domingo, enero 10

Exposición en Valencia: Un catálogo


Entrada a la Exposición "Masonería e Ilustración", en el MUVIM, Valencia

Al volver de mi último viaje vi que tenía en el buzón, desde hacía varios días, un aviso de Correos con una nota manuscrita: "Ausente de reparto", decía. El viernes, con todo el papeleo del trabajo un poco más ordenado, me metí el resguardo en un bolsillo del abrigo y me acerqué a la calle Santa Susana. Cuando llegó mi turno, el funcionario me entregó un sobre grande, de esos que están forrados por dentro con plástico de burbujas. Al llegar a casa lo abrí y tuve entre las manos el sobrio y elegante catálogo de la exposición que se exhibe estos días en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad: Masonería e Ilustración.
No dejo ni dejaré de sentir orgullo al formar parte del Gran Oriente de Francia, porque a pesar de los momentos de bochorno que he pasado (todo el mundo sabe cuál es mi empeño y las causas de tantas decepciones), existe una gran historia, una hermosa amistad y buenos compañeros de viaje, y un compromiso con unos valores que percibo y siento de una forma muy intensa; éso significa entre otras muchas cosas que no puedo tener sino alegría al ver el producto del trabajo que se hace en lugares distantes de Asturias. Nunca el autor de este blog ha guardado silencio ante las iniciativas de otros talleres, la aparición de nuevos triángulos o la creación de nuevas logias. Y así seguirá sucediendo. Unas veces las cosas nos saldrán mejor, otras peor; unas, podremos comunicar extraordinarias noticias y otras padereceremos el infortunio; en unas ocasiones acertaremos, en otras cometeremos errores garrafales. Pero el G.O.D.F es la obediencia masónica de la que formo parte y en él reside la esencia de mi compromiso, por él trabajaré, y a él aportaré aquello que en mi modesta opinión contribuya a engrandecerlo. Y eso lo haré contra todo viento y marea. No soy el único que piensa así: El trabajo que se viene poniendo en práctica en diversos puntos de la península es la prueba de ello.
La exposición de Valencia y todos los actos organizados en torno a la celebración del 30 aniversario de la Logia Blasco Ibáñez, no son sino una muestra viva de una sensibilidad masónica diferente a otras: la que representa el Gran Oriente en España. Y el catálogo, recoge de forma fidedigna todo ese sentimiento; también es el espejo en el que poder contemplar la historia orgullosa, con sus momentos de gloria y sus estapas oscuras, de la masonería en un momento trascendente del devenir de la humanidad, y por ende, la de la obediencia masónica liberal más antigua de Europa, presente ya en España a mediados del siglo XIX en las ciudades de Gijón y Barcelona.
Excelente trabajo el de Pierre Mollier y Ludovic Marcos, Director y Conservador respectivamente del Museo de la Francmasonería (antes Museo del GODF); y excelente también el trabajo de la Respetable Logia Blasco Ibáñez, traducido todo él en una cuidada redacción de los textos y en una original selección fotográfica del material traído de París.

Para más información sobre el catálogo de la exposición, póngase en contacto con el autor del blog.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por los comentarios.

LBI.