domingo, octubre 12

Fiesta nacional

Gracias a mi amigo Pelayo descubrí aquel memorable concierto de Paco Ibáñez en El Olympia. Lo escuchábamos en una vieja casette en Toulouse, en aquella habitación con moqueta verde, paraíso y reino de ácaros. Luego supe que el emocionante recital se había celebrado justo diez días antes de mi nacimiento, allá por el año 1969, en un invierno que debió ser -no sé por qué lo pienso- bastante frío.
Hoy dedicaré esta canción a muchas gentes. Empezaré por aquellos que teniendo tanta prisa y buenas intenciones empedraron el pequeño infierno cotidiano arruinándolo todo. Y seguiremos con aquellos otros que han hecho de la vuelta de tuerca objeto de culto, sin comprender que lo del palo y la zanahora a veces no funciona, y que el palo sólo, con ciertas gentes, es sinónimo de fracaso y un follón más grande. No me olvidaré de las penélopes, que tejen y destejen sin parar: Pierden el tiempo y me da igual.
Definitivamente, aunque hoy he madrugado, ha sido para trabajar. En caso contrario, muy probablemente me habría quedado en la cama para conmemorar la fiesta nacional pues, en efecto, a mí la música militar...
Recuerdo que el año pasado una señora me ofreció en la plaza del Ayuntamiento una banderita rojigualda que de forma alérgica rechacé; era en aquellos días en que Navarra iba a ser vendida a los judíos, masones y marxistas. Y la dama en cuestión era de ésas de ademán recio, que se pasea con la hucha recaudando en las fiestas de guardar; una de esas señoras insignes que siempre tiene tiempo, no como nostros; que nunca está cansada, no como nosotros; que no está ocupada en asuntos internos, a diferencia de nosotros; que lo tiene muy claro (aquí no pregunto) ¿Por dónde andará este año la mujer? ¿Estará asistiendo al coñazo del desfile? A ver si llueve...

6 comentarios:

Rosa Mutábilis dijo...

A mí tampoco me gusta la música militar, al igual que a Paco Ibáñez tampoco me levanta; madrugué, pero para ir a la montaña a disfrutar de este otoño dulce, (me refiero al clima, bien sur!) lejos de patriotismos coñazos(1).

(1) El machismo en nuestra sociedad impregna todos los ámbitos, el lenguaje uno de los que más.

Al Kaffir dijo...

Hoy tenemos el dia "progre"¿eh? Cada uno tiene sus cosas que recordar. Recuerdo que en julio, en este blog se rememoró y todo el mundo la respetó.¿Les molesta que una señora (vale, quizá demasiado chapada a la antígua) esté cotenta porque sea el pilar?
Creo que seguimos arrastrando viejos clichés como de ver al ejercito como una parte "aparte" de la sociedad española, que está ahí, amenazante, dispuesto a comerse las libertades y logros democráticos de estos últimos treinta años de un bocado. Pierdan cuidado vuestras mercedes que lo que ahi ven no son gigantes sino molinos de viento. El ejercito se ha convertido en estos últimos años en algo más parecido a una ONG que a una fuerza de ataque-defensa (tanto que en los carteles de alistamiento ya no aparecen armas), con misiones en paises en conflicto de parte de la ONU, echando un capote a una población que tras una movida de esas está en shock, sin manera de volver a vivir como antes y os aseguro que hay que estar allí para saber lo que es aquello. Yo vislumbro algo,conozco por trabajo a muchos exmilitares y cuentan alguna batallita que te puede dejar muy mal cuerpo. Tambien es una manera de salir adelante para extranjeros que lo ven como una manera de mejorar. El Sr. Paco Ibañez es de una epoca que esa actitud se entiende y el hecho de que los de verde desfilen es una tradicion como la "manifa" del 1º de Mayo. Yo tampoco me he levantado, pero desde la cama he esbozado un saludo y dicho sin abrir los ojos: "vale, vale..continúen"

Ricardo Fernández dijo...

No, para nada era cosa de tener el día pogre. Si le digo la verdad, tampoco voy a la manifestación del Primero de Mayo. Prefiero poner un rotulito en el blog y hasta lo encuentro más comprometido con lo que pueda quedar de clase trabajadora en el mundo. Lo de la señora no era porque festejara El Pilar. Era por resaltar aquello de la contradicción: hace un año repartiendo banderitas y ahora "un coñazo"...

Anónimo dijo...

Si señor, esto si son problemas y no los que hay por el mundo.

Tres vivas al señor Rajoy que tiene más razón que un santo, el desfile un coñazo, y encima sin desfile aereo aun más. A mi si me gusta, y me gustán los desfiles militares. Lo que no entiendo, ¿si ya existe uno por que se celebra el día de al fiesta nacional con un desfile militar? ¿parece como que quisieramos meter miedo a nuestros enemigos?. Está claro que estos días el podério de un pais se mide por cuantas de tus entidades financieras has sido nacionalizadas, o mejor dicho intervenidas.

Un saludo a todos de
Andabao el superfluo y comnetador de nimiedades

Al Kaffir dijo...

No se molesten, por favor. Lo que quiero criticar es que parece que seguimos atados a conceptos atávicos de que lo militar es malo y opresor (no niego que se ganaran a pulso, en una epoca, esa fama por su ingerencia en asuntos del estado como si fueran un poder más). Pero hay que levantar la vista y ver y comparar y dejar de lado esa guerra de bloques de los unos contra los otros, de una teórica izquierda contra una tambien teórica derecha, de un contra America y a favor de cualquier dictadura socialista (porque ningún gobierno que se defina abierta y unicamente socialista es otra cosa que una dictadura), de estar contra los ejercitos pero estar a favor de las guerrillas, de protestar contra las acciones policiales y luego reirles las gracias a ETA...
Digo todo esto porque últimamente estoy viendo cosas deprimentes. Me gusta andar por ahí con amigos que estan alrededor del mundillo alternativo de la izquierda, escuchar lo que tienen que decir, que es lo que se piensa, que es lo que se dice y, sinceramente, he escuchado cosas preocupantes. No han cambiado su discurso en nada, siguen igual que cuando yo era un bobo que creía que otros mundos eran posibles (supongo que para nada, solo para tocar los huevos, como ahora y como siempre) y aun mucho antes. Siguen hablando de la revolución, de Marx y del Che como si lo que decían valiera ahora para algo, con dogmatismos que darían envidia a un arzobispo. Todavia me arrepiento del abucheo que le metí a una niñata que me empezó a hablar de que eramos unos "burgueses". Tras lo que le dije no volvió ha abrir la boca en toda la noche. ¡Y es que se quedan ahí! No estudian, no leen, no debaten más que desde dentro de lo politicamente correcto. Se cuecen dentro de ese "calor de cuadra" y no prosperan, no aprenden. Si les vienes con algo nuevo o moderadamente moderado te tachan de "facha". Me causan tanto espanto como con los ultraderechistas (si, tambien he andado con ellos, hay que tener amigos hasta en el infierno) y, la verdad, si estos son la "alternativa", vamos aviados.
Así que, critiquemos, si, hagamoslo con lo que merece ser criticado pero no por que estuviera o dejara de estar, o porque es costumbre de hacerlo. Los desfiles son un coñazo, si, pero tambien los debates sobre el estado de la nación, las misas, los discursos conmemorativos, los recuerdos a los caidos en el nombre de quien sea y las peliculas de Garci. El que quiera, que vaya y el que no que duerma la mañana, eso si, en el mayor de los respetos.

Anónimo dijo...

Mire al kaffir solo tengo que decir le que esoty deacuero con usted,solo hay un sistema posible, ya que los sistemas ni se crean ni se destruyen se transforman, y por desgracia esta mal llamada izquierda revolucionaria, peca de acogotar el pensamiento individual en pro de unos ideales totalmente licitos pero que se desdibujan al aplicarlos a toda una colectividad tan heterogenea como puede ser un pais. Debemos de liberar a las personas antes que a los pueblos.
debemos mirar m´`as haci el individuo y no hacia la masa. (si en la sociedad cuyo pilar fundamental es la persona individual se encuentra mal, nunca podrá contribuir al sostenimiento de esta sociedad).
Los amigos hasta en el infierno, pero un abogado tambien puede ser.
Ja Ja ja

Andabao