domingo, febrero 17

¡Sed felices!

Mi amiga abstencionista me ha dado este año una gran alegría. Por si llegado el último momento le entra alguna duda, aquí le dejo este recordatorio. Y se lo dejo también a todos los que la presente vieren y quisieren entender.

9 comentarios:

Manuel Alvarez dijo...

Creo que en el video se mezclan churras con merinas.
Conozco a mucha gente que no tiene nada ver con el video y votarán PP. Lo mismo digo a sensu contrario.
Estos vídeos de uno y otro bando, lo único que propagan es el odio.
Creo que aunque suene fuerte así es.
Ojalá hubiese un elevado porcentaje de votos en blanco.
Lo merecen unos y otros.
Manuel

Manuel Alvarez dijo...

Item más,
Ricardo, y sabes que te lo digo de corazón, esto no fomenta ni la Fraternidad, ni la Tolerancia, esto pervierte nuestro Arte, convirtiéndonos en correa de trasmisión del político de turno.
Sin acritud, de nuevo.
Manuel.

Ricardo Fernández dijo...

Querido Manuel:
Te entiendo perfectamente. No lo veo igual que tú; por eso formo parte de una Obediencia que se caracteriza por no guardar silencio ante determinadas cosas.
Pero dicho lo anterior y desde la discrepancia tengo que decirte que te entiendo pero que no puedo resistirlo.
Nunca me ha sucedido lo que me pasa en esta ocasión: me siento agredido. No contradicho. Directamente agredido.
Tenía pensado callarme. No decir nada durante la campaña ni la precampaña. Pero ha bastado una declaración grosera -otra más-, inmensamente grosera, para que me entrara un ataque de pánico, un tremendo dolor, y no haya sido capaz de guardar silencio.
Es más, creo que no se puede guardar silencio.
Te pido disculpas porque no quiero ofenderte. Pero no puedo callarme.

Manuel Alvarez dijo...

Q.:H.: Ricardo:
De verdad, puedo llegar a entender tu postura y más cuando uno íntimamente se puede sentir agredido.
Y a mí no me ofendes nunca, porque lo importante es el respeto a las ideas de cada uno, aunque no se compartan.
Pero, y lo repito, se nos van por el desagüe muchas de las "enseñanzas" (por decirlo de alguna manera) que intentamos sugerir a nuestros aprendices.
O Masonería o política, porque en ocasiones uno ya no sabe dónde está el lindero que las separa. Y el cacao, puede ser de agárrate que hay curva.
Manuel.

PD: Ya sabes que la grosería no forma parte de la inteligencia.

andabao dijo...

Hola a todos
Conincido contig oplenamente ricardo. Don manuel, porsupuesto que hay gente dentro del PP que nada tienen que ver con el video, ahy esta el problema, que los que los que mandan dentro del PP salen todos.
Me siento tan quemado, pero mucho que no se me ocurriría no votar por nada. Es más, va a ser la primera vez en mi vida que voy a votar al PSOE y más concretamente por la política efectuada por zapatero.
¿Quien se ha creido el PP para decir me ami como tengo que sentir mi españolidad y para decir como organizao mi familia, mi unión sentimental por que tienen que llamarse de otra forma si soy tdos somos iguales ante la ley,..?

¿Y estos se llaman liberales?

un poco de seriedad

Andabao

Al Kaffir dijo...

Ese es el problema de estas elecciones. Se han levantado huracanes de fuego en el mundo de la política y muchas personas consideran un ataque personal cualquier cosa que el político de turno suelte. La iglesia, los nacionalistas, los medios...entre todos están sazonando este guiso que está quedando demasiado fuerte de guindilla y nos está sentando a todos francamente mal
Veo que ha decidido tomar militancia, ademas por el lado más extremo. ¿Te sientes agredido? Todos los que salen en el video si les preguntan seguro que se excusan en la autodefensa. Yo no voy a participar en el juego de nadie. Y me había jurado que no entraría en discusiones políticas en este blog, y ya no lo estoy cumpliendo. Pediría calma, pero lo que veo es odio y miedo, tan dañinos y tan humanos. Así que mejor esperamos a que pase las elecciones esperando que...bueno, en realidad no sabemos que esperar.

Ricardo Fernández dijo...

Estimado Al Kaffir, no es ningún secreto que milito en un partido político; pero no creo que sea de los más extremistas precisamente.
Ojalá, en ocasiones, fuera un poco más decidido para tratar algunas cuestiones y se dejara de tanta monserga y paño caliente.
Lo siento, no puedo ser neutral. No lo quiero ser. No lo seré.
Manuel plantea un debate interesante para un masón: hasta dónde llegar con la política y hasta dónde con la masonería.
Hubo un tiempo en que en España muchos confundieron ambas cosas. Y a lo mejor a mí también me sucede lo mismo. Pero más bien creo (a lo mejor estoy en un error) que he optado por una militancia que no hace incompatible el compromiso político con otros. En todo caso, el blog -es algo claro creo que para todo el mundo- no es sino una proyección muy, pero que muy personal, del pensamiento de alguien que participa en muchas cosas, entre ellas la masonería. Desde luego, eso también está claro, mis posiciones no son las oficiales de ninguna entidad.
Sí te reconozco que en esta ocasión tengo verdadero pavor.

Rosa Mutábilis dijo...

Yo también siento pavor, creo que jamás tuve esta sensación ante unas elecciones. Me da pánico que pueda ganar el PP, el retroceso sería cavernícola y se sentirían impunes.

Al Kaffir dijo...

Veo que hay un autentico ataque de pánico pero no deberiamos dejarnos llevar por él, como decia Anfortas, el rey pescador,"Mucho se ha perdido, pero mucho más se puede perder". Si seguimos así vamos a encontrar lícito que agredan a los políticos, luego a los militantes, despues a los que van a votarles, despues a los indecisos, luego a los própios más moderados y por último a los menos ortodoxos. Si nos dejamos llevar por el panico terminaremos diciendo y haciendo algo de lo que nos podemos arrepentir dandoles, ademas, motivos a los otros para que se comporten igual. Hay que despersonalizar esta situación, verla como una evolución natural de los vaivienes de la politica, la alternancia no es mala en sí. Si gana el PSOE pues a aprovechar otros cuatro años porque no repetirá, no con esta situación. Y si gana el PP pues perfil bajo y a esperar que ya volverán mejores tiempos, como las oscuras golondrinas. Sea como sea nosotros seguiremos aquí, y si pintan bastos siempre nos quedará Paris, o Gijón.