domingo, diciembre 6

Declaración de Venecia

Esta nota podría llevar por título, además de la referencia a la Declaración de Venecia, un apartado explicativo a continuación del signo ortográfico "dos puntos". Algo así como "Política exterior del Gran Oriente de Francia" (G.O.D.F.). Pero creo que sería un enfoque desacertado por excesivo e inmodesto en la redacción del texto, aunque no equiparable a la cantidad de disparates que, en los últimos meses, se han escrito en otros espacios acerca de los acuerdos y gestos externos del Gran Oriente.
En efecto, el año 2009 ha tenido sus instantes relevantes para el G.O.D.F. en lo que a manifestaciones públicas y relaciones con terceros se refiere. Me vienen ahora a la cabeza dos momentos dignos de mención, y respecto a uno de los cuales ya me hice eco en estas páginas. Me estoy refiriendo a la creación del Espacio Masónico Español, cuyo objeto no ha sido otro que poner en práctica un particular acto de exteriorización de carácter bianual, compartido por las cuatro principales obediencias liberales que actúan en suelo español, y que, en su primera edición, ha tratado sobre la inmigración y la importancia que la asimilación del laicismo puede tener para afrontar la variada problemática que plantea. Otro acto de especial trascendencia ha sido la firma por diversas organizaciones masónicas europeas y africanas de los Acuerdos de Casablanca, por el que se pretende garantizar la propagación de la masonería autóctona en África, limitando la expansión en el continente de las entidades de las viejas potencias coloniales.
Si ahora (pasado ya tiempo desde que se hilvanaron tantos delirios en torno a estos dos episodios en los que tuvo participación activa la dirección del G.O.D.F.), me refiero a esta cuestión, es porque hace un mes se celebraba en Venecia el encuentro de la Unión Masónica del Mediterráneo (U.M.M.) y no quiero que el silencio o la vanidad ajena vuelvan a ser fuente de desinformación general.
La U.M.M. es otro más de los distintos espacios creados por las diferentes organizaciones masónicas que, con una orientación u otra, hallan un marco geográfico para el encuentro, entendimiento y acción conjunta. Nada incompatible con el europeísmo, con la vocación internacional de organizaciones como el Gran Oriente, o con el enfoque universal que caracteriza el ideal masónico.
De lo tratado en la conferencia de este año resalto especialmente lo que se ha dado en conocer como Declaración de Venecia, un texto suscrito por todos los participantes a propuesta de la Gran Logia de Italia y el Gran Oriente de Francia. No voy a transcribir todo el documento, pero sí una parte de él que me parece relevante por dejar traslucir precisamente esa vocación de utilidad, de implicación directa en los problemas de nuestros días, de superación de las fronteras que dividen a los seres humanos:

"Piden (las potencias masónicas firmantes) a las instancias competentes de la Unesco, la Unión Europea, la Unión Mediterránea y la Liga Árabe, que refuercen de forma colectiva y coordinada sus diversas actuaciones en beneficio del desarrollo de los derechos y libertades de la juventud de los países del Mediterráneo.
Deciden la creación del "Premio de la Unión Masónica Mediterránea para la Juventud", dotado por una beca por importe de 10.000 Euros, destinado a promover cada año proyectos colectivos de carácter humanista al servicio del diálogo intercultural y de la cooperación entre los jóvenes de los países del Mediterráneo.
Deciden dirigir esta Declaración a las Organizaciones No Gubernamentales juveniles acreditadas ante la UNESCO, a los órganos de dirección de ésta, de la Unión Europea, de la Unión Mediterránea y de la Liga Árabe.
Adoptada en Venecia el día 7 de noviembre de 2009"

*Nota: En el Blog Colectánea Masónica, los lectores pueden acceder al texto completo de la Declaración de Venecia . Otra fuente fiable para acceder al documento es el Blog de la Logia Mozart (GODF-Madrid).

3 comentarios:

Administrador dijo...

Estimado Ricardo; NO sé si habrá habido tantos delirios como dices, es posible, ya se sabe de la lucidez de los locos que es antologica... lo único que sé es que frente a los argumentos expuestos, la contestaciones a esas argumentos fueron de descalificaciones personales. De todas maneras hay quien en toda esta historia nada y gaurda muy bien la ropa, y quien miente.. Te recuerdo que Auch se nos dijo a mi y a un VM que el EMdE era una cuestión de un Hermano.
Debo decirte que cuando saqué mis artículos sobre el tema se corrigieron por alzada las taryectorias y del EME se paso al EMdE, proque yo expuse el tema...
En todo caso lo que ya le dije a D. Aimé. Agua pasada no mueve molino, y lo que sea será, y se verá, creo más en los trabajos que en las buenas maneras y en las rimbombantes palabras de exteriorización.
UN TAF
Victor GUERRA

Ricardo Fernández dijo...

Querido Víctor:
Mi texto pone lo que pone y nada más. Creo que, con mejor o peor fortuna o intención, te has equivocado de medio a medio.
No es mi propósito debatir contigo en un espacio público pero sí te diré que hay climas en los que es imposible trabajar; que las buenas maneras ayudan y evitan las malas de todos; y que sobre la rimbombancia es mejor no hablar.
Un TAF.

Administrador dijo...

Supongo querido Ricardo que las buenas maneras ayudan mucho, pero no las hipocresías y dobles juegos, y las interpretaciones retorcidas de las cuales hay mucho sembrado...
En cuanto a rimbombancia estimado Bloguista nada que decir, los escritos escritos están y los pots ahí están para ver y leer.
Pero como siempre me equivoco de medio a medio, Que le vamos hacer.