martes, febrero 17

Hubiera sido una buena felicitación...

Me ha llegado de Francia esta ilustración que hubiera sido una buena felicitación para comenzar el año. No obstante habrá que sostener eso de que más vale tarde que nunca: "6009, año Zen... hará falta. El aprendiz observa la piedra esférica, en vez de cúbica, y observa el tallado suave, su redondez y equilibrio... La pregunta final ¿Será el año de la mujer?"
Es muy jodido que haya que andar haciéndose todavía estas preguntas a estas alturas de la película. Los colegios del Opus Dei lo tienen, por ejemplo, muy claro: Niños por aquí, niñas por alla ¡Y dinero público para sostenerlo! Ya hablaremos de esto.

2 comentarios:

Rosa Mutábilis dijo...

No me sorprende del Opus que lo haga, pero que se le permita...
Al parecer están poniéndose de moda algunas de esas teorías, dicen que eso beneficia la concentración y por tanto el rendimiento. No sé, creo que si es así debería ampliarse el tema a las Universidades, porque si toda tu vida has tenido por ejemplo al lado a una chica, como te despiertas un buen día y tienes al lado a un barbudo.. eso debe desconcentrar mogollón... Así que propongo que lo amplíen también a las Universidades.
Supongo que también podrían separar a los niños en los colegios por gordos y delgados, guapos y feos, altos y bajos...
Seguro que se concentrarían más.
Y en el cine lo mismo... es posible que no puedas concentrarte si el azar puso a tu lado a un ser atractivo, o feo, o gordo, o rubio, o pelirrojo...
Es para reír sin parar sino fuera porque lo dicen en serio...

Anónimo dijo...

Doña Rosa

Estas comparaciones, o separaciones que dice que se pueden hacer, desgraciadamente ya se hacen, gordos, feos, rubios, morenos, negros, y nos lo comemo9s con patatas.
no existe ninguna ley que los ampare, en muchos casos es muy sangrante, llegando a haber muchads muertes.

Andabao