miércoles, enero 13

La dominación masculina

"La dominación masculina" es el título de una película-documental que estos días se puede ver en Francia. El cartel, que reproduzco arriba, se exhibía en el metro de París en los últimos días de diciembre.
Habrá, sin duda, quien esté cansado de tratar esta cuestión. Sobre todo porque con ese título y habida cuenta de las situaciones que se viven cotidianamente, todo puede ser interpretado como una crítica indirecta o una llamada de atención ácida frente a la exclusión o el trato diferencial hacia las personas en función de cuáles sean sus "elementos característicos". Críticas y llamadas de atención que, como si de remachar un clavo se tratara, martillean siempre en el mismo lugar y apuntan repetidamente hacia las mismas entidades. En efecto, cuando algunos hablamos de esta cuestión, el común de los lectores está pensando en lo mismo.
Pero igual que Rosa Parks no se cansó, ni tampoco lo hizo Nelson Mandela o Abraham Lincoln, no puede admitirse el agotamiento a la hora de enfrentar esta otra "diferencia". A las mujeres se las sigue excluyendo (y algunas colaboran de forma complaciente), se las discrimina por el hecho de serlo. Es una realidad. Decididamente no cabe el cansancio, del mismo modo que no puede entenderse el porqué la segregación en función del color de la piel está ya mal vista pero no así otro tipo de "apartheid", ancestral y primario.
Hace pocos días hablábamos de Portugal y de la existencia de matrimonios civiles de primera y segunda en función del sexo de sus contrayentes. No podemos dejar de hablar en este pequeño ventanal de esa otra segregación que es la que regularmente se practica con las mujeres por el mero hecho de serlo. Así que queda confirmado: Al menos en mi casa, la fatiga no existe.
Quienes tengan interés en ver el trailer del documental tienen el enlace aquí; o pueden pinchar sobre la imagen que ilustra esta nota.

No hay comentarios: