viernes, enero 18

Lo posible y lo necesario

Acaba una semana un tanto vertiginosa. Nunca pensé que el inicio oficioso de una campaña electoral iba a ser tan convulso, pero así ha resultado.
De entre toda la sucesión de acontencimientos, dos me han llamado la atención especialmente. Supongo que los mismos que le han podido llamar la atención a tantos hombres y mujeres que torean cada día en esta plaza tan acalorada y polvorienta. No creo por tanto que mi mirada sea especialmente original.
Empezaba el lunes -creo que era lunes- escuchando a la Vicepresidenta del Gobierno de la Nación (ignoro si a esta mujer le habrán colgado también el sambenito de ser una pérfida masona y una hereje consumada) decir que el gobierno no toleraría ningún ataque a la intimidad de las mujeres que hubieran abortado y que, en este momento, son objeto de las pesquisas ensimismadas de algún juez preclaro que, de repente, se ha enterado de que en España se producen cien mil abortos anuales y que estos son practicados casi en su totalidad en clínicas privadas. Yo creo que el Gobierno ha tolerado ataques sobrados contra esas mujeres y, de paso, también contra una leve conquista que de las mujeres españolas.
Ayer, Bernat Soria y Mariano Fernández Bermejo, Ministros de Sanidad y Justicia resepctivamente, se enfrentaban a las mismas cuestiones ¿qué va a pasar con las mujeres a las que se les envían las citaciones valiéndose de la Guardia Civil? (al resto de los mortales les llega una carta certificada) ¿qué va a hacer el P.S.O.E. con la ley actual en materia de interrupción voluntaria del embarazo? Se enfrentaban y evitaban los dos hacer un pronunciamiento expreso. A estas alturas no sé si entiendo que el fragor de una campaña electoral no es el mejor espacio para abrir un debate que se presta a tanto tira y afloja. Pero desde luego lo que no comparto de ninguna forma es la reflexión de otro ministro, Jesús Caldera: la ley actual no basta; se queda corta; hace aguas y se le escapa ya todo el aire por las costuras. Necesitamos una ley de plazos que complemente todo el catálogo estricto de supuestos en los que, actualmente, se admite la posibilidad de que una mujer pueda abortar en España.
El partido que sustenta al Gobierno presentaba esta semana su borrador de programa electoral: Una inicial referencia a la creación de un Observatorio de la "laicidad" -el galicismo se impone de forma definitiva- destacaba en el catálogo de ofertas a la ciudadanía. Pero no debería olvidarse que el estado laico se construye siempre a partir, no tanto de formulaciones teóricas -que las hay y son desde luego necesarias-, como de actos concretos y expresos; una ley de plazos en materia de aborto al margen del parecer de los credos particulares de los militantes de ciertas confesiones religiosas; una ley -o al menos un debate público, o una reflexión colectiva que alumbre un fruto a medio plazo- que regule también el derecho a una muerte digna; una respuesta al problema que plantea el privilegiado sistema fiscal del que goza esa misma confesión en la que llevamos un rato pensando; otra respuesta diferente a la habitual en torno a esos acuerdos de enero de 1979 que tanto polvo y lodo han llevado y arrastrasdo.
A todos y cada uno de nosotros corresponderá pensar, reflexionar sobre qué es posible y hacer en esta España tan querida, también tan maltratada que, al menos, se ha librado de una letra horrible en su vigente himno, seña musical identitaria, regalo, creo, de Federico el Grande a aquel rey al que tan mal le caían los masones y los jesuítas: don Carlos III. ¿Qué será lo posible, qué lo necesario?
La segunda cosa que me ha dejado un tanto perplejo afecta al Sr. Gallardón y compañía, cómo no; una oscura nube ha tapado la designación digital del supuesto peso pesado que se habrá de encargar de la gestión económica nacional en el caso de una hipotética victoria del Partido Popular. Esa nube lleva el nombre del alcalde de Madrid, una de las figuras políticas más respetadas del país que, en su día, se atrevió a legalizar aquello que recibió el nombre de "narcosalas", espacios en los que las personas drogodependientes podían inyectarse la dosis correspondiente con una jeringuilla no contaminada. Recuerdo el ruido y escándalo de entonces. Gallardón, el mismo alcalde que casó a un militante de su partido con el compañero con el que convivía y que dijo aquello de que las leyes están para cumplirlas, a pesar de que su Partido había recurrido (y ahí sigue el recurso) la reforma del matrimonio civil. Gallardón, la oveja roja del Partido Popular, que lo sacaba como un Cid Campeador en las citas electorales representado a eso que ya no existe en el principal partido de la oposición y que llaman centro político.
Gallardón quedó apeado de forma sorpresiva de la carrera, humillado ante su rival, Esperanza Aguirre. Qué será en este caso lo posible y qué será lo necesario. De lo posible ignoro todo; de lo necesario sí que me atrevo a decir que no nos merecemos esta derecha. Pienso sobre todo en algún amigo que tengo en el Partido Popular y que no se parece en nada a Acebes ni a Zaplana. Y no puedo evitar colocarme en su lugar. Efectivamente, hay gentes de centro; y de derechas con cierta moderación. No puede ser que la buena gente se encuentre a la izquierda y la mala a la derecha. He conocido izquierdistas de salón y mesa camilla que luego van por ahí diciendo un día que eres un revisionista y otro un radical; izquierdistas de supuesto nombre a los que les sobraría el plato de lentejas para sacar el mejor partido. He conocido también gentes de derecha que deberían estar remando en una balsa en compañía de esos izquierdistas, camino hacia el infinito y más allá. Pero el problema político que se plantea ahora es bastante serio y va más allá de ciertas sensaciones y experiencias personales ¿qué derecha necesita España? ¿Qué es posible para nosotros? ¿Por qué algunos tenemos tanto miedo a que la tortilla salte de la sartén y caiga al suelo?
Son muchas las reformas pendientes en España. Antes citaba las legales -algunas de ellas- que deberían ser afrontadas con valentía por quien dice representar determinados valores. Pero hay otras reformas urgentes: las reformas del pensamiento, de determinado pensamiento que no acaba de avanzar ni abrirse camino entre tanta tiniebla, que sigue atenazado por eso que conocemos tan bien y que se llama nacional catolicismo; que continúa siendo rehén de algunas oligarquías a las que les importa cualquier cosa menos el interés general. ¿Qué hemos hecho para merecer el miedo? Lo posible no sé qué es; lo necesario, desde luego, es dejar de padecer esta zozobra de una vez por todas.

12 comentarios:

Al Kaffir dijo...

Es posible que el analisis de la actualidad realizado toque interesantes temas como la confusa doble moral frente al aborto y la crisis de la derecha y su viraje más a estribor aún si cabe. Pero es necesario comentar esa noticias que pasó de puntillas este lunes pasado cuando el presidente Zapatero afirmó con toda tranquilidad que habia mentido a todos los ciudadanos cuando negaba que hubiera habido contactos con ETA despues del atentado de la T4 en una entrevista de Pedro J. Ramirez.
En esa entrevista el presidente afirmaba que "Toda la responsabilidad es mía. [...] Todos los españoles saben que hemos mantenido un diálogo con ETA y que no ha salido. Eso no ha sido extraño dentro de la historia de nuestra democracia. Lo extraño han sido otras cosas" y
"Los contactos continuaron con una situación ya muy deteriorada, muy deteriorada. Y fue debido al deseo de instancias internacionales. Al ver que tenían toda la buena voluntad de que pudiera verse la luz al final del túnel, de que aquello no fuera el fin... Pero la verdad es que había ya muy pocas posibilidades".
Y no pasa nada. Uno de los mayores pecados que se le achacaron a J.Mª. Aznar, aparte de meternos en una guerra, era que mintió como un bellaco. Ahora el actual presidente ni siquiera lo intenta ocultar. Lo suelta y se queda tan ancho. Parece que se asume que la clase política miente por sistema, nadie está exento, lo cual es desesperante, sobre todo cuando en su recien estrenado video ZP afirma que "No miente". ¿Cree que somos tontos o, evidentemente, lo somos?

Manuel Alvarez dijo...

Es lamentable lo que comenta al kaffir sobre las mentiras de unos y otros. Deprimente vamos.
En cuanto al tema de Gallardón yo esperaba que se presentase en las listas y que pudiera impulsar/intentar una verdadera renovación en el PP, que falta le hace. Me reconozco "gallardonista" y siento pena.
Seguramente, y después de esta "censura", que ha sufrido me quedaré en casa.
Y que Dios reparta suerte.
Manuel.

Lully dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Eta al parecer es en España lo que las Farc en Colombia.

Me gusta enterarme de lo que sucede a nivel internacional y tú, lo comunicas muy bien.

Te dejo besitos saludables desde Colombia!

andabao dijo...

Hola
sólo quiero hacerle una pregunta a Don Manuel Alvarez: ¿Que quiere decir con la frase "que Dios reparta suerte"?.
¿que da igual ser mejor o peor persona,si al final es todo cuestión de azar?

Gracias

mbaillybailliere dijo...

Jo, o sea que los masones sois humanistas que no cuestionáis las creencias personales, que, desde luego, no estáis enfrentados a la Iglesia Católica, quien nos prevenía injustamente contra vosotros...
Pues va a ser que no: que sois la Salsa Rosa que no tendría razón de existir sin sus críticas a la Iglesia. La Conferencia Episcopal debería cobraros comisión cada vez que citáis a los obispos. Mira que tachar de inmovilista a la Iglesia desde la masonería, ¡qué poca verguenza!
Mariano

Ricardo Fernández dijo...

Hola, Mariano:
Fíjate qué descubrimiento has hecho... Pero no le digas a la Conferencia Episcopal eso de que nos cobre una comisión, que después del pelotazo de Ávila deben andar inspiradísimo y la nuestra es una institución de medios económicos muy limitados.
Gracias por tu mensaje: Dejará todavía más claras las cosas a muchos lectores.
Buena y tolerante mañana,.

andabao dijo...

Hola a todos

yo no soy masón, pero según muchos soy católico por que me bautizarón sin preguntarme, por lo tanto no se quien se aprovecha del batismo (como me dijo el cura cuando entro en la habitación con mis hijos recien nacidos,sin llamar a la puerta, antes de preguntar como estaba la madre pregunta que si habíamos pensado en la fecha del bautismo)para captar a la gente, y así presentar estadísticas de católicos para obtener prevendas del estado, y todavía tienen la desfachate de sentirse perseguidos, yo si que les tenía que cobrar a ellos derechos de imagen.

los masónes no bautizan a nadie con 2 meses de vida, ni ponen tantas trabas para dejar de pertenecer a esa organización.

la iglesia que respete a los demás si quiere ser respetada. ¿quien se cree la iglesia para regular mi regimen de convivencia?, que regule el de sus fieles. Ya me parece casi hasta mal que me regule mi vida MY ESTADO, como para que me lo regule el estado del vaticano.
como dice el refrán "cada uno en su casa y la razón en la de todos"

He dicho
Andabao

Al Kaffir dijo...

¡Damas y caballeros!¡Niños y niñas!¡Hoy en la pista principal de "The Electoral Magic Circus" presentamos a "El Gran Zapatero" que causará sensación haciendo aparecer de su chistera 400 progresivos euros en forma de devolución de hacienda!¡Y en la otra pista aparecerá el ilusionista "Rajoi el Magnífico" haciendo aparecer, no se sabe se donde, dos millones y pico puestos de trabajo en una mano y exención de impuestos para los mileuristas en la otra!¡Estos son los trucos a los que se atreven estos magos en periodo pre-electoral!

Ricardo Fernández dijo...

Ye pa ponese a mexar y nun echar gota, que diría mi abuela y mucha gente más.
Yo me esperaba un debate de mucho mayor calado. Y de repente nos vemos envueltos en este tumulto en el que todo el mundo grita lo de "bueno, bonito y barato".
Con independencia de que creo que hay que cargar mucho las tintas frente a estos dos partidos, no dejo de pensar que lanzan su oferta a un mercado persa al que le encanta recibirlas.
Como digo, hubiera preferido que se hablara del aborto, del laicismo (sé que Zapatero lo ha hecho, pero tengo la impresión de que con la boca pequeña) y de alguna cosilla más. Cosas que a mí me parecen mucho más importantes que todo este maná improvisado. A ver cómo evoluciona la camapaña electoral.
¡Qué ganas tengo de que sea 10 de marzo!

andabao dijo...

Mire D. Ricardo, es lo que hay y no hay más que hablar, Si Zapatero plantease esos temas, no gana ni por asomo, ya que estarán detras esos diablos masones. Siendo totalmente totalitario, primero gnar las elecciones y despues ya veremos.

Si en las anteriores elecciones zapatero dice lo de los matrimonios homoxesuales, estatutos, negociación con eta (autorizada por el parlamente y no anulada todavía por este), este no habría ganado ni por asomo, perdiendose entre otras leyes, la de la dependencia o la de la memoria histórica (ambas tardan en arrancar, pero hay esta el tema).
Es el país que tenemos; como los debates políticos, los veo absurdos, ya que nos acabaremos fijando, en cuanto cuesta un café, cuanto cobras usted, como se dice su nombre en castellano, quien cambio de traje, que sin cejas, que sin barba.

Es lo que hay

gilber dijo...

El voto cautivo se mueve fundamentalmente por la economia. Pero no es baladí, ni confuso, ni irracional es simplemente una respuesta natural por parte de una sociedad fuertemente endeudada y que se aferra con fuerza de naufrago a cualquier opción de ahorro en el despilfarro constante al que se ve sometida.
Las medidas economicas de menor calado: 400 euros arriba o abajo suponen la pequeña cantidad de 5.000 millones de euros (unos 833.000 millones de pesetas) y son una bagatela si se compara con el despilfarro habitual con que se esquilma el erario publico, despilfarro del que no se libra ninguno de nuestros honorables representantes públicos.
Lo realmente preocupante no es que se repartan 400 euros entre 13 millones de ciudadanos, que se deduzcan del IRPF el 1, 2 o 3 % como proponen otros. Lo realmente escalofriante es que esos 400 euros o ese 3 % que nos deducen nos seran imputados por via directa en la adquisicion de servicios que hasta la fecha gozaban de caracter Universal.
El otro dia, leyendo una publicacion en el que aparecian los 1000 personajes protagonistas del siglo XX pude ver el porque nuestro pais ha ido a la cola del mundo avanzado en materias tan importantes como la investigacion, la politica, los derechos sociales, la escolarizacion, la sanidad, ls infraestructuras etc.
Entre las figuras mas relevantes que España ha aportado al mundo hay:
7 toreros, 10 cantantes,6 pintores, 10 compositores musicales, 6 poetas, 5 directores de cine, 10 escritores en prosa, 5 deportistas de talla mundial, 4 dramaturgos, , 3 bailaores, 4 medicos, 2 bioquimicos, 2 arquitectos, 1 oftalmologo, 1 jesuita, 2 cocineros, 1 inventor, 1 filosofo y luego eso si, aparece una caterva de politicos que en su mayoria no fueron conocidos mas alla de nuestras fronteras mas inmedaitas (con mucha suerte).
Que no aparezcan quimicos, matematicos, psicologos, cirujanos, fisicos, etc......
da una idea bastante aproximada del pelaje de nuestra formacion.Y todo ello sale de los impuestos, de las dotaciones para investigacion, deporte, sanidad, educacion......
En fin, que lo acabaremos pagando de un a forma u otra, O no teniendo profesionales cualificados o pagando unas tasas directas por cada servicio que nos dejen el cuerpo molido (como se les queda a los amigos americanos cuando tienen que ir a un hospital donde no trabaje Haus).
Peligro, Peligro.

Al Kaffir dijo...

Sr. Andabao: No comparto esa manera de pensar respecto a jugar al "a ver que sale esta vez si le voto". Considero peligroso dar la confianza de una manera tan ciega a un partido, votarle con la esperanza de que no vaya a hacer nada raro. Esa juego puede llegar a ser peligroso. Además, tal y como lo plantea ¿Insinua usted que esas leyes no hubieran sido aceptadas por la mayoria soberana de los españoles y por tanto el actual presidente engañó para hacerse con el gobierno y proclamar leyes que sabía impopulares?
Sr. Gilber: Verdaderamente causa espanto esa clasificación de famosos hispanicos. Eso significa que, o bien la lista la han confeccionado atendiendo a criterios de fama y no de importancia (seguro que usted conoce más deportistas que científicos, más cantantes que matemáticos) o, en verdad, no tenemos remedio. Cuento que sea el primer caso, aunque despues del kafkiano espectaculo montado por la suspensión del programa "Aqui hay tomate", cuyos presentadores y cuerpo tecnico deberían ser públicamente azotados, eviscerados, desollados, empalados, descuartizados y, por último, quemados (y que conste que no tengo nada en contra de ellos), ya es que lo estoy dudando.