domingo, abril 20

Alcoy: Recuerdos, moros, cristianos y favoritas


Ahora que son las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy,en Alicante, me viene a la memoria la primera vez que visité la ciudad, y la imagen de las casas destartaladas que podían precipitarse cualquier día, con todo lo viejo y apolillado de su casco antiguo, en alguno de los barrancos sobre los que cuelgan.
Me llamaron la atención los muchos puentes que salvan los abismos entre una y otra parte de la ciudad. Y guardo un especial recuerdo de La Alameda, la calle central, donde se encuentra quizá mi lugar favorito: La heladería de Los Jijonencos. También es en esta calle donde uno puede encontrarse con el pasado trágico e inmediato en forma de huellas de bala talladas en la piedra del muro que rodea El Teix, una residencia de niños y adolescentes sufragada por el Ayuntamiento. Los balazos se concentran en una parte de la cerca, apretados unos contra otros, delatando lo que debió ser un improvisado paredón.
Supe luego, en otras visitas, de la existencia de un Alcoy diferente al que el prejuicio y la nefasta evolución de las cosas había dibujado en mi cabeza. Así me enteré de que la piscina municipal fue hecha en su día con las piedras de una de las iglesias de la ciudad. También conocí algo de su historia -poco, es la verdad-:la "Revoluçió del Petroli", que terminó con la ejecución del alcalde de la ciudad, el republicano Agustí Albors, quien previamente había mandado abrir fuego contra las masas obreras que luego le ajusticiarían dando nombre a un capítulo de la historia nacional conocido "Arrastrada de Pelletes".
En mi último viaje supe que la ciudad, en la retaguardia de la zona republicana y pieza importante de su motor económico durante la contienda, había sido bombardeada varias veces por aviones italianos. Me indigné cuando visité el refugio restaurado en el Parque de Cervantes y pude comprobar cómo esa idea de la "memoria histórica neutra" prende sin dificultad: ni una sóla alusión a los contendientes en los paneles explicativos colocados en un lugar que genera una fuerte impresión en quien lo visita. Víctimas y verdugos igualados por la asepsia: ¿por qué no se puede explicar a los turistas, o a los alumnos de los institutos que visiten ese gigantesco tunel de hormigón, que los aviones que bombardeaban Alcoy con total impunidad eran un regalo de Benito Mussolini?
Ahora Alcoy, como viene haciendo de tiempo en tiempo, ha vuelto a descubrir alguna de esas sorpresas que me tiene reservadas. Sucedió en su momento cuando supe de la existencia del hospital sueco; o pude intuir parte de su increíble patrimonio industrial, o disfrutar de las tapas del Montecarlo:
En esta ocasión, encontrándome en Toulouse hace una semana, me enteré dela noticia que reproduzco a continuación, extraída de la prensa nacional y sobre la cual, como suelo hacer en estos casos y dada mi natural inclinación a la moderación, no hago más comentarios. Que rabie el que pueda y los demás que lo cuenten.
------------------------------------------------

LA GENERALITAT EXIGE SU INTEGRACIÓN EN LA FIESTA

Los 'Moros' de Alcoy pueden perder ayudas y protección turística por discriminar a la mujer


Justicia expedienta a la organización para que deje de ser entidad de interés público


La Conselleria sigue los pasos marcados en el informe del síndic de Greuges en 2005




M. GONZÁLEZ | R. NAVARRO

ALCOY (ALICANTE).- Las sucesivas acciones reivindicativas puestas en marcha por el colectivo feminista Fonèvol (catapulta) contra la discriminación en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy comienzan a surtir efecto. Y no sólo con una reprobación contudente aunque sin efectos, como la suscrita por el Síndic de Greuges en 2005.

La Dirección General de Justicia y Atención al Menor de la Conselleria de Justicia ha abierto un expediente contra la Asociación de San Jorge, responsable de la organización de las fiestas, con el propósito de retirarle la condición de entidad de interés público.

Esta acción conllevaría la pérdida automática de las subvenciones, de las exenciones fiscales, del servicio de asesoramiento jurídico gratuito y -la que sería la repercusión más grave- la retirada de la declaración de interés turístico internacional.

Según ha podido saber este diario, la apertura del expediente fue firmada por el director general de Justicia, Antonio Gastaldi Mateo, el pasado 26 de marzo, en el ejercicio de sus atribuciones en materia de asociaciones y tomaría como base las recomendaciones que el Síndic (entonces representado por Bernardo del Rosal) elevó en su informe de 2005.

Sin resolución en varios meses

En principio, la propuesta de resolución no será firme hasta que concluya el proceso de información a las partes (en este caso, la propia Asociación de San Jorge) y de que se dé cumplimiento al trámite de audiencia mediante la interposición de alegaciones. Pasos que podrían requerir varios meses.

Sin embargo, la decisión adoptada por Justicia llega en un momento más que inoportuno para la Asociación de San Jorge. Primero por la cercanía de las celebraciones de este año, a menos de dos semanas del Día de los Músicos (su acto inaugural, que se celebra el 21 de abril).

Y segundo, porque la entidad, que agrupa a más de 10.000 asociados de las 28 filaes (comparsas) a las que aglutina y representa, se halla inmersa en un proceso preelectoral para renovar a parte de su Junta Directiva, ahora encabezada por Javier Morales como presidente.

Es más, la apertura del expediente puede afianzar todavía más la posibilidad de que opte a la reelección para hacer valer la posición mantenida hasta la fecha y que puede resumirse en un nada de injerencias.

Camino hacia la integración

Las reiteradas críticas de Fonèvol e incluso el informe del Síndic de 2005 siempre han tenido la misma respuesta oficiosa tanto por parte de la Asociación como del consistorio: "La fiesta debe seguir su propio camino hacia la integración". Eso sí, tanto unos como otros, con gestos todavía laxos hacia la plena igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Las sucesivas advertencias sobre la retirada de subvenciones nunca han sido motivo real de preocupación, ya que en realidad son por un importe más bien escaso. Ahora, la amenaza de retirada de la declaración de interés turístico (aprobada en 1980 y sólo compartida con los Sanfermines, las Fallas o la Semana Santa de Sevilla) puede propiciar que las medidas se aceleren.

Por lo pronto, no es menos cierto que el proceso está más que iniciado en algunas filaes (entidades privadas con estatutos de régimen interior propio) que han ido modificando sus normas de funcionamiento para admitir la inclusión de mujeres festeras en varias categorías: socias, festeras acompañantes e incluso festeras de pleno derecho con la misma indumentaria o con una especial.Es el caso, por ejemplo, de los Alcodianos o los Navarros. En otras, se alude a los cupos (socios limitados) para impedir el acceso de más festeros.

Con todo, los cambios tampoco han propiciado aún una inscripción masiva por parte de las mujeres. Muchas siguen optando por ajustarse a la única fórmula de participación de la que disponían hasta hace pocos años, como acompañantes de un cargo en los desfiles de los días de fiesta.