lunes, septiembre 7

Gran Oriente, gran asamblea...


No espere nadie un análisis hondo por mi parte acerca de lo que ha sucedido en Lyon. La ilustración lo dice todo y no merece la pena hacer más cábalas. La tenía guardada en el portapapeles desde hace unos seis o siete meses, así que todo el mundo podrá hacerse una idea de qué esperanzas albergaba sobre el "recul" de Lyon. Me ahorra aburrir al lector con insufribles peroratas a las que ya les he dedicado mucho tiempo a lo largo de los últimos tres años.

2 comentarios:

Amalia dijo...

Gracias, amigo, por la defensa que llevas haciendo desde hace tanto tiempo porque nosotras podamos sentarnos "en cualquier parte del autobús", en aquella que más nos guste, sin tener buscar recovecos para ser invitadas a compartir banco en los talleres del Gran Oriente de Francia. A veces me pregunto si el GODF nos merece????

Ricardo Fernández dijo...

Gracias a ti por el oxígeno y la luz solar. Porque probablemente sin eso tampoco uno hubiera podido armarse de tanta tozudez. Ya sabes que los momentos de asfixia y los días nublados han existido.
No sé si el GODF nos merece o no. Creo que sí. Pero lo más importante es saber que dentro del GODF hay muchas personas que libran la misma batalla y con idéntico empeño. Somos muchos y seremos más. Si no fuera así, indudablemente, no merecería la pena. Gros Bisses!!!