lunes, julio 21

Para olvidar


Ha sido un instante. Sólo un momento. Cuando llegaba a la última página del diario local de hoy, una imagen me dejaba perplejo y me asqueaba.
He de reconocer que el personaje siempre me cayó bastante gordo; me pareció toda la vida un pusilánime y, con el correr del tiempo, mi opinión ha empeorado más si cabe.
Daniel Ortega, cabeza visible del Frente Sandinista de Liberación Nacional o, mejor decir, de aquello en lo que el Frente Sandinista acabó convirtiéndose, terminó pactando con la Iglesia más reaccionaria y dando por buenas políticas como la interdicción del aborto, asimiladas junto a las ansias de alcanzar el poder.
Ya he escrito muchas veces que el experimento puesto en marcha por Chávez y sostenido a golpe de barril de petróleo no hará otra cosa que dar alas al enemigo el día en que la tómbola se quede sin luces. En el engendro construido a base de voces y gritos en torno a las expresiones grandilocuentes del socialismo y la revolución participa, entre otros, Daniel Ortega.
Ayer se celebraba el 29 aniversario de la Revolución Sandinista y tocaba la imposición de medallas: Las agraciadas con la Orden Rubén Darío de este año han sido, por una parte la viuda de Ernesto Guevara de la Serna y, por otro, la señora de la foto: Margot Honecker, la viuda del dictador de la Alemania del Este que, entre otras hazañas, dio su permiso para abrir fuego sobre los infelices que cruzaban el telón de acero sin su permiso.
¿Qué mérito tendrá Margot Honecker para arrastrar en la solapa o el escote el nombre del pobre Rubén Darío? ¿Tal vez será el haber convivido siendo soporte del carnicero de su marido? La versión oficial apunta a que cuando ella formaba parte de la vanguardia proletaria de su país, estos, cuando era ministra de educación -y lo fue muchos, muchos años-, apoyó la Cruzada Nacional de Alfabetización en Nicaragua. Llamándose el invento "Cruzada" permítanme que no haga más comentarios, y preguntarme tan sólo en qué quedó aquello de la alfabetización y por dónde anda hoy de la mano de Daniel Ortega.
Decididamente, mejor olvidar la foto ya aquellos para los que el socialismo quedó reducido a polvo y ceniza o tal vez menos: al igualitario reparto de la miseria y la muerte; a la nada.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola
no le entiendo muy bien D. Ricardo en su última frase. ¿El socialismo de que trata? ¿de reparto igualitario de la riqueza o de reparto igualitario de la pobreza?

Andabao

Ricardo Fernández dijo...

Trata, en la formulación teórica original, de poner en valor al individuo como parte de un todo y no como un producto aislado. Trata de acceder a la propiedad de los medios de producción, concentrados en manos de unos pocos. Trata, siguiendo la cuestión, de reparto de cuanto existe para la mejor calidad de vida colectiva... Pero esta lechuza condecorada, y aquel que la condecora, lo único que repartieron en su vida fue éso: nada. Contribuyeron -y lo siguen haciendo- a igualar repartiendo miseria. Y permítame que dude de la aplicación del verbo "igualar" en este comentario.

Al Kaffir dijo...

El gran problema del socialismo consiste en la imperícia de la gestión de la producción. Los medios de producción estan en manos del proletariado y los beneficios se reparten directamente con el resto de la sociedad anulando cualquier propiead de tipo privado.El problema surge que es un sistema cerrado que exige sacar un resultado previamente calculado y que lo importante no es el producto sino la propia producción. Esto hace que no se invierta en investigación ni renovación (no se produciría lo mismo si se tiene que reinvertir)y se va volviendo cada vez menos productivo. Eso unido al desprecio por las voces discrepantes y el considerar cualquier fallo en el sistema como acción de un "enemigo del pueblo" que hay que purgar hace que esos errores jamás se corrijan. Este fue el motivo del colapso económico de la antigua unión sovietica. Aunque el fallo mayor que tiene es que el que lo inventó jamás trabajó en su vida.

gilber dijo...

Tengo la sospecha de que alguien está confundiendo una teoria politica y social con el uso que distintos gobiernos han hecho de ella.

Saludos.

Al Kaffir dijo...

Desgraciadamente, el socialismo como medida de gobierno a resultado ser, en lugar de la panacea que salvaría al mundo, un sistema opresivo que, aunque en muchos casos triunfaba sobre alguna dictadura endeble, terminaba convirtiendose en una nueva dictadura tan represiva como la anterior. Ideologicamente puede ser una maravilla pero como aplicación real no funciona ¿Por que? He oido que por estar en el punto de mira de potencias antisocialistas que no la aceptan y le declaran la guerra o porque el modelo solo funcionaría en un sentido global. Pero, siendo sincero, parece más bien en que se ponen a gobernar personas no cualificadas, los revolucionarios que han obtenido el poder se quieren quedar "agarrados a la poltrona" en lugar de dejar paso a camaradas más aptos para el puesto convirtiendose en nuevos dictadores corruptos y paranoicos no mejores que a los que derrocaron.
Me alegro de tenerle de nuevo por el blog, sr. gilber.

gilber dijo...

Estimado Al Kaffir, discrepo con usted y creame que lo siento, ya que no es habitual que nadie me de la bienvenida a un blog. Permitame que me explique: Si debemos tomar la estadistica como un elemnto valido para emitir juicios debo decirle que los sistemas de corte capitalista, liberales y democraticos que han existido en nuestro planeta Tierra tienen el dudoso honor de haber fomentado las dos ultimas guerras mundiales, haber cimentado el colonialismo y postcolonialismo que esta a punto de hacer que el continente africano desaparezca del mapa como realidad social, prolongan la agonia de 50 millones de refugiados en lugares que no serian aptos para que nuestras mascotas sobrevivieran, deniegan el reparto de medicinas a costes aceptables a continentes enteros, comvierten la base alimentaria de paises en biodiesel y mantienen una doble moralidad que Mesalina resultaria escandalizada si fuera conocedora de semejante impiedad. En fin, hacen honor a los avances tecnologicos que propugnan. Pero es que ademas de todo lo dicho son, han sido y ademas seran mayoria en la gestion de los paises del planeta. Por ello digo que aunque solo sea por razones estadisticas a los paises que intenten poner en practica algun tipo de planteamiento de corte socialista (cosa que dudo mucho que se pueda poner en practica ya, con la que esta cayendo) tienen aun un margen de error de centurias en tiempo y de centenas en numero de paises. Y todo esto lo digo desde una perspectiva exclusivamente estadistica, en absoluto hablo desde una conviccion ideologica o politica de tendencia socialista. En cualquier caso, gracias nuevamente por darme la bienvenida; yo me congratulo por encontrarlo con bien. Salud. Gilber

Anónimo dijo...

hola, la verdad quisiera comprender algun dia porque tanta gente le hace tanto caso a personas llenas de palabras huecas, que defino como agitadores de oficio, sin otra finalidad que decir cosas incoherentes pero que suenen bonito.
Ahora resulta que el sistema capitalista fue quien propicio las ultimas dos guerras mundiales... que facil es echarle la culpa a los demas! (por otra parte lo que mejor hacen los socialistas) Hitler era capitalista? o Mussolini democrata? o Hirohito? O Stalin, para nombrar a alguien del otro bando? que pasa en el mundo? dejen de fastidiar al mundo con sus doctrinas utopicas, le harian un favor a la humanidad

gilber o la banda que disparaba torcido dijo...

Estimado anonimo en fase de ser un conocido.

Solo voy a decirle tres cosas.
La primera es transmitirle mi mas calurosa felicitacion por su perspicacia y lamentarme amargamente por que efectivamente no he podido engañar a un craneo privilegiado como el suyo: Justo es reconocer que mi actividad principal es agitar y lo he hecho con total impunidad hasta que usted aparecio para desenmascarar mi supercheria.
La segunda es sugerirle que se lea algun libro sencillito sobre el como y el porque del Crack del 29 y su consecuencia inmediata en Alemania. Si hay alguna cosa que no entienda, ya sabe: mantengame puntualmente al margen de todo.
Por ultimo, solicitarle que no me incluya en ningun tipo de tribu. Afortunada o desafortunadamente para este, su humilde servidor, la correa que adorna mi cuello aun no cuenta con chapa.
Quedo, anonimamente, a su disposicion para que vuelva a flagelarme con su verbo facil.
Salud.
Gilber