jueves, enero 22

Una guía masónica en Barcelona


La Vanguardia publicaba hace muy poquitos días una interesante noticia en la que se daba cuenta de la publicación de una guía masónica de la capital catalana. Anda que no hemos pensando veces en hacer lo propio en Gijón. Se preguntará alguien si tendremos madera para tanto fuego... Algo hay, sí...
---------------------------

Xavi Casinos: "Barcelona es la ciudad de España donde hay más masones"
Acaba de publicar la guía 'Paseos por la Barcelona masónica', editada por el Ayuntamiento

Paseos por la Barcelona masónica es la guía que ha editado recientemente el Ayuntamiento barcelonés. En esta obra se incluyen algunos símbolos masónicos de la ciudad y una relación de personajes, calles, plazas y elementos arquitectónicos relacionados con estas sociedades secretas. Su autor es el periodista Xavier Casinos, especializado en materia masónica.

-¿Por qué una guía masónica de Barcelona?
-Fue un encargo que me hizo el Ayuntamiento de Barcelona. Guías masónicas de ciudades también se pueden encontrar en Londres, París o Bruselas.

-La guía está escrita en catalán, castellano e inglés. ¿También se puede considerar una herramienta de promoción turística de la ciudad?
-Estoy muy sorprendido por el interés que está teniendo el libro. El otro día me llamó gente del Parlamento Europeo porque estaba interesada en obtener la guía.

-¿Cuántos masones hay en Barcelona?
-Unos 1.500 pero hay que diferenciar entre los masones en activo y los que se dominan durmientes, que son personas que se han iniciado pero por razones profesionales o personales se han dado de baja y pueden volver cuando quieran. Barcelona es la ciudad de España donde hay más masones.

-En la guía también dedica una parte a las calles y espacios públicos de Barcelona con nombres de masones. ¿Qué personajes ha descubierto que son masones?
-Seguramente habrá más pero los que yo conozco son los que aparecen en la guía. Por ejemplo: el poeta Antonio Machado, el Doctor Aiguader, que ocupó la alcaldía de Barcelona entre 1931 y 1934, el Doctor Fleming, inventor de la penicilina, el compositor Mozart, el general Joan Prim, George Washigton, el primer presidente de Estados Unidos o Clotilde Cerdà , la hija d"Ildefons Cerdà, entre otros.

-También encontramos al ex ministro de Sanidad Ernest Lluch, ¿no?
-Cuando fue asesinado por ETA los masones le enviaron un triángulo de flores rojas. Al parecer ejercía la masonería en Francia. Como la masonería es joven y ha pasado lo que ha pasado en España pues hay mucha gente en nuestro país que prefiere practicarla fuera y hay personas que están en Francia, Inglaterra, Suiza o Portugal.

-¿La masonería está más normalizada en otros países?
-En nuestro país hay muchos políticos y personajes públicos que no se atreven a decir que son masones e incluso prefieren iniciarse fuera. La masonería inglesa y francesa está muy normalizada e incluso da prestigio. Por ejemplo, el ministro de Trabajo de Sarkozy es masón o el actual alcalde de París. ¡En Estados Unidos incluso algunos masones lo ponen en el currículum!

-¿Qué huella han dejado los masones en Barcelona?
-La fachada de la biblioteca en la antigua sede de la cooperativa La Fraternidad, en la Barceloneta, símbolos en la antigua caja de reclutas en el Convento de Sant Agustí, en la calle Comerç, el conjunto escultórico que preside la fachada de los Porxos d"en Xifré, en Pla de Palau, o la fachada del número 11 de Portaferrisa son algunos ejemplos.

-¿Destacaría algún escenario más?
-La Biblioteca Pública Arús, en el número 26 del Passeig de Sant Joan. Es una biblioteca especializada en masonería y sobre todo en movimiento obrero. También tiene unas colecciones muy importantes de masonería fruto de una donación de Rossend Arús, el principal impulsor de la masonería moderna en Catalunya a mediados del siglo XIX. Es un milagro que esta biblioteca se haya conservado de tal manera porque sabido de su pasado masónico inmediatamente después de la Guerra Civil se dictó una orden de incautación para que fuera trasladada a Salamanca pero se salvó. Sencillamente se cerró la biblioteca y permaneció toda la documentación que hoy en día está disponible.

-En esta biblioteca también se encuentra un cuadro masónico muy especial, ¿no?
-Hay mucha gente que sostiene que los colores del Barça tienen un origen masónico porque coincide con los colores azulgrana de un grado que existe en la masonería anglosajona que se llama Royal Arch. Hay gente que dice que Joan Gamper era masón. Pero hay que poner un poco de sentido común a las cosas ya que vino a Barcelona muy joven aunque tampoco es de extrañar que se hubiera podido iniciar en Suiza, uno de los lugares masónicos más importantes. Hay que decir también que cuando Gamper llega a Barcelona le acoge un pariente que sí era masón. En todo caso, el posible origen masónico de los colores hay que tomarlo con cautela pero es una curiosidad divertida.

-Usted también es coautor del libroFranco contra los masones(Martínez Roca).Durante el franquismo incluso se creó un tribunal de represión de la masonería. ¿Cómo vivió la masonería este episodio de la historia?
-Franco estaba obsesionado con la masonería. Cuenta la leyenda que a él no lo dejaron entrar por dos veces. Una vez en África y otra en Madrid. En cualquier caso sí que su hermano Ramón Franco era masón. Incluso se inició en una logia llamada Plus Ultra que curiosamente es el mismo nombre del avión con el que hizo la histórica travesía del Atlántico.

-¿Qué medidas adoptó Franco contra la masonería?
-Franco se educó en un momento en el que se culpaba a la masonería de todos los males de España. Además durante la Guerra Civil mayoritariamente la gente de izquierdas y de la causa republicana estaba en logias masónicas como Manuel Azaña o Lluís Companys aunque hay que decir que también había masones en el bando contrario. Inmediatamente después del alzamiento en las plazas que se iban tomando se persiguió a los masones y de entrada se fusilaban. Con el triunfo de la Guerra Civil prosiguieron los fusilamientos y entonces hubo una persecución más policial. También se creó el Tribunal Especial para la represión de la Masonería y el Comunismo y se abrieron expedientes de masones hasta diez veces más de los que había realmente en España. Esto se conversaba en Salamanca e incluso se encuentran curiosidades como expedientes abiertos a Franklin D. Roosevelt, Harry S. Truman o Winston Churchill por ser masones.

-¿Y en Barcelona qué pasó?
-En los cementerios de Montjuïc y Poblenou se retiraron de algunas lápidas el compás y la escuadra que son símbolos masónicos. También se taparon símbolos en las fachadas de la Fraternidad y en el Convento de Sant Agustí.

-¿Con esta guía la masonería deja de ser un poco más secreta?
-Hoy en día se ha abierto mucho e incluso en internet se puede encontrar fácilmente sus templos. También hay que romper tabúes. Parece que a raíz de la publicación de novelas como El Código Da Vinci o algunas películas la gente va a encontrar el tesoro de los templarios o la tumba de la Magdalena. Esto no es verdad.

-¿Y de qué sirve ser masón?
-Es como una red de solidaridad en todo el mundo en la que hay unos seis millones. Yo he conocido tres clases de masones. Los que realmente creen que la masonería es una especie de escuela de ética y les ayuda a ser más tolerantes, dialogantes y más sensibles en determinadas cuestiones sociales. La mayoría que conozco reúne este perfil. También he conocido a los que quieren encontrar ese tesoro de los templarios y aquellos que piensan que entrando en la masonería se van hacer ricos.

No hay comentarios: