martes, abril 14

14 de abril


Hoy es de nuevo 14 de abril. Otro aniversario más de la proclamación de la II República Española con el que me doy de bruces.
Casi a las once de la mañana me llegaba un correo electrónico al móvil en el que la Agrupación del PSOE en la que milito, me informaba de un acto en recuerdo a las víctimas del franquismo que iba a tener lugar esta tarde, a las cinco, en el cementerio de San Salvador. Allí hay una gigantesca fosa común.
Se trata de un recinto entre rectangular y cuadrado abierto por dos de sus lados y limitado por los otros dos por la tapia del propio cementerio. Sobre ella se han colocado lápidas de mármol negro con cientos de nombres y apellidos. Hombres y mujeres (para este tipo de padecimientos no suele discutirse sobre igualdad) de Oviedo, Gijón, Avilés, Tapia, Mieres, Ribadesella, Langreo... Podría resultar un elogio a la memoria y sin duda lo es para quienes organizan el acto (la Asociación de Amigos de la Fosa Común); pero algo estamos haciendo mal. Algo falta en este republicanismo de bandera tricolor y poco más que se limita a teñir las paredes semiabandonadas de las ciudades con sus pasquines.
Hemos logrado asociar en un único concepto República y guerra. Hemos unificado la ilusión que fue un día con la tragedia del día siguiente. Hemos hecho un flaco favor -y lo seguimos haciendo cada día- al no separar con claridad la celebración del nacimiento de la República Española y la de su asesinato. Mal podemos soñar un futuro republicano en España si no somos capaces de idear una estructura estatal diferente a la monárquica en la que quepan todas las ideas respetuosas con la democracia; por lo pronto no se está haciendo. Peor podemos imaginar una nueva República si no somos capaces de alejarla del fantasma de la guerra. El año tiene trescientos sesenta y cinco días. Guardemos uno para recordar la alegría, para explicar qué fue y qué habrá de ser; y escojamos cualquier otro para honrar la memoria de los muertos.

8 comentarios:

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

Hoy fui a la manifestación republicana de Gijón y en su transcurso me pregunté varias veces qué es lo que yo hacía allí, las consignas que gritaban me parecían muy ofensivas y groseras, no es ésa mi idea del REPUBLICANISMO; empezó a llover, acabé pingando, y hubo un momento en el que no supe con exactitud si eran gotas de lluvia o lágrimas lo que había en mi cara.
Casi siempre, me siento fuera de contexto, y hoy no podía ser una excepción. Por quedarme con algo positivo: el paseo por El Sucu, dando gracias y gracias a tant@s como están enterrados en el anonimato y gracias a los cuales yo puedo escribir estas reflexiones aquí y con la seguridad de que nadie vendrá a picar a mi puerta al amanecer; gracias, gracias a tod@s los que habeis muerto por mí, gracias a tod@s los anónimos que habéis logrado que mi vida sea mejor, gracias a tant@s republican@s que no quisieron la gloria sino mejorar la sociedad, gracias, gracias a tant@s sin papeles...
IGUALDAD, FRATERNIDAD, SOLIDARIDAD...

Anónimo dijo...

Hola Doña Julia, francamente como rosa la visualizaba de otra manera,rubia y con el pelo rizado. Lo que si es verdaz es que debe sentirse más libre, ya que me parece que su estilo de escribir o expresarse ha cambiado.

Yo al contrario utilizo otro nombre, me da más libertad, ya que por desgracia los cobardes necesitamos del anonimato.

en el tema de loa república, me parece que se nos incha la boca, antes habría que ir a cambiar las estructuras del estado, o mejor dicho a saber que modelo de estado queremos los españoles (organización territorial, sistema judicial, elección de jueces, eleciones presidenciales separadas de las legislativas,...), y despues de todo esto y de tenerlo asentado en la memoria colectiva, podremos plantearnos ir hacia la república.
bueno al contrario de Ricardo, no estoy deacuerdo con lo del armario, ya que avbeces pienso que el único que estoy fuera soy yo y todos los demás están dentro. (ja, ja ja)

Felicidades Doña Julia por sentirse más libre

Saludos de un COBARDE


ANDABAO

Ricardo Fernández dijo...

Andabao, ¡¡¡qué exagerao!!!
Ud. de cobarde no tiene mucho, me parece a mí.
En lo de la República no sé yo si estamos de acuerdo o no. Entender entiendo lo que dice pero yo me refería más bien a que está el norte un poco perdido.
Mientras asociemos república a guerra no hay nada que hacer. Y mientras asociemos república a izquierda tampoco tenemos nada que hacer. A eso me refería yo antes: Lo de las correspondencia unívocas es veneno puro para el republicanismo.
Y lo que cuente Julia es bastante ilustrativo: Lo que le pasó a ella me sucedió a mí hace muchos años. Fui a una manifestación contra la guerra de Irak (la de Papa Bush, el que estaba sobrio). Y allí empezó a corearse de todo, así que acabé muy cabreado.
De lo del armario no digo nada: A mí me sienta muy bien viento fresco, así que entiendo a Julia. Un fuerte abrazo.

Julia Rosa Álvarez Fernández dijo...

Siento mucho la decepción, Andabao, pero así es la vida... casi siempre decepción; es la foto de mi pasaporte y así soy, morena y de pelo liso, nada que ver con Farrah Fawcett cuando protagonizaba "Los ángeles de Charlie", aunque nunca pensé que el firmar con mi nombre afectase a mi forma de escribir.
En cuanto al tema de la República...creo que hay sitio para todos, cada uno tenemos una visión diferente del mundo y a algunos nos gusta ser un granito, en un pequeño granero, a la hora de reivindicar algunas cosas.
Y yo a usted... no me lo imagino cobarde.

Miguel Bernardo dijo...

Totalmente de acuerdo con Ricardo. Antes de la república hay que formar republicanos y éstos deben hacer presencia en los ayuntamientos sin complejos.. y no dejando su repubicanismo para cenas y banquetes.hay que aparecer en las instituciones y hablar del concejal republicano, del diputado republicano. De un republicanismo de tradición liberal ( sin que se prostituya la palabra), de una democracia radical (sin que se prostituya la palabra), de un republicanismo español ( sin que se prostituyan los españoles) . Hace falta una nueva alternativa, un paso al frente de los que nos sentimos el republicanismo como ideologia basada en la libertad, la igualdad y la fraternidad..

Al Kaffir dijo...

Esa misma experiencia la he visto mil veces. Personajes de la izquierda radical proclamándose dueños y señores de la única república posible, la suya, herederos del Frente Popular sin caer en la cuenta de que la segunda república era de todos y no solo de los parias de la tierra.
Ahora son pocos los que reclaman la república de una manera cabal. Los que se hacen notar es esa masa aullante de anarcomunizquierdantitodo demasiado ocupados en aullar que en hacer nada positivo. Ese cajón de sastre (o de de-sastres) es un peso que mientras esté ahí cualquier proyecto repúblicano esta abocado de irse al fondo. ¿Por que? Pues porque a esa masa el proyecto le importa un higo, osea un huevo...bueno, un cojón (de pato). Lo que en realidad buscan es estar unos en una posición eternamente opuesta y otros, los peores,lo ven como una pasarela para un proyecto superior definamoslo solo como antidemocrático.
Hace poco vi en casa de un familiar político (de la rama política de la familia, él es albañil) un mechero de IU con la tricolor y salió a colación el tema. Tres de los presentes me dejaron muy claro que la república es solo un proyecto de la izquierda y que la existencia de republicanos de derechas es una falacia.

Anónimo dijo...

Hola a todos

Doña julia, me la imaginaba con el pelo mas corto no como la de los "angeles", y al contrario ¿quien le ha dicho que haya sido una decepción?.
Al kaffir coincido con usted, eso mismo siento yo cuando salgo a la calle y para ser español haya que salir a la calle con la roja y amarilla y con un pajaron negro en el medio. Si votas a ZP ya no soy español, si escuho la ser tampoco, si estoy por la negociación tampoco, si defiendo los estatutos de autonomía y su desarrollo tampoco. Luego vienen por el otro lado, si voto a partidos estatales no soy ni republicano ni asturianista, si no estoy en contra de la clase burguesa soy un neoliberal, si no me manifiesto en contra de Isrrael soy un sionista de la peor calaña, y encima si no voy a Covadonga a ver a la virgen no soy asturiano.

Francamente, hasta los cataplines. como he dicho anteriormente. Creo que en muchas ocasiones el único que está fuera del armario soy yo.


ANDABAO

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Buenas noches

Definitivamente cada vez mas, me siento feliz careciendo de collar con chapa que me asigne una determinada forma de vivir o de entender la vida.
Republica VS Monarquia parlamentaria.
Nac(z)is españoles vs nac(z)is vascos, catalanes, gallegos, asturianos.....
Libertad de conciencia vs concienciados por la libertad (activistas).
Mayoria silenciosa vs Minorias politicas (partidos).

etc, etc, etc,

Todo excesivamente sesudo pero con un tufillo vanal que hace que la inmensa mayoria esté hasta el pirri de tanta palabra hueca.

Tengo para mi que las cosas son, al menos en principio mas simples que todo lo dicho: Yo, como administrado, casi me conformo con que mi pais:
* Garantice los derechos inalienables del Ser Humano.
* Erradique la violencia como forma de relacion.
* Establezca el derecho de los niños a recibir una educación no alienante.
* Postule que no existe mas diferencia entre un hombre y una mujer que una X o una Y.
* Que vele por que mis representantes sean:
* Honestos.
* Capaces.
* Intelectualmente equilibrados.
* Coherentes con sus programas.
* Razonablemente Justos.
* Y con un sentido Humanitario razonable.

Una vez que logre alcanzar esta perspectiva de equilibrio, básica desde todo punto de vista, me plantearé el resto de las exigencias.

La verdad, ¡que le voy a hacer! no tengo el cuerpo para banderas.

Salud.