jueves, marzo 26

Mientras perdemos el tiempo...


A través del Blog de Pablo Urbiola, Ideas en Lata, tengo acceso a las diapositivas que en el día de ayer fueron proyectadas en el colegio riojano concertado Purísima Concepción y Santa María Micaela. En Logroño conocen el establecimiento como "Adoratrices" y parece que ayer tuvieron una sesión de Educación para la Ciudadanía desagradablemente animada.
Comprenderán ahora los obispos el inmenso error en que incurrieron al oponerse a la citada materia escolar alegando aquello de que, a través de ella, se pretendía adoctrinar a la tierna infancia española.
La cuestión está en si comprenderán otros que lo de tender puentes está muy, pero que muy complicado. Y si comprenderemos todos a tiempo la que se nos viene encima si no nos espabilamos.
Sí, ya lo sé: soy un alarmista y no hay motivos para que cunda el pánico ¿Serán galgos...?

1 comentario:

Reyes Martell Gonzalez dijo...

Lamentable me parece y lo digo como "damnificada" de un video de similares caracteristicas que nos metieron por los ojos en aquellas lejanas epocas de estudiantes en el instituto, cuando ni siquiera se habian molestado en ensañarnos como se hacen los niños o como evitar que se "hagan". Recuerdo de la experiencia, aparte de la evidencia de lo desagradable, qe tuve que salir de la sala para vomitar (es textual) Eso si, fueron muy amables y nos advirtieron previamente que, si nos sentiamos mal por el contenido del video, podiamos excusarnos y nos dejarian salir (todo un ejemplo de comprension) Lo que no contaban era el tiempo de gestacion de los fetos que salian destrozados en el video. Tampoco nos contaron que un embrion de 14 semanas no tiene ese desarrollo y que las imagenes se correspondian con fetos de cinco meses de gestacion en la mayoria de los casos (como en las diapositivas que has puesto) Para que se iban a molestar?? si ya nos tenian donde querian con el trauma que supone a una mujer en pleno desarrollo hormonal ver esas imagenes manipuladas y perversas?? Lo que me extraña es que, ya adultas, muchas de nosotras llevemos una vida sexual sana.
Mas de lo mismo: cuando no hay razones es mas sencillo manipular que reconocer que no hay razones.
Un abrazo Ricardo