martes, diciembre 23

Sin novedad en el frente


Así, más o menos, termina la novela de Erich Maria Remarque. Sin novedad. Sin novedad en la larga línea de trincheras y en todos los frentes abiertos a uno y otro lado. Ni he participado durante estas dos semanas y pico en las negociaciones futuras con el Movimiento Vasco de Liberación Nacional, ni tampoco he tomado parte en la "güelgona" que anuncia el nuevo padrecito de Izquierda Unida, que ha descubierto en la caja de música y en la soflama húmeda el nuevo despertar que nos llevará hacia el paraíso del proletariado. Cómo me fatiga toda esta colección de incompetentes y preclaras excelencias que llenan los estrados de España, y se lanzan envueltos en una verborrea pobre y trasnochada a envenenar el aire.
Así que sin novedad en el frente. Sin novedad en la fría España, que sigue igual que siempre, dando pequeños pasos, unas veces hacia adelante, otras grandes zancadas hacia atrás, y la mayoría de las veces girando sobre sí misma, encantada de haberse conocido, como si fuera una España francesa embebida de gloria y soberbia, y comida de vez en cuando por el picor de algún piojo incómodo y resucitado.
Tranquilas las aguas mixtas en el Gran Oriente macho, pactado ahora el silencio y la calma hasta el mes de septiembre próximo, mientras nuestras tropas avanzan sobre Bélgica para hacer valer los ecos de "la grandeur" en el país frío, gris y desangelado del niño meón.
Tranquila mi casa, desde cuyas ventanas he visto estos días nevar y envolverse la Sierra del Aramo en un manto gris de nubes que, no sé el porqué, me recuerda siempre a la vista que tienen los submarinos americanos del monte Fuji, cuando entran en la Bahía de Tokio en esas películas en blanco y negro en las que se ganó Segunda Guerra Mundial, y que son capaces de ver por el periscopio a toda la flota enemiga, sin despeinarse, mientras se solaza estúpida en el puerto esperando el golpe de efecto de la propaganda enemiga.
Tranquilo el Estado Vaticano, esa última tiranía declarada que late aún en el corazón de Europa, cobijada por la gran sacristía de payasos y malabaristas en que se ha convertido Italia entera, guiada por la mano de Silvio Berlusconi, el pudibundo presidente que manda cubrir de recato, como un moderno Braguetone, las tetas que asoman en una pintura que le sirve de fondo en sus intervenciones televisivas y que, parece ser, dan muy mal en cámara y no conjuga bien con su nuevo pelo de plástico marrón. Sí, tranquilo el Estado Vaticano, régimen totalitario de sotana y báculo que se niega en redondo y cuadrado a sostener ante la Organización de las Naciones Unidas la iniciativa de la presidencia de turno -francesa para más señas- de sacar de los códigos penales del mundo aquello que se conoce como homosexualidad.
No hay novedad en el frente: Los mismos están donde estaban, que es en cualquier parte menos allí donde les corresponde. Y nosotros ¿dónde estamos nosotros?: A punto de abrir un paréntisis de buenos deseos porque ya se sabe que por estas fechas "To er mundo é güeno".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos

Relájese señor Ricardo, relájese.

Cada cual tiene el padre que le toca, son padres, ni grandes ni pequeños.

Desde hace un tiempo pienso que en el PSOE se cree que que son lo másimo y no admiten que ncadie les critique. Ahora ya se empieza a hablar de "LA PINZA", pero como es costumbre simpre ven la pinza desde el mismo lado, El PSOE bien es sabido que nunca hace LA PINZA, en todo caso "LA TENAZA", que suena más "fino".
Si a un lado del PSOE sale alguien portestón será por que el PSOE esté abandonando su identidad política, transmutando hacia no sabe donde. Esto es totalmente lícito y quizá acertado, pero no nos metamos con quien no lo comparte.
Creo que los militantes del PSOE deberían preguntarse sobre esto, ¿donde está la base ideológica de mi partido, la mantenemos?.

Creo que en el PSOE falta un poco de autocrítica. Me diran que en todos los partidos, y tienen toda la razón, pero ahora toca el PSOE, QUE LO VEO FLOJEANDO, RESPECTO AL PSOE QUE ME HIZO QUE LO VOTASE LAZS ÚLTIMAS ELECCIONES.

ANDABAO

Anónimo dijo...

Hasta que los "generales" se aburran o quieran una medalla, o hasta que toque -como les fabes que hay que moveles de cuando en cuando pa que no se peguen-.
Saludos
Juliano

Ricardo Fernández dijo...

... Hay que moveles y asustales.

Un saludo.

Ricardo Fernández dijo...

Andabao, mucho te metes con el PSOE. Cómo va a faltar autocrítica en el PSOE...¡Por dios! Si todo el mundo se está criticando todo el día... Yo hasta voy cambiame de agrupación de lo fartucu que me tienen en Oviedo...

Bueno, ironías y chanzas aparte, más o menos estoy de acuerdo con Ud. En casi todo menos en lo de la pinza y la tenaza. Eso exige un analisis de más largo recorrido a mi modesto entender. Aunque bien es cierto que en este tema no soy muy objetivo: Mi voto a Izquierda Unida salió corriendo despavorido y humillado el día que Gasparín dio el sí quiero a Sergio Marqués en el Pricipado invicto, en Andalucía le estrecharon la mano al PP a la vez que en Madrid Anguita y Aznar "entendíense". No, no soy muy obejtivo.

Anónimo dijo...

Querido Sr. Ricardo

¿Cuando el PSOE pacta con el PP es una pinza o un pacto de estado?

No se marche de la agrupación de oviedo, quedaría mal marchar a una agrupación que tiene "poder".

Si marcha para donde esté mas agusto, ¿donde queda el debate y la autocrítica?.

Les fabes lo que quieren ye cocer en paz, eso si con descansos pa no llegar poches

andabao

Ricardo Fernández dijo...

Depende del pacto... No me negarás que hay pactos y pactos... Dicho así queda un poco flojo, por eso decía yo que el asunto exige un analisis de más recorrido. Me remonto al pasado: Hubo un tiempo en que se transmitió aquello de que un cambio era posible en la izquierda. Eran los años 90 y la caja de los truenos empezaba a abrirse, el PSOE empezaba a barrenar (todo lo que puede barrenar el PSOE) y Anguita empezó a pronunciar aquella expresión proveniente de Italia. El famoso "Sorpasso". Nadie puede negar que aquello generó una gran ilusión en un sector de la izquierda. Y precisamente ahí fue donde nació la hegemonía del PSOE y el comienzo del bipartidismo si no lo remedia el nuevo coordinador general. Lo que pudimos presenciar no fue otra cosa que un muy mal empleo de aquellos votos que se empezaron a recoger. El "Sorpasso" sirvió para negarle al PSOE todo el pan y la sal en todos los ayuntamientos, comunidades... Y eso no era precisamente lo que la mayor parte del electorado quería. Andalucía fue el ejemplo más claro. Rejón, que era el candidato, pasó de recoger una buena cosecha de votos a estrellarse al poco tiempo frente a Chaves. E Izquierda Unida nunca se recuperó de aquello.
No se trata de pactar o no pactar en mi opinión. Se trata de que determinados pactos son muy dificiles de digerir. Y otros muy difíciles de explicar. Y otros más difíciles de entender...
Y sobre les fabes estoy de acuerdo con Juliano. Pa cocer en paz hay que dayos un meneo y asustales, sinon garren; o cuécente muy rápido y quédente dures.

Anónimo dijo...

Hola don Ricardo.
¿Y si la faba está verde sin curar?

y una pregunta ¿que vino marida bien con les fabes?. Pero que sean de Andecha (la variedad, faltaria más)

Andabao

Ricardo Fernández dijo...

Hablamos de fabes del añu. Verde o seca no nos vale. Si están verdes deben ser algo indigestas. Y si están secas "críen pelleyu", que dice mi abuela, y eso no se arregla ni con buen vino ni con el remojo.
Y hablando del vino, yo le recomiendo un Abadía de Retuerta, de Sardón del Duero, con un precio asequible.