domingo, septiembre 20

¡Empanada masónica!

Con lo que uno lleva viendo en los últimos tiempos, añadirle un compás y una escuadra a una empanada debería hacer a muchos más apetecible esta maravilla que aquí presento. Daré cuenta de ella dentro de un par de horas, más o menos, en la mejor compañía, tejiendo probablemente una conspiración para celebrar que mañana no trabajo.
Hay gente que cuando cocina un pan le hace la señal de la cruz con la finalidad de que salga más tierno y esponjoso. Otros, cuando cuecen un pulpo ponen en el agua una moneda de cobre o un corcho; dicen que así se aseguran que salga blando. Así que fieles a la tradición, supongo que esta empanada santificada con nuestro histórico emblema, será todavía más empanada si cabe.
Más empanada. Algunos comen a diario empanada masónica y viven su existencia bajo los efectos de un permanente coma digestivo. Empanada masónica por la mañana para contar indios: somos más; somos los quintos empezando por el fondo; somos los primeros; somos los decanos; los más antiguos de los antiguos; los más modernos; los mejores e insuperables. Empanada masónica a medio día, para tener más pedigrí que nadie. Empanada másonica de postre, para ser el más míxto de los mixtos. Empanada masónica a la cena, para inaugurar más pantanos que nadie. Sí, hay quien lleva la empanada masónica a cuestas y pasea embotado de acá para allá, desnortado, desosrientado, haciendo camino a la nada mientras anda dando vueltas sobre si mismo, ombligo del mundo.
Así es la vida: La empanada masónica consumida en elevadas dosis puede tener todos estos efectos secundarios. Por eso, mañana, caerá un arroz.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

pues a comela al campo san francisco.
Buen provecho.

Andabao

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

¡Menuda pinta! No sabía que fueras tan buen cocinero.

¡Qué injusticia de metáfora!

Ucuyaya dijo...

Esto de la empanada Masónica me ha preocupado, tan mal andamos de simbología que tenemos que estar representados en una empanada.
A ahí, a ahí……………..
Bueno al menos es comida sana, al igual que la masonería.
Paisanos buen provecho.

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

Al hablar de "metáfora" no me refería a este caso concreto de la masonería sino a "empanada", en general, por su carácter peyorativo.

Anónimo dijo...

¿PERO DE QUE ES LA EMPANADA, QUE LLEVA DENTRO?, ¿DE PAN O DE HOJALDRE, GALLEGA, ASTURIANA O DE SAN CLAUDIO?
¿CON QUE VINO LA RECOMIENDA? ¿EN EL CESPED O EN EL PRAO?

ADABAO

Ricardo Fernández dijo...

Pues la empanada es de masa más bien quebrada y muy fina, asturiana, rellena de bonito y pisto con berenjena... Y para comerla sentado donde más rabia le dé: Se presta a todo tipo de superficies y acomodos.

Anónimo dijo...

Muy agradable lo de la berenjena, lo tenemos totalmente desprovechada en asturias. nunca mey había dado con una pasta brisse

Andabao