lunes, octubre 12

Ágora, de Alejandro Amenábar


Amanezco en el día de fiesta del laico alcalde de Zaragoza y leo en el diario La República (el diario digital vinculado al PCE, no el periódico italiano) una noticia relativa a la última película de Alejandro Amenábar. Ya la tuvo el hombre cuando rodó "Mar adentro", calificada por la caverna como "apología del suicidio", y ahora le toca con la mala memoria histórica del catolicismo... Cada cual que saque sus conclusiones, que yo ya no digo más.

-------------------------------------

El fundamentalismo católico y sus medios afines, como la COPE, contra la obra de Amenábar

El Vaticano presionó para que "Ágora" no se proyectara en España e Italia

El film que narra la historia de Hipatia, filósofa y matemática alejandrina del siglo V, es una llamada a la tolerancia y a la razón. Así describe su película Alejandro Amenabar. Sin embargo, la Iglesia católica la presenta como contraria a la religión. Incluso el Vaticano ha presionado para que no se proyecte el film en Italia y en España, mientras que la COPE asegura que constituye “un acto más en el combate sectario contra el cristianismo”.
Un diario italiano, La Stampa, aseguraba que Rachel Weisz, la actriz que encarna a la protagonista de la historia, “da miedo al Vaticano”, aunque fuentes cercanas a la Santa Sede niegan estar detrás de que el film no haya encontrado todavía distribuidor en el país, tachando de “disparate” la acusación.
En España, los medios mas reaccionarios y ultracatólicos se han lanzado contra la película. Así, en la web de la COPE, la emisora de la Conferencia Episcopal, se asegura que “Amenábar recurre al enfrentamiento entre la cosmovisión cristiana y la pagana, en un contexto histórico muy alejado de nuestras coordenadas, para emitir una sentencia histórica: si el paganismo fue luz, el cristianismo no ha sido otra cosa que oscuridad”. “Hipatia aparece en la película como la víctima de un cristianismo desalmado y cruel que prefiere la espada a la inteligencia, y la fuerza a la mansedumbre”, aseguran.
También desde el diario La Razón, Jesús Trillo Figueroa, miembro del patronato de la FAES, vinculado a círculos ultracatólicos y hermano del responsable jurídico del PP, arremete con dureza contra Ágora. Según él, “todo lo que cuenta es mentira de principio a fin” y nos encontramos “de nuevo” ante “un ataque ideológico perfectamente orquestado”. “Forma parte de la estrategia de reescribir la Historia a la que es tan aficionada nuestra izquierda”, advierte.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

hola

he visto la película, ya para mi es excelente. Está claro que se toma alguna licencia para hacer la película, pero está claro que la Señora protagonista fue muerta por un grupo de cristianos.

No veo el problema para los cristianos que se ofendenm, es como si en la actualidad criticamos a unos ultranacionalistas vascos, y se mosque alguien en Vizcaya.

En la película deja claro que es un grupo de ultracristianos muy concreto

CIRILO

Manuel Alvarez dijo...

A la par que reconozco que es una excelente película, sí existe,a mi entender un tic maniqueo.
Como en el fotograma de "los cristianos"
quemando la biblioteca de Alejandría, o "los cristianos cargándose a la Señora".
Enfín, existen indeseables en cualquier colectivo, cosa que nunca me cansaré de repetir o que el catolicismo no es cristianismo es vaticanismo.
Tengámoslo, por favor, siempre en cuenta.
Un TAF a todos.

Ricardo Fernández dijo...

Bueno, yo pondría más el acento en los conflictos religiosos; en los dogmatismo exacerbados; en la tentación de imponer a los demás las creencias propias como verdad absoluta, suprimiendo a aquellos que son diferentes, sienten de forma diferente, piensan de manera también distinta. Amenábar podría haber sido todavía más terrible, porque la muerte que narra de Hipatía y la que nos llega en las crónicas de la antigüedad son también muy, muy diferentes.

Anónimo dijo...

Ricardo
más daño hacen verdades no enteras

DORAEMON

Ricardo Fernández dijo...

¿Por ejemplo?

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

A mí me gustó muchísimo. La actriz me pareció sencillamente magistral; la intolerancia de las religiones a mi modo de parecer muy bien reflejada, yo no vi maniqueísmo:la asesinaron cristianos fundamentalistas ¿no? y creo que de un modo terrible, al parecer lo que en realidad sucedió fue que le quitaron la piel con cuchillos hechos con conchas marinas, y la dejaron desangrarse, Amenabar no entró ahí.

Manuel Alvarez dijo...

Bueno, es que si vamos por ahí...a sensu contrario en el Coliseo de Roma
y si hablamos desde las crónicas historiográficas, no creo que los cristianos se comieran a lo leones, eso sí era sadismo, pura "finezza".
Item más, ¿en nombre del ateismo no se cometieron purgas y asesinatos de manual estalinista?
Enfin, huyamos de los fundamentalismos. De cualquier signo.
Y por Dios, librémonos del "y tu más".
Todos nosotros tenemos nuestros demonios particulares.
Yo intento librarme de ellos todos los dias.
Un TAF, que perdéis la formas :)))

Al Kaffir dijo...

No he visto la película pero los datos históricos cuentan que cuando los macedonios entraron en Egipto y se fundó la dinastía Ptolemaica trataron a los naturales del país como a ciudadanos de segunda, eran una oligarquía separada de la población mayoritaria que incluso se inventaron un dios, Serapis, para representarse ellos en el panteón, vivían separados en el exclusivo barrio griego y practicaban una soberbia social e intelectual, y arruinaron Egipto para la construcción de la biblioteca a la que los propios egipcios tenían el acceso prohibido. Séneca y Plinio el joven los despreciaban profundamente. El odio que desde hacia 700 años la población aborigen sentía fue conducido por Cirilo, Obispo de Cirene, patriarca de Alejandría y santo, contra sus enemigos políticos, en este caso el prefecto imperial Orestes al que Hipatia apoyaba para derrocar a Cirilo, es cuando este la acusa de bruja, puta, hereje y cualquier cosa que le valiera y es mas tarde cuando una turba de monjes parabolanos, unos brutos que se encargaban de los enterramientos y los hospitales, la agarra y la desollan con conchas. Lo que es mas importante es señalar que fue asesinada por motivos políticos, no religiosos. Fue durante la ilustración cuando Voltaire recuperó la memoria de Hipatia como argumento para atacar a la iglesia.

Al Kaffir dijo...

Y no quemaron la biblioteca, solo la capturaron y construyeron en el serapeum una iglesia.

Anónimo dijo...

Estimado Al kaffir.

estaba esperando su opinión para intervenir en el foro.
He visto la película y creo que esta refleja que la mataron por su influencia en orestes (puede tener razón, puede ser un motivo político), lo que no tengo muy claro es la diferencia en aquellos años entre religión y política, tambien la tengo de que exista en la actualidad.
la película refleja que la mataron una "corriente" del recien creado cristianismo (400 años + o -)que utilizaron para sus causas políticas argumentos religiosos (no consigo ver la diferencia).
Lo que no comprendo es como algunos católicos se sienten tan aludidos, es historia, y cada uno de nosotros no somos responsbles de nuestros antenpasados. Yo no me siento molesto si Dicen que Stalin era un genocida asesino, si lo fue, pues lo fue y ya está, y no me molesta.

Un placer y disculpe mis tonterias

ANDABAO

Al Kaffir dijo...

Ninguna tonteria, maese Andabao. Que se sientan insultados los cristianos por la pelicula es como si los alemanes se molestan por la última de Tarantino, la paranoia es así de mala.

Manuel Alvarez dijo...

Apreciación gnóstico/metafísica:
El catolicismo se parece tanto al cristianismo primigenio como una piedra al cincel.

Ricardo Fernández dijo...

La verdad es que me alegra mucho que se produzcan estas intervenciones. Creo que aportan mucho. A mí al menos me aportan mucho.
Probablemente no comparta la visión de algunos de vosotros y esté muy, muy próximo a la posición del Sr. Andabao. Pero en general creo que se hacen planteamientos que ayudan a alejar fantasmas dogmáticos. Fantasmas siempre presentes y que, por lo que se ve en la noticia de la que me hacía eco, a algunos les impiden dormir bien: No sé si será por la mala conciencia.
Interesante la apreciación de Manuel diferenciando entre cristianismo y catolicismo.
Diré que a mí no me estorba ni me molesta (era lo que faltaba) que una persona sea esto o aquello. El problema empieza cuando esa creencia pretende "reinar" sobre todo el orbe y erigirse en valor absoluto e incontestable. Eso me asusta y me preocupa.