegancia: está iniciada y es del GOF pues que bien...
Lambicchi no necesita justificarse o es que los hermanos de esta hermana ya no son sus hermanos...¿eh?

Ricardo Fernández dijo...

Lo de la invocación genética es francamente triste.

Manuel Alvarez dijo...

Ricardo, te digo que ya no entiendo nada, pero nada de nada.

Te interesará:

http://www.luissolana.com/?p=2739

Ricardo Fernández dijo...

Manuel, muchas gracias por el enlace. Ya te cuento.
En cuanto a lo otro...¡Es la realidad! Y la realidad es insuperable.