miércoles, marzo 11

Así, no

Hoy, la representación del Partido Socialista de Madrid ha estado ausente en los actos de homenaje y recuerdo a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004, organizados por la Comunidad madrileña. 192 muertos y más de 2000 personas heridas. La causa de la causa radica, según se ha explicado oficialmente, en la decisión, considerada arbitraria, de la mayoria parlamentaria de aquella Comunidad Autónoma de cerrar la comisión de investigación sobre los supuestos espionajes a cargos del Partido Popular, hecho por funcionarios al servicio del propio Gobierno autonómico, también del Partido Popular.
De todos es sabido que las Comisiones de Investigación no sirven para nada cuando así se desea. Y está claro que poner a la zorra a cuidar las gallinas siempre conlleva un trágico final para éstas últimas. Así es, así ha sido siempre: Es la fuerza de la tradición secular y parlamentaria, y resulta ingenuo hasta el absurdo pensar que el blanco iba a primar sobre el negro en este "affaire". Rasgarse las vestiduras con este ímpetu no puede provocar otro efecto que dejar con el culo al aire, si se me permite la expresión, a todo el cortejo de plañideras.
Se equivocan los socialistas madrileños con esta decisión, mezclando churras y merinas, o el guiñol de las comisiones con la tragedia de tantas familias y la conmoción de todo un país. Y de poco sirve poner de excusa que ayer, en no sé que otro municipio madrileño, la representación del Partido Popular brillaba por su ausencia: El mal ejemplo de otros nunca dignifica la necedad propia. Hay cosas que, por aquello de la salud de la democracia misma, deberían estar fuera de los puntos de mira de los artilleros. Desgraciadamente esto no es y, me temo, no será en mucho tiempo. A pesar de eso tengo que decirlo: Así, no.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aun hoy me entristece pensar, que 200 personas muertas cambiaran el curso polito de mi país. Me parece un precio muy caro, como para olvidarlo.

Ricardo Fernández dijo...

Así, menos todavía...

Al Kaffir dijo...

Mala costumbre la de politizar todo. Mientras o sepamos discernir y reconocer lo que es importante de lo que es básico nos irá como nos va.