jueves, octubre 22

Altísimos tacones


Estaba mirando por la ventana del despacho mientras hablaba por teléfono y pude ver a unos policías municipales agitarse, meneando los brazos con un remango repentino y un tanto ridículo, dando pitidos con sus silbatos, técnica que todos sabemos es muy efectiva para imprimir velocidad en las rotondas y cruces.
Una jauría de sirenas, motos, beneméritos guardias y coches oscuros, atravesó la plaza dando escolta a otro vehículo que llevaba una banderita azul. En su interior el hijo del Jefe del Estado y su cónyuge, que acaban de llegar a la muy noble, leal, buena, invicta y heróica ciudad de Oviedo.
La vida de la ciudad se torna convulsa estos días: el tráfico cortado, calles enteras acordonadas, azules policías armados de subfusil apostados a discreción, la laca se adueña de los lugares más ilustres, las corbatas adornan las panzas que pululan por los alrededores del Reconquista y de la calle Uría. Vetusta se encuentra a sí misma.
Pero todo vale la pena: Dice la radio que acaban de bajarse del coche y que la muchedumbre les saluda feliz. Él viste un traje gris marengo. Y ella lleva unos altísimos tacones "según nos tiene acostumbrados", en palabras textuales de la locutora de Radio Nacional de España. No me digan que no merece la pena: gris marengo y taconazos.

9 comentarios:

Ucuyaya dijo...

Eres genial¡¡¡¡ que ironía...
Felicitaciones. jajajaja

Ricardo Fernández dijo...

No, gracias a ti por leerme y aguantarme. A veces tengo la impresión de ser un poco monótono y repetitivo.

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

Repito aquí lo que te escribí en facebook: vasallos, no ciudadanos, los reciben.

Anónimo dijo...

hay estos dias en oviedo o en asturias, conferencias de personas a las cuales sin estos premios sería imposible oir. Pero claro lo más importante son los tacones, o la minifalda.
Estos días criticamos el recorte para la ciencia en españa, pero al final nos importa poco. Lo importante es la altura de los tacones TENGASE ENCUENTA LA IRONIA DE ESTE ARTÍCULO.
LO MEJOR SERÍA QUITAR A TODOS LOS MUNICIPALES Y ASÍ NO NOS ENTERARIAMOS QUE ESTAN ESTOS DOS CIUDADANOS EN OVIEDO.

ANDABAO

Ricardo Fernández dijo...

Andabao, creo que me confunde el tocino con la velocidad. Yo digo lo que digo. A mí me parece muy bien que haya conferencias. Yo estoy organizando una ahora y creo que no asistirán estos dos ciudadanos; pero la nota iba en la dirección que iba.
Recortes en las ciencias y en las artes: En Oviedo acaba de desaparecer el premio Tigre Juan. Se le entregó a figuras de la categoría de Luis Sepúlveda... Y se acabó el premio porque no hay presupuesto. Eso sí, la Pantoja ha venido. Y el fartódromo sigue a pleno rendimiento...

Utopia, pero menos. dijo...

El oropel y la ñoñería no desaparecen con la abolición de la monarquía. Digo yo.

Anónimo dijo...

LO siento D. Ricardo. tiene razón, he de reconocer que he estado con este comentario totalmente mosca cojonera. Lo siento mucho.

ANDABAO

Ricardo Fernández dijo...

Utopía, mon ami, yo no hablaba nada de monarquía: contaba el triste espectáculo matutino :) No se me olvida la experiencia de ver a tantos franceses pendientes de la hija del Jefe del Estado un día de esos de boda por todo lo alto en la catedral... O sea, que algo de razón llevas...

Ricardo Fernández dijo...

Andabao, tampoco se me ponga a fustigarse ;-)