domingo, febrero 1

Mi Logia


Ayer, mi Logia, pequeñita pero cada vez más grande, estuvo presente en el cierre de los actos organizados por diversas entidades, entre las que destaco al Ayuntamiento de Gijón y al Ateneo Obrero de la ciudad, para recordar lo que en Francia, utilizando el término hebreo, recibe el nombre de Shoah y en nuestra casa el de Holocausto.
Fueron varios los actos que durante la semana se desarrollaron en Gijón, representación en el Teatro Jovellanos incluida, para que ese Día del Holocausto no quede colgado en el calendario como una fecha más acumulada al listado de onomásticas institucionales.
Mi Logia, Rosario Acuña, adscrita al Gran Oriente de Francia, puso su recuerdo al pie del monolito que observa el horizonte de la bahía gijonesa, y donde figuran esculpidos los nombres de los lugares que fueron infierno, y el de los asturianos asesinados en los campos de concentración con los que el nazismo salpicó el suelo de Europa, en aquellos tiempos en que nuestros padres vinieron al mundo.

No hay comentarios: