domingo, diciembre 28

Concentración

Hoy un paisaje de humanidad córvida y petrea llenó en Madrid la plaza de Colón ¡Alabemos al Señor!

sábado, diciembre 27

Cosas de abogados


Podría soprender que en este espacio aparezca un texto crítico con el hacer -más bien el no hacer- que viene desarrollando un miembro del Gobierno asturiano, pero teniendo en cuenta que la cosa trata de los calambres con los que topa eso que llaman justicia ahora que la transferencia de competencias se ha hecho carne y deseo, me parece conveniente dejar de bostezar y hacerme eco de lamentos por lo mal que va "el asunto".
De todos modos hay que ser sinceros, porque "el asunto" de referencia ha ido mal siempre. Cuando me colegié como abogado y me inscribí en el turno de oficio, hace ya quince años, se hablaba de lo poco que cobrábamos y de que había que "hacer algo". Siempre "hay que hacer algo". En aquel entonces barruntaba para mis adentros que el "algo" tenía que consistir en una llamarada. Prenderle fuego al juzgado a horas intempestivas para evitar bajas innecesarias y daños colaterales. Hoy, que he madurado y me he moderado con el peso de los kilos, me callo mis malos pensamientos y los sigo cultivando con esmero para adecentarlos en la medida de lo posible.
Pedro de Silva, que fue presidente de la Comunidad asturiana en los años dorados del dominio de la Camorra minera, y que hoy ejerce como letrado y miembro de varios consejos de administración, decía que los abogados no podíamos ponernos en huelga porque de nosotros dependía el funcionamiento de un poder básico del Estado. Así ha sido hasta la fecha: Un detenido no puede declarar en comisaría sin la presencia de su abogado; tampoco en el juzgado. Y son unas cuantas las diligencias que no pueden practicarse sin la presencia del mal necesario e imprescindible que con nuestra profesión encarnamos. Mira tú por dónde que, pasados los años, los jueces nos han sobrepasado por la extrema izquierda. Ahora ellos dicen que si los médicos pueden ponerse en huelga convirtiendo un hospital en una sucursal de Campofrío, cómo no va a parar la magistratura si no hay peligro de muerte y recibe un trato indigno del Ministerio.
En los años que llevo, que no son tantos, he visto cómo las retribuciones del turno de oficio subían lenta pero no inexorablemente. He visto como el legítimo incremento de honorarios no llegaba mientras "había que hacer algo". También he cobrado con ocho meses de retraso. Ahora ya sólo son seis, aunque desde la Consejería de Presidencia nos dicen que con la transferencia y la mejor gestión "sólo se tardan" cuatro meses...
He visto cómo un prejubilado de la minería con una paga de 3000 euros mensuales disfrutaba del beneficio de justicia gratuita y yo tenía que trabajar para él sin rechistar. Y sigo viendo exactamente lo mismo a pesar del supuesto celo con que se ha volcado la administración autonómica en su nueva competencia, obligándonos a los abogados a asumir el embrollo burocrático de las solicitudes de letrado convirtiéndonos, además de leguleyos, en cagatintas. Hasta un impreso hay para que expresemos nuestro "parecer y percepción" sobre los signos de riqueza del cliente que nos ha tocado en suerte. En lo años que llevo como abogado de oficio, que no son tantos, he escuchado cómo el busca de la guardia me sonaba a las nueve de la mañana para asistir a una persona, por ejemplo en el Juzgado de Instrucción Número Cuatro de Gijón, y he esperado y esperado, para salir de la justa casa a las tres... O a las cuatro. Silencio del Colegio de Abogados ante algo habitual o ponderado escrito para expresar una "enérgica protesta" pues "había que hacer algo".
Llegó Valledor hace cinco años, el de la boina y la montera picona, a la Consellería de Xusticia. Quitó el águila de San Juan, grande, libre e indivisible de la sede del Tribunal Superior de Justicia, donde llevaba revoloteando más o menos desde que la muy noble y buena ciudad de Oviedo fue declarada heróica e invicta por el anterior Jefe del Estado, en pago y recompensa a su traición a las urnas. Luego, entre baile, viaje y desfile, puso placas en asturiano en las puertas de los "Xulgaos"; y finalmente prometió que todo iba a ser mejor y bueno, que el turno de oficio disfrutaría de un mañana deslumbrante, y que sobre las cenizas de lo podrido se edificaría el sólido edificio marxista que nos cobijaría para siempre. Valledor marchó y ya no lo quisieron ni en su casa, para llegar así hasta nuestros días, donde la Consejera de la Presidencia, María José Ramos, debe pensar que los que estamos en el turno de oficio formamos parte de una burguesía adinerada y cómoda, que no merece nada.
María José Ramos lo tenía fácil: recibir al Decano del Colegio de Abogados de Gijón (porque en esta historia del de Oviedo no sabemos ni que existe), marear la perdiz y decir "haremos algo"; o "haremos más", como el lema de campaña de las últimas elecciones. Pero admirada de sí, consigo misma embelesada, no accedió a recibir a la delegación que le había implorado el favor de su presencia a través del cauce reglamentario oportuno. Así, el miércoles último, tras varios vaivenes contencioso-administrativos, la Asamblea del Colegio de Abogados decidió dar de baja en el turno de oficio a todos los inscritos que no expresen el deseo contrario antes del próximo primero de enero. Yo no lo expresaré y pondré fin a quince años ininterrumpidos de trabajo en el turno.
No se trata de una huelga. El colegio profesional no deja de ser en ocasiones una máquina para obtener recursos económicos y los profesionales liberales de este ramo no tenemos conciencia de clase -como no la tiene ya casi nadie- ni de casta funcionarial; ni existe medio de ponernos de acuerdo, pues formamos parte de un rebaño dividido por ruindades e intereses. Sólo un pequeño grupo, cada vez mayor, es cierto, se va moviendo para presionar a una administración ciega y sorda, empeñada en pretender que aquí no pasa nada mientras se descompone el servicio público que damos los abogados de oficio. Sí, he escrito la expresión fatal: "servicio público". Algo que no está muy de moda en estos siglos dedicados a la externalización y exaltación de la economía de mercado (con la salvedad de algún que otro paréntisis). Pero de eso se trata, de poder dar una asistencia jurídica a quien realmente la necesita y en unas condiciones que no hagan irrisoria la dedicación a este oficio; unas condiciones económicas dignas, sí; cierta noción de respeto profesional y, tal vez, una cobertura de Seguridad Social como sucede en alguna comunidad autónoma vecina donde han entendido un poco mejor qué significa eso del "socialismo". Todo esto también es justicia.

martes, diciembre 23

Sin novedad en el frente


Así, más o menos, termina la novela de Erich Maria Remarque. Sin novedad. Sin novedad en la larga línea de trincheras y en todos los frentes abiertos a uno y otro lado. Ni he participado durante estas dos semanas y pico en las negociaciones futuras con el Movimiento Vasco de Liberación Nacional, ni tampoco he tomado parte en la "güelgona" que anuncia el nuevo padrecito de Izquierda Unida, que ha descubierto en la caja de música y en la soflama húmeda el nuevo despertar que nos llevará hacia el paraíso del proletariado. Cómo me fatiga toda esta colección de incompetentes y preclaras excelencias que llenan los estrados de España, y se lanzan envueltos en una verborrea pobre y trasnochada a envenenar el aire.
Así que sin novedad en el frente. Sin novedad en la fría España, que sigue igual que siempre, dando pequeños pasos, unas veces hacia adelante, otras grandes zancadas hacia atrás, y la mayoría de las veces girando sobre sí misma, encantada de haberse conocido, como si fuera una España francesa embebida de gloria y soberbia, y comida de vez en cuando por el picor de algún piojo incómodo y resucitado.
Tranquilas las aguas mixtas en el Gran Oriente macho, pactado ahora el silencio y la calma hasta el mes de septiembre próximo, mientras nuestras tropas avanzan sobre Bélgica para hacer valer los ecos de "la grandeur" en el país frío, gris y desangelado del niño meón.
Tranquila mi casa, desde cuyas ventanas he visto estos días nevar y envolverse la Sierra del Aramo en un manto gris de nubes que, no sé el porqué, me recuerda siempre a la vista que tienen los submarinos americanos del monte Fuji, cuando entran en la Bahía de Tokio en esas películas en blanco y negro en las que se ganó Segunda Guerra Mundial, y que son capaces de ver por el periscopio a toda la flota enemiga, sin despeinarse, mientras se solaza estúpida en el puerto esperando el golpe de efecto de la propaganda enemiga.
Tranquilo el Estado Vaticano, esa última tiranía declarada que late aún en el corazón de Europa, cobijada por la gran sacristía de payasos y malabaristas en que se ha convertido Italia entera, guiada por la mano de Silvio Berlusconi, el pudibundo presidente que manda cubrir de recato, como un moderno Braguetone, las tetas que asoman en una pintura que le sirve de fondo en sus intervenciones televisivas y que, parece ser, dan muy mal en cámara y no conjuga bien con su nuevo pelo de plástico marrón. Sí, tranquilo el Estado Vaticano, régimen totalitario de sotana y báculo que se niega en redondo y cuadrado a sostener ante la Organización de las Naciones Unidas la iniciativa de la presidencia de turno -francesa para más señas- de sacar de los códigos penales del mundo aquello que se conoce como homosexualidad.
No hay novedad en el frente: Los mismos están donde estaban, que es en cualquier parte menos allí donde les corresponde. Y nosotros ¿dónde estamos nosotros?: A punto de abrir un paréntisis de buenos deseos porque ya se sabe que por estas fechas "To er mundo é güeno".

domingo, noviembre 30

Yo soy de derechas

Como la vida misma...

Hace 70 años, en el puerto de Alicante


La Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica, ha iniciado una campaña para instalar un memorial en “El Campo de los Almendros”, que desde aquí apoyamos y difundimos:

En marzo de 1939 terminó la Guerra Civil española en el Puerto de Alicante. Tras la marcha del mítico barco .Stanbrook., quedaron atrapadas allí unas catorce mil personas que se habían significado en la defensa del régimen legítimo y constitucional de la II República española contra la sublevación militar apoyada por las potencias fascistas. Tras la llegada de las tropas italianas al mando de Gastone Gambara, tuvieron que abandonar este último territorio leal a la República y, ya prisioneros, fueron llevados a un campo de almendros, situado entre la Goteta y Vistahermosa, mientras otros eran encerrados en los castillos de Santa Bárbara y San Fernando, en la Plaza de Toros, en algunos cines, en la Escuela de Ciegos y en el Reformatorio de Adultos. En el Campo de los Almendros, los prisioneros republicanos estuvieron en unas condiciones penosísimas, sin comida y casi sin agua, durante cinco o seis días hasta que fueron trasladados a diversas cárceles y, en especial, amontonados en vagones de trenes de mercancías, al campo de concentración de Albatera.

Pasados setenta años de estos trágicos acontecimientos, la Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica quiere dar a conocer, en todo el mundo, puesto que su importancia y trascendencia es universal, la tragedia de aquellos inermes defensores de la libertad y la democracia en aquellos últimos días de la República española. Para ello, ha preparado una serie de actos tendentes a recordar aquellos hechos y conseguir que se lleven a cabo sus propuestas de instalación de un monumento . una escultura de Eusebio Sempere- en el Puerto de Alicante de un -Memorial- en el Campo de los Almendros, propuestas que siguen pendientes de autorización por los poderes públicos. Se intenta, de este modo, reparar una antigua injusticia, compensar una historia manipulada y combatir contra el olvido, saldar en definitiva una deuda moral que la democracia española sigue teniendo con quienes defendieron una España tolerante, pacífica, culta y solidaria, y mantuvieron esa idea de España lejos de su tierra, en los tristes años del exilio, con una enorme dignidad.

Para conseguir recuperar y dignificar estos -lugares de la memoria- de la II República, pedimos la colaboración de instituciones y ciudadanos que, estando preocupados por el mantenimiento, la consolidación y la ampliación de la democracia, comprenden que ésta no se puede construir sobre el olvido.

Si quieres apoyar esta campaña, envía:

Nombre y apellidos
DNI
Firma
País ó ciudad
a Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica . AEMH. Apdo. Correos 2060 . Alicante 03013

Obras Completas de Rosario Acuña, de José Bolado



Me hago eco de la aparición de esta noticia, recogida por el diario El Comercio, de Gijón, en el día de hoy, y que hace referencia a la publicación del tomo tercero de las Obras Reunidas de Rosario de Acuña, que recopila 74 documentos de prosa de la autora. La obra, editada por el Ayuntamiento de la ciudad, el Instituto Asturiano de la Mujer, Cajastur y KRK Ediciones, será presentada por su autor, José Bolado, mañana en Gijón.

Título: 'Obras Reunidas, III. Prosa'. Autora: Rosario Acuña y Villanueva. Editorial: KRK Ediciones. José Bolado. Género: prosa Páginas: 939

Crucifijos en las aulas


Ayer Javier Arenas, ex Ministro de Trabajo, eterno candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía y soporte del maltrecho liderazgo de Mariano Rajoy, ponía en su boca la palabra "cruzada", para acusar de emprender tal empresa a quienes pretenden la retirada de los crucifijos de las aulas públicas o financiadas con dinero público. Javier Arenas hacía referencia una vez más al tan manido argumento de "respeto al credo mayoritario de los españoles" olvidando que tal criterio no es aplicable en materia de libertad de conciencia y de derechos fundamentales.
Un país como el nuestro, con un millón de habitantes que profesan el credo islámico, y dos ciudades autónomas en las que la religión verdadera no es la mayoritariamente seguida, y donde no existe según el texto constitucional una religión oficial del Estado, no puede andar jugando con esto de los credos mayoritarios. Pero no vamos a pedirle peras al olmo: Si la ministra de educación tuvo que cambiar el discurso en apenas unas horas y de forma desafortunada, no podemos esperar que acierten en su discurso aquellos que echan de menos la cobertura de los palios.
Ahora, los tolerantes, los respetuosos, los que ponen la otra mejilla y se dejan prender, los aprendices de mártir, los eternos perseguidos, se dedican a acosar a la hija del diabólico padre que acudió, en Valladolid, a la vía contencioso administrativa para defender sus derechos constitucionales... Vivir para seguir viendo.

Os dejo con Javier Pérez Royo, que lo cuenta muy bien en un artículo aparecido en el diario El País el pasado día 28 de noviembre. Como siempre, buena lectura.

-----------------------------

Crucifijos en las aulas.-

La decisión acerca de si se puede admitir o no la presencia de crucifijos en las aulas está tomada. Es una decisión que adoptó el constituyente de 1978 al redactar el artículo 16 de la Constitución en los términos en que lo hizo. El Estado español es un Estado aconfesional y, en consecuencia, "nadie podrá ser obligado a declarar sobre su (...) religión o creencias" (art. 16.2 CE) y ninguna "confesión tendrá carácter estatal" (art. 16.3).

No nos encontramos ante una decisión que tengan que tomar los consejos escolares, o las consejerías de educación de las comunidades autónomas o el Ministerio de Educación, porque la decisión ya la tomó el constituyente. Desde el 29 de diciembre de 1978 cada ciudadano, y subrayo lo de cada ciudadano, es titular del derecho fundamental a la libertad religiosa y ese derecho tiene que serle respetado por los poderes públicos y por los demás ciudadanos sin excepción, ya que, como dice el artículo 9.1 CE: "Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución". Ni siquiera las Cortes Generales podrían tomar la decisión de que hubiera crucifijos en las escuelas, pues, en el supuesto de que aprobaran una ley en ese sentido, la ley sería anticonstitucional. En mi opinión, ni siquiera mediante la revisión de la Constitución contemplada en el artículo 168, que sería la vía apropiada para reformar el artículo 16 CE, se podría tomar esa decisión, ya que la no confesionalidad del Estado pertenece al núcleo esencial del Estado constitucional, que dejaría de serlo en el caso de que se convirtiera en un Estado confesional. Estado constitucional y Estado confesional es una contradicción en los términos. Pero, en todo caso, para tomar la decisión de que hubiera crucifijos en las escuelas, habría previamente que revisar la Constitución, esto es, adoptar la decisión por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras en dos legislaturas consecutivas y someter la decisión después a referéndum.

Desde el 29 de diciembre de 1978 debería haberse procedido de oficio a la retirada de todos los crucifijos de las escuelas. La retirada o no retirada de los crucifijos no es asunto que pueda ser sometido a discusión, ya que ello obligaría a que quienes participan en la discusión tengan que hacer públicas "su religión o sus creencias" y esto es algo que está expresamente vedado por la Constitución. La simple formulación de la pregunta ya sería anticonstitucional.

Lo que, a su vez, quiere decir que a nadie tendría que ponérsele en la tesitura de tener que hacer una reclamación para que se retiren los crucifijos y, menos todavía, que tenga que interponer un recurso ante los tribunales de justicia para que se ordene la retirada. Esto ya supone una vulneración del derecho a la libertad religiosa de la persona que reclama o recurre.

Los derechos fundamentales son derechos de los individuos. Los consejos escolares no son titulares del derecho a la libertad religiosa y, en consecuencia, no pueden decidir ni por mayoría ni por unanimidad si quieren mantener o no los crucifijos en las escuelas. Mantener esa postura es desconocer de la manera más completa qué son los derechos fundamentales y qué lugar ocupan en nuestro ordenamiento constitucional. De ahí que no pueda entender las declaraciones de la ministra de Educación en la Cadena SER acerca de que la retirada o no de los crucifijos dependería de lo que decidieran en cada centro los consejos escolares. A los 30 años de la entrada en vigor de la Constitución resulta increíble que todavía andemos con disputas de esta naturaleza. También la Junta de Andalucía tendría que corregir su posición que resulta constitucionalmente insostenible.

viernes, noviembre 28

Conferencia de la Plataforma Laica de Asturias

Decía José Martí que "decir es hacer"...



Organizada por La Plataforma Laica de Asturias, de la que es miembro integrante la Logia Rosario Acuña (GODF), tendrá lugar el próximo miércoles 3 de Diciembre, a las 19 horas, y en el salón de actos de la Biblioteca Pública Jovellanos de Gijón una CONFERENCIA a la que toda la ciudadanía está invitada, y que llevará por título:

"Libertad de conciencia y libertad religiosa"

Será ponente Don Francisco Delgado - PRESIDENTE DE "EUROPA LAICA"


Tras pronunciar la conferencia se liniciará un coloquio con todos los asistentes sobre los anunciados cambios en la Ley de Libertad Religiosa de 1980, así como sobre la situación en España del derecho a la libertad de conciencia.

Louise Michel: Eran otros tiempos


Ha llegado a mis manos, en francés, el texto de una conferencia que pronunció la activista del anarquismo y feminismo Louise Michel, también francmasona y defensora tenaz de la mixtidad.
La cuestión, de la que muchos se cansan como los negros se cansaron de luchar contra el apartheid -¡ah!¿no se cansaron?- es muy, muy antigua en la masonería masculina.
No soy anarquista. Disto mucho de profesar admiración a tal credo ideológico y confieso haberme empapado con otras teorías políticas, más partidarias de imponer el orden -no de establecer el orden- esperando tiempos mejores, esos tiempos en que cada uno sabrá bien lo que tiene que hacer y no necesitará de la tutela de Leviatán. Lo que pasa es que con los años me he vuelto un poco descreido y hasta Leviatán empieza a hacerme sonreir.
Pero volviendo a retomar el hilo con el que había comenzado estas líneas, he de decir que me he llevado una gran sorpresa al leer estas palabras de la pensadora feminista francesa. A momentos he encontrado ciertos matices ingenuos en las palabras de Louise Michel; un reflejo de aquel socialismo utópico que luego fue capaz de alumbrar, de la mano de Marx y Engels un primer texto pragmático como fue el Manifiesto Comunista.
En fin, nadie quiera encontrar aquí un mensaje críptico ni una camuflada declaración de intenciones por mi parte. Sólo me anima la curiosidad científica, dar a conocer un pensamiento de otro tiempo y una muestra más de una vieja aspiración que sigue, hoy día, completamente intacta e igual de inalcanzable...
¡Y hay quien pretende que 2009 sea el año de la solución definitiva!

----------------------------------------------------------------

Introducción más o menos aséptica.-
El texto que se reproduce a continuación recoge la traducción íntegra al español de la conferencia que pronunció una mujer llamada Louise Michel al día siguiente de su iniciación en la Logia "Diderot", el 14 de septiembre de 1904.
Louise Michel tuvo una corta vida masónica (1903-1905). Tras us iniciación, Louise Michel hizo, durante bastantes meses de su vida masónica, una muy activa propaganda en todo el sur de Francia en favor de la admisión de mujeres en las Logias del GODF.
Gracias a la acogida que le brindan masones y masonas, pronuncia en Rouen una conferencia ante mil doscientas personas. Mantiene una posición antimilitarista que hay que creer no careció en su momento de cierto impacto, puesto que tras la citada conferencia, el director general de seguridad pública en persona de Italia, telegrafió a su homólogo francés para saber si existían motivos para temer una visita de tan temible agitadora al otro lado de los Alpes.
Louise Michel, combatiente de la Comuna, figura de referencia del feminismo y del anarquismo, murió en Marsella el día 10 de enero de 1905. Se encontraba haciendo una gira de conferencias por el sur de Francia.
Su cuerpo fue llevado a París y una muchedumbre de más de cien mil personas participó en el entierro.
Gran cantidad de expedientes e informes de la prefectura de policía cuentan el desarrollo de la ceremonia y relatan el conocido "incidente de los emblemas masónicos", colocados sobre el ataúd por el Venerable de "La Filosofía Social" y que militantes anarquistas arrancaron pretextando que Louise Michel no pertenecía a nadie.
Sobre lo que no hay dudas es que "con toda seguridad el espíritu libertario de Louise Michel soplaba donde quería".

----------------------------------------------------------------

Louise Michel, ilustre predecesora en el combate por la igualdad.

Queridos Hermanos y Hermanas:

LA MUJER EN LA MASONERÍA

Mucho tiempo hace que yo hubiera sido de los vuestros si hubiera sabido de la existencia de logias mixtas; pero pensaba que, para pertenecer a un medio masónico, era necesario ser hombre.
En mi opinión, ante el ideal de la libertad y de la justicia no hay diferencia entre hombres y mujeres.
No debemos reunirnos para conquisstar privilegios, puesto que no necesitamos privilegios. Nosotros queremos conquistar el mundo con todas sus requiezas multiplicadas por la ciencia y el trabajo, teniendo por horizonte la libertad sin límites.
El viejo mundo se rompe en todas partes: En Roma, en Rusia muestra su podredumbre. Para que todos nosotros, hombres y mujeres, podamos llegar a instaurar la nueva ciudada de la luz y la prosperidad, hemos de vencer a la ignoracia y la miseria, expresión de mal. Nosotros, que sabemos, seremos criminales si, por ser egoistas, guardamos para nosotros mismos nuestro conocimiento. Falta entusiasmo: No basta con saber, hay que querer y hay que hacer.
Se desconfía de las mujeres que, sin embargo, son una enorme fuerza. La mujer es un terreno fácil a cultivar, es un compañero y no un esclavo.
Es a la mujer a quien corresponde hacer a los hombres. Que no tenga nada que esconder, que renuncie a lo pueril y a las pequeñas astucias, que no son sino un signo de debilidad; que vaya como un combre con la cara descubierta; así será feliz.
Es necesario que la mujer rechace prostituir durante más tiempo su alma cuando no su cuerpo.
Ella misma tiene que ser la artífice de su emancipación.
La mujer ha de rechazar continuar siendo el ser inferior que la viea sociedad a pretendido hacer de ella a perpetuidad.
Y hace falta también que los hombres, armados contra otros hombres para la defensa del viejo mundo, rechacen convertirse en asesinos. Que los militares prefieran hacerse fusilar que disparar. Tengamos, hombres y mujeres, la fuerza de la voluntad ya que no tenemos la de las bayonetas.
Nos encontramos en un momento de la evolución universal en el que la luz comienza expandirse: ¡Sepamos aprovechar la ocasión!
Despertemos, ayudemos a esas fuerzas que son latentes. Pienso en la Bretaña, región que he recorrido no hace mucho dando conferencias. Una provincia que posee grandes fuentes de energía y que es impulsiva como lo son todos los conversos. Grandes cosas sucederán en el momento en que sepamos tomar esta provincia.
Sabrá rebelarse contra sus religiones y destruirá sus iglesias. El clero se encuentra en una situación de retroceso como no lo había estado antes, y a causa de ello, hace falta que el campesinado bretón liberado sea un poco más sabio.
Los grupos humanos y los individuos siguen las mismas leyes de la evolución natural: ayer la esclavitud, la miseria moral y material; hoy el primer despertar; mañana la felicidad y la libertad.
Nada pudimos hacer mejor que las universidades populares, don de la mujer se instruye al lado del hombre, su camarada; donde los proletarios se esfuerzan en asimilar las verdades naturales y pedazos de saber.
Hay que multiplicar esas universidades, vivificarlas, consolidar sus métodos de enseñanza. Hay que aprender qué es la materia, el ser humano, la sociedad, las relaciones que existen entre todo ello, qué fue el ser humano, que será. Nada puede cansarnos, nada ha de abatirnos.
En la Edad Media, en un momento determinado, pareció que podría producirse el triunfo de las ideas más generosas. Pero el clero cubrió con su sombra el movimiento que se dibujaba y durante siglos el error siguió dominando sobre la verdad.
Tenemos que aprovechar este momento y no perder más tiempo con mezquindades, rivalidades de clanes, vanidades ridículas: la mujer no debe imitar al hombre en sus errores.
El duelo entre sexos sería ridículo y odioso: No se trata de la Mujer contra el Hombre; lo único que existe es la Humanidad.
No tenemos por qué mendigar todas esas cosas mezquinas que llaman derechos políticos y que desapareceerán con la política misma en este proceso de refundación, que dará a la humanidad una vida completamente nueva.
Qué es eso de delegar cada cuatro años un poder nominal en beneficio de unos mandatarios en comparación con el derecho natural de pensar y vivir sin amo, disfrutando de una riqueza convertida en un patrimonio de todos.
Tenemos que tomar en cuenta, para hacer el bien común de la humanidad sin distinción de sexo, todo aquello que da la vida, tanto la vida del pensamiento como la de nuestro cuerpo. Hay que tomar en cuenta a la ciencia, las artes, adueñarse de ellas y que cada uno sea él mismo.
¡Ser uno mismo! Que la mujer que persigue su emancipación deje de ser un eco, un reflejo. Que se manifieste tal como es, sin vanidad y sin miedo. Lo que ha hecho que los pintores que reciben el premio de Roma no sean estimados, no es otra cosa que el que se hayan acostumbrado a copiar en vez de crear.
Actuemos y vayamos rápido, porque no estamos solos y tenemos que pensar en los demás. Dejemos a los reaccionarios aferrarse al pasado, a sus instituciones que se hundirán con ellos, teniéndolos prisioneros como ratones en sus agujeros. Quieren vivir en su rutina; para nosotros, seamos capaces de crear los anchos caminos en los que pasearemos al lado de nuestros hijos. Haciendo esos nuevos caminos se puede morir: No lo ocultemos. No se muere más que una vez y no es tampoco gran cosa. Los que vayan delante serán los más expuestos: Qué más da si toda vanguardia ha sido hecha para ser sacrificada.
Desde el momento en que se abre camino, no hay que mirar si nos siguen: Tenemos que continuar por nosotros mismos.
Hace ya mucho que el progreso podría haber sido el amo de todo si se hubiera tenido mayor voluntad, pero apenas sí nos atrevemos a librarnos del yugo del pasado. Tenemos en todo lazos que nos atan, herencias que, de hombre a hombre, han sido transmitidas a los niños.
Tenemos que transformar algo más importante que las constituciones: la sociedad, donde todas las miserias se deslizan unas sobre otras; el hambre, la ignorancia, la prostitución, el odio. En el ser humano, bañado en todas esas miserias que le envuelven como los pliegues de un sudario, puede subsistir algo bueno.
Los truhanes tienen también sus propias virtudes: No se traicionan entre ellos.
El poder embrutece a los seres humanos; no debemos conquistarlo para luego expulsarlo de entre nosotros, hombres y mujeres, sino elminarlo de la sociedad haciendo de esta una gran familia libre, igualitaria y fraternal, siguien el ejemplo de la hermosa divisa masónica. Los hombres de la Comuna fueron enérgicos desde un punto de vista individual, tuvieron un gran valor. En tanto que miembros de la Comuna, no estuvieron a la altura de lo que se esperaba. Porque no es el gobierno el que posee la gran fuerza, es la corriente de reivindicaciones obreras la que empuja al poder y le obliga a ejecutar las reformas más indispensables. Así pues, nuestra acción es la que tiene que activar a su vez la del poder.
No será un trabajo fácil, puesto que sabemos que la reacción se movilizar para conservar sus privilegios.
Mientras nosotros caminamos hacia el futuro, ellos quieren conducir a la humanidad al pasado.
Quizá sea la violencia la que deberá resolver el conflicto. Asistí en Londres a una reunión de nihilistas. Era curioso ver a todos aquellos hombres, no deleitarse con la muerte de Plewhe, pero sí mostrar satisfacción porque la humanidad se hubiera podido liberar de un obstáculo en su camino hacia adelante.
Hay que librar a la humanidad de su fealdad y sus taras. En este momento sopla, tan pronto en armonía como en tempestad, un espíritu realmente nuevo. Hay huelgas en las que se escucha crecer un colérico estruendo, hay un calor en los cerebros de las gentes, se busca algo, una orientación diferente de la especie humana, masas que camina hacia un ideal. Quieren romper con el pasado y es necesario que el pasado muera. A los masones y masonas corresponde crear una religión nueva, la religión sin dios ni dogmas.

martes, noviembre 25

Satisfacciones


Satisfacción o insatisfacción. Ésa es la cuestión.
Hay quien lanza las campanas al vuelo con el pronunciamiento judicial de la semana pasada, que empezó a tener cierta difusión este sábado último. Desde entonces todo son comentarios y columnas de prensa: Nada menos que en zona nacional, en Valladolid por más señas, un grupo de padres organizado bajo la cobertura de la asociación Escuela Laica, le ganaba la partida al brazo incorrupto de la Consejería de Educación del lugar: Los crucifijos y simbología religiosa debían retirarse de las paredes del establecimiento educativo pues, según razonaba el juez de lo contencioso administrativo, la escuela no era el lugar adecuado para su exhibición y contradecía el principio de neutralidad de las administraciones públicas proclamado en la Constitución vigente.
Ahí terminaron en primera instancia tres años de largo litigio, que todavía pueden prorrogarse si el aparato educativo de la Comunidad de Castilla y León decide probar suerte un poquito más arriba y presenta recurso.
Hasta aquí todo bien. Entra dentro de ese lento camino hacia una particular forma de entender el laicismo que se ha tomado en España, donde cualquier planteamiento que se haga ha de contar con el texto constitucional -que sigue haciendo una mención expresa a una confesión religiosa-, y unos acuerdos internacionales de obligado cumplimiento cuya denuncia y rescisión, estoy seguro, haría salir en tromba a la calle a todas las gentes de progreso en apoyo de tal medida (es una ironía, pues todos sabemos quién saldría a pisar las calles nuevamente y quién se quedaría en casa haciéndose cruces).
Todo bien y normal. Normales las declaraciones de diferentes obispos afectados por la cristofilia. Normal el tono sosegado del Obispo sevillano, Carlos Amigo, para quien la resolución judicial no favorece la integración (habría que ver qué pensaría si se instalara una media luna en algún aula porque lo pidiera un grupo de padres y madres mahometanos). Normal el desacertado tono del Presidente de Castilla León (no sé como se llama: me quedé en Juan José Lucas y me lo cambiaron, y ya no hago más esfuerzos de memorización que los indispensables), para quien era cosa de los centros escolares decidir si se ponía o no se ponía sobre la pizarra al crucificado.
Pero lo que ha sido tremendo es lo de la Ministra de Educación. Ayer tuvo la desgracia de coincidir en sus declaraciones con el parecer del citado presidente castellano: Ayer eran los centros y sus consejos escolares los que tenían que decidir para evitar conflictos. Pero hoy por la mañana ya había cambiado de opinión (lo de las lecturas de cartilla a veces es muy efectivo). Hoy por la mañana le decía a Carles Francino que si un símbolo molestaba a alguien había que "quitarlo de en medio".
Y tampoco es eso. No hay que quitar nada de en medio ni hay que confiar en los Consejos Escolares. Sólo hay que tener las cosas claras y comprender la diferencia entre lo que llamamos principios laicos y la aconfesionalidad del Estado. Y hay que saber aprovechar también ocasiones como la brindada por una sentencia ¡oh, milagro! como la que se está comentando.
No se puede confiar a los Consejos Escolares la decisión porque ésta no es una cuestión que se resuelva con la conformidad de las mayorías, sino observando un principio de escrupulosa neutralidad que impida que nadie, de un signo u otro, pueda adueñarse de los espacios que son de todos. No se puede confiar a los Consejos Escolares la responsabilidad porque ello equivaldría a abocar a la gente que tiene credos distintos o que no tiene credos a acabar en un Juzgado y aguantar tres años o más de litigio para defender un derecho que la Constitución reconoce. No, no se pueden eludir las responsabilidades y hay que coger el toro por los cuernos, sobre todo cuando -como ha sucedido en este caso- la ocasión la pintan calva.
Espabile, compañera ministra. Espabile y marque la pauta, que luego las cosas irán poco a poco solas. Espabile, ciudadana ministra y mójese, que España todavía no ha dejado de ser católica y España tiene que ser de todos.

jueves, noviembre 20

Comunicado del Gran Oriente de Francia


Acabo de enterarme de que los masones del Gran Oriente de Francia tenemos contento a César Vidal. Parece que ayer se despachó a lo bestia con un editorial en un programa que tiene por la noche en una emisora en la que trabaja de manera estable. Habló del Gran Oriente de Francia y de si Zapatero tendría algo que ver con él. Y también si Garzón estaría implicado en las conspiraciones masónicas para la destrucción de la unidad de España y la pérdida de la fe.
La verdad es que nunca me he encontrado a ninguna de las dos personalidades en mi taller pero, he de reconocerlo, en el caso de Zapatero me provocaría una extraordinaria y feliz emoción.
De todos modos no era mi intención dedicarle mucho tiempo a este monaguillo crecido, entrado en edades y carnes, ni tampoco al Presidente del Gobierno.
"Ladran, Sancho, señal que cabalgamos". Es lo que hace decir Cervantes al Quijote en un determinado momento que yo, simbólicamente, identifico con la publicación del comunicado suscrito con otras dos organizaciones masónicas francesas por el Gran Oriente de Francia.
Me sorprende mucho el final del texto. Me alegra, pero me sorprende. Sobre todo después del cirio que se ha montado hace un mes con el auto de fe doméstico con el que se estrenó el nuevo Gran Maestre. No seré yo quien haga hoguera a costa de asuntos internos, pero aquello se llevó con tan desgraciada y escasa discreción, que ahora resulta difíl no percibir cierta contradicción inexplicable en ese párrafoe final que yo suscribo plenamente con la integridad del texto, pero que puede llevar a muchos y a muchas a decir y preguntar: "¡Muy bien! ¡Pero que muy bien! Pero... De las mujeres ¡Qué!"


19/11/2008


Comunicado relacionado con la décision de la Corte de Casación (Tribunal Supremo francés) de absolver al diputado Christian Vanneste por sus declaraciones homófobas



La Sección Penal de la Corte de Casación, en contra del criterio de la Fiscalía, acaba de absolver al diputado Christian Vanneste por las injurias homófobas por las que había sido condenado en primera instancia y luego en apelación. El Alto Tribunal ha considerado que un cargo electo de la República, en tanto que « depositario de una parte de la representación nacional », como había puesto de manifiesto la Fiscalía, podia perfectamente calificar a las personas homosexuales como « moralmente inferiores » a las personas heterosexuales en tanto que sus declaraciones quedaban enmarcadas dentro del derecho a la « libertad de expression ».
Esta décision constituye de forma palpable una régression para todos los humanistas ligados a la idea de respeto a la dignidad de la persona.

Si los Francmasones están muy ligados a la libertad de expression, y especialmente en la prensa, consideran que corresponde a los cargos electos, en el ejercicio de sus funciones públicas, respetar al conjunto de las ciudadanas y ciudadanos a los que se dirigen y representan. Establecer una escala de clasificiación moral entre ciudadanos en función de su orientación sexual, del mismo modo que otros habría podido hacerlo en función del color de la piel, el origen social o la religion, es una actitud escandalosa.
Los cargos electos que mantienen este tipo de posiciones no hacen sino asentar con solidez al comunitarismo provocando, como reacción contraria, actitudes de repliegue identitario entre personas que se siente estigmatizadas, y ello en detrimento del principio de igualdad, que no reconoce más que ciudadano iguales en derechos y deberes.
La décision de la Corte de Casación constituye por tanto una muy mala señal en un momento en que la HALDE (Organismo francés de jurisdicción especializada en materia de discriminación. La traducción literal de las siglas sería "Alta Autoridad para la Lucha contra la Discriminación") acaba de poner de manifiesto el esfuerzo que aun es necesario para luchar contra todas las formas de discriminación en la sociedad francesa.


Grand Orient de France : Grand Maître Pierre LAMBICCHI
Grande Loge Féminine de France : Grande Maîtresse Yvette NICOLAS
Fédération Française du Droit Humain : Président Michel PAYEN

martes, noviembre 18

22 ¡Y aquí está el 23!


Aunque son estos tiempos de silencio, en los que en los que la prudencia manda callar y no armar alboroto, no puedo resistirme a exponer en el blog la traducción de un pequeño artículo que, con cierta sorna, publicaba hace pocos días "Le canard enchaîné" (algo así como "el pato encadenado"), periódico satírico francés de esos que no deja títere con cabeza.
El contenido del texto hará inevitable trazar algún paralelismo... Pero a mí no se me puede acusar de nada, pues nada he dicho.
De todos modos una advertencia para cuando terminen la lectura: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Olvídenlo y bórrenlo de sus mentes. Suicídense si hace falta, no vaya a ser que pequen de pensamiento y atenten con su proceder contra la tradición, o cometan un acto irreflexivo y arruinen la rendondez del mundo.

-------------------------------
22,¡ y aquí está el Veintitrés!
Jueves último, 6 de noviembre, el cardenal arzobispo de París, Andrés Vingt-Trois (veintitrés según la traducción literal), era, entre las 17 y 18 horas, el invitado de "Ante los cristianos", una emisión organizada conjuntamente por el diario "La Cruz", RCF y Radio Notre Dame, ésta última emisora del propio arzobispado de París. Pregunta de uno de los cuatro periodistas a propósito de los obispos que desean que las mujeres puedan leer el Evangelio durante la misa. Respuesta de Vingt-Trois: "Las mujeres leen las Escrituras siempre que quieren (se entiende que salvo en la misa), no creo que esa sea una cosa muy complicada (...). Lo que ya es más difícil es encontrar a mujeres que estén formadas: Lo importante no es llevar falda sino tener algo dentro de la cabeza" (risa entrecortada). Benito XVI tiene a su Bigard (humorista francés caracterizado por tener un tono sensiblemente grosero en sus espectáculos y que ha apoyado públicamente a Nicolás Sarkozy) vestido de sotana.

viernes, noviembre 14

Ácido


Ayer, la historia comenzó en forma de una leve noticia de apenas unas líneas; pero suficiente para llamar mi atención una vez más -pues no es la primera vez que esto sucede-. Después el monolito parlante del telediario dedicó sus comentarios e imágenes a la misma noticia: unas adolescentes habían sido atacadas en Kandahar, Afganistán, cuando se dirigían a la escuela.
Gentes que concluyen que en determinados espacios las mujeres no pueden entrar -en este caso hablamos de la escuela- consideraron como buena medida disuasoria ante la desobediencia lanzar ácido a la cara de las chicas, proyectándolo con una pistola de juguete y huyendo seguidamente en una motocicleta. El escándalo en la comunidad internacional viene durando, con mayor o menor intensidad, unos dos días.
Mañana todo estará calmado, unas cuantas mujeres más habrán dejado de formarse a mayor gloria del jefe del profeta; habrá unas cuantas esclavas más para otra recua de sátrapas domésticos; unas cuantas mujeres más se enfundarán en esa gigantesca caperuza a la que no deberíamos reconocerle otro nombre que el de jaula. Mañana, entre el silecioso ruido de la calma, el miedo habrá dado otro pequeño paso y con ello, otra pequeña victoria del segregacionismo y de la dominación de unos seres humanos por otros. La libertad sigue muriéndose cada día, si bien es cierto que el petróleo comienza a cotizar a la baja en los mercados de crudo internacionales.

domingo, noviembre 9

Cristales rotos


Setenta años después de aquella noche, la civilizada Europa recuerda el horror de sus acciones y omisiones. El alemán vuelve a ser un idioma para expresar admiración y respeto hacia los demás, judíos o gentiles, y no un arma de destrucción masiva (aunque siga habiendo ultraortodoxos a los que les produzca urticaria escuchar a la señora Merkel hablando en su lengua madre en la Knéset -Parlamento de Israel-). Sí, setenta años después miramos hacia atrás conjurándonos para que no vuelva a pasar lo que sigue sucediendo todos los días en un sitio o en otro pero, parece, no en la buena, noble y leal Europa. Al menos, si es que sigue ocurriendo algo parecido, ya no se hace tanto ruido como en los viejos tiempos.
Al hablar de la noche de los cristales rotos me resulta imposible no ver la sombra de los machetes azuzados en algún que otro continente; o los niños bomba colándose con las señales horarias de los informativos de la radio; o los paramilitares de todas esas democracias americanas, tan bien cobijadas en otros tiempos por el vecino del norte.
Pensando en el hecho histórico, repugnante de por sí, me llama la atención esa fijación germánica con la que se aborda el Holocausto. Nazis y alemanes se confunden en la narración de la pesadilla olvidando que pocos fueron inocentes en la perpetración de este crimen.
Me gustaría que un día, no tardando mucho y sin necesidad de que intervengan jueces de ninguna audiencia o congéneres similares, comience a investigarse muy a fondo cuál fue el papel de los bloques enfrentados durante la Segunda Guerra Mundial en la persecución y eliminación sistemática de la población judía. No hace tanto visitaba en Francia lo que queda de un campo de prisioneros desde el que partían vagones y vagones con destino a Auschwitz, Dachau... En Vernet Arriège, que así se llama el lugar, todavía se conserva uno de aquellos vagones pintados de un color rojizo y que servían originariamente para el transporte de ganado. Un vagón modelo K probablemente construído en la civilizada Francia, que aprobó en octubre de 1940 su particular estatuto contra la población judía y los masones haciendo así un guiño de amistad a los nuevos amigos arios que ni siquiera habían solicitado tal gesto.
Nada de aquello hubiera sido posible sin la sonrisa cómplice de tantos pequeños piojos resucitados en uno y otro lugar. Y es que como bien me decía un amigo hoy, los grandes sastres no son nada si no les asiste un pequeño ejército de alfayates en la confección de la capa. Son los cristales que han roto todos estos minúsculos hilanderos los que siempre pasan desapercibidos en las grandes celebraciones del horror, y es sobre ellos sobre los que me gustaría que de vez en cuando también se dirigiera algo más que un hondo silencio: Esto no es incompatible con el ansia saludable de soñar un futuro diferente y pretender un mundo mejor; más bien al contrario, resulta indispensable para que tales anhelos lleguen a ser en algún momento, para alguna generación, una sólida y palpable realidad.

miércoles, noviembre 5

We have a dream...


Hoy se ha cumplido el sueño de unos cuantos. Probablemente, con lo enmarañado que anda el mundo, quede poco margen de acción para deshacer la mayor parte de los entuertos que se han ido liando. Y además, en estas cosas de los candidatos electos siempre hay que contar con los eternamente insatisfechos y con todos los flojos acomodados, que pillan la gripe de la decepción a la primera de cambio. Pero aun así se hace difícil en el día de hoy evitar el recuerdo de algunas de las palabras de Martin Luther King: Tras la esclavitud, tras la segregación, tras tanto fruto alumbrado por la ignorancia, los Estados Unidos de América han elegido un presidente negro.
La cosa tiene su importancia. Algunos dirán que relativa. Otros que habrá que ver qué hace realmente por las sufridas clases medias y los desheredados de la tierra, que tanto abundan en el reino de la prosperidad y las oportunidades. Y sin quitarle un ápice de importancia a todas esas cosas, ni a la contribución a la paz mundial, o a la conservación del planeta, o al respeto real por los derechos humanos en el mundo... Sin quitarle peso a todo esto, digo, no hay que olvidar que hace sólo cuarenta años, una mujer, desafiando las leyes aprobadas democrácticamente por una cámara de representantes en alguna parte, se negaba a sentarse en la parte trasera de un autobús.
Hace sólo cuarenta años sucedía aquello. Y hoy, en el mismo país, han votado a un Presidente negro. Sí, decididamente creo que esta jornada tiene su pequeño hueco en la historia de los seres humanos.
A lo mejor, tras cuarenta años de eso que han dado en llamar reflexión -marear la perdiz o, en francés, "noyer le poison"- y debates que se me antojan trucados desde el primer día, algunos disfrutaremos de la posibilidad de sentarnos sin menoscabo a lado de una mujer, en esa casa nuestra que se llena tanto la boca y los pulmones con el imaginario viento de la igualdad, pero que no hace de momento otra cosa que cobijar al machismo secular y desandar la estrecha senda de la libertad. Seguiremos albergando el sueño como lo hizo Martin Luther King.

jueves, octubre 30

La reina no entiende


No, la reina no entiende nada. Aunque parece que ha tratado de disimular el gazapo diciendo que "ella no fue", algo apunta a que piensa que se puede colapsar el mundo si los que no son gays se ponen a hacer una celebración por tal motivo. Ha confesado ante la periodista Pilar Urbano su incomprensión hacia la celebración del Día del Orgullo, el 28 de Junio, conmemoración de la primera rebelión del colectivo de personas homosexuales en Estados Unidos, allá por los años 70, y que ha quedado como una fecha de reivindicación más, igual que el día de los trabajadores, el de las mujeres... Y es que lo que a la reina le debe costar comprender es que quienes sistemáticamente han sido pisoteados, por un motivo u otro, tengan todavía ganas de empecinarse y levantar la cabeza.
Tampoco entiende la reina lo del matrimonio. Dice que los gays podrán casarse pero que eso no es un matrimonio. Viene ella y, haciendo un ejercicio de atrevida ignorancia, nos lo cuenta, que para eso es reina de todos los españoles y cobija en su real ser la esencia de la sacrosanta institución del matrimonio civil.
Termine la frase, mujer, y diga lo que en el fondo piensa la homófoba que lleva dentro: Tanto tiempo mordiéndose la lengua y siendo "una buena profesional" -como la definió en una ocasión su consorte- para acabar con esta pifia y rematar con eso de que quiere religión en los colegios ¿cuál le parece mejor? Ahora tenemos donde escoger, mujer ¿Le parece bien el islam? ¿No? ¿Por qué, mujer? ¿Prefiere tal vez cualquier otro culto disidente? No me dirá usted que lo que quiere es que se imparta religión católica... Nunca lo habría imaginado, aunque sí es cierto que tantas meriendas y besamanos con Rouco deberían haberme llevado a esa conclusión. Soy un ingenuo, mi reina, yo siempre me creí aquello de la teoría del "reserve power"que me contaban en la facultad. Ahora veo que está ahí como podría haber sido gacetillera de Ana Rosa Quintana. Cállese, mi reina. Cállese y, al menos por deferencia, deje vivir al personal sometido a esa divina providencia deconstruida merced a la cual vive usted sentada.
Ahora grite conmigo ¡Viva España con honra!... Y ya sabe cómo sigue la proclama.

martes, octubre 21

Fosos, hoyos y agujeros


Negras tormentas agitan los aires todavía. Nubes oscuras nos impiden ver aún. Siguen cayendo relámpagos y todavía se escuchan, alejándose, los truenos de los 169; pero parece que, de momento, no hay incremento en el volumen de los decibelios y que las cosas empiezan a entrar dentro de una rutinaria anormalidad.
Agradezco enormemente este descanso en la labor de traductor y explicador del entuerto, y vuelvo, en lógia consecuencia, a tornar la vista hacia las glorias y miserias patrias en el día de hoy, cuando, alocados y enseñando las uñas, los secretarios judiciales han decidido hacer una "güelga" de tres horas de duración. Y los jueces, coincidiendo por pura casualidad, se han juntado a deliberar para acabar, después de mucho pensar, pariendo un ratón. Dejémoslos guerrear con Bermejo y vivir este sueño de insurrección proletaria y corta duración.
En los últimos días España ha ocupado portadas en los medios de comunicación internacional a cuenta del auto del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que se declara competente para conocer de un delito contra la humanidad, de los declarados imprescriptibles, con una serie de consecuencias implícitas entre las que hago referencia especial a dos: La posibilidad de dirigir el proceso penal abierto frente a los "responsables" supervivientes de la orgía de sangre. Y la orden de apertura de trincheras, hoyos, fosas y similares, entre las que destaca la del barranco de Víznar, en Granada, y en la que parece que arrojaron, junto con un maestro y dos banderilleros anarquistas, a Federico García Lorca tras pegarle al cadáver un par de tiros en el culo, para que aprendiera por maricón, según declaraba luego orgulloso un macabro falangista y asesino por los cafés de la Granada de orden y misa diaria.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido la resolución: No existe delito contra la humanidad sino supuestos concretos e individualizados de asesinato (luego la competencia no es de la Audiencia Nacional sino de los Juzgados donde radiquen los macabros hallazgos o se produjeron las ejecuciones); se ignora por el Juez la ley de amnistía con la que se pretendió en la recién recuperada Democracia pasar página; y la normativa aplicada por el Juez Garzón fue creada para atender las "necesidades" planteadas en 1948 con los procesos de Nüremberg, motivo por el cual no sería aplicable a lo que sucedió en la Guerra Civil, por aquello de la irretroactividad de las leyes penales.
Sea como fuere el recurso va para largo; y se supone qu el retardo dará para abrir alguna que otra zanja. Lo que ignoro es la utilidad -yo siempre tan práctico- que tendrá todo esto si, finalmente y como parece, cae el inevitable jarro de agua fría en forma de estimación de la impugnación hecha por la fiscalía. La llamada ley de memoria ya prevé la posibilidad de que las familias afectadas puedan recuperar los restos de sus seres queridos y antepasados; por eso, en el paso de Garzón, con las consecuencias mediáticas incluidas, algunos han visto la posibilidad de sentar en el banquillo a aquellos "responsables" de los hechos o, simplemente, de amargarles el final de sus días rodeándoles de un enjambre de notificaciones y abogados. Me temo que no podrá ser.

domingo, octubre 19

Las desaparecidas de la historia



Las desaparecidas de la historia

Por Nicole Pellegrin
Historiadora y antropóloga

¿Quién, en Francia, conoce a la autora de la Declaración de los derechos de la mujer y ciudadana aparecida el 14 de septiembre de 1791? ¿Una candidata a la presidencia a la caza de los votos femeninos en las elecciones de 2007? ¿Un puñado de feministas y algunos historiadores e historiadoras que sueñan con hacer entrar en el Panteón a una mujer de letras honestamente revolucionaria? ¿Acaso no supo aplicar para sí misma el principio "la mujer tiene derecho a subir al cadalso; debe tener también el de subir a las tribunas" (artículo X)? Este pasaje, el más citado de todos los escritos de Olympe de Gouges, tiene un acento dramático que gusta tanto más que el resto de la Declaración, que se contenta con corregir, feminizando el texto de 1789. Dar - de forma concreta y no en abstracto- todos los derechos a todos, comprendido "un sexo superior en belleza y valor", era pensar de otra manera, también hay que decirlo: con fuerza y humor, tomar en cuenta todas las relaciones sociales y meterse de lleno en un debate europeo sobre la auténtica igualdad, debate abierto por la Ilustración -en el Siglo de las Luces- y que sigue siendo actual.
Ignorada durante mucho tiempo (se publicaron algunos extractos en 1840, pero la primera versión completa la publica Benoîte Groult en 1986), la Declaración firmada (y por tanto plenamente asumida) por de Gouges es dedicada a la reina.
Este folleto parece haber pasado desapercibido en su tiempo, al contrario de lo que sucedió con la "Vindication of the Right of Women, de Mary Wollstonecraft, traducida ya en 1792 y bastante menos radical en la forma. La publicación precedió en dos años a la muerte en el patíbulo de de Gouges, por federalista y antirobespierrista, el día 3 de noviembre de 1793.
Reeditado bajo una forma a menudo truncada, este documento va a tender a convertir a Marie Gouze, viuda Aubry, llamada Olympe de Gouges, un icono internacional del feminismo. Sin embargo, esta fama, que todavía desconoce ampliamente Francia, se queda corta. Cuando se la conoce, es el final trágico de la segunda guillotinada de la historia de Francia (María Antonieta la precedió un poco antes) el que eclipsa el resto de los títulos gloriosos de una mujer transgresora: hija no reconocida de un padre aristócrata y de la hermosa esposa de un carnicero de Montauban, occitana que va a París después de quedar viuda muy joven, novelista autobiógrafa y escritora de teatro maltratada, esta antiesclavista fue una innovadora propagandista que supo hacer circular sus ideas por medio de carteles y a través de la prensa: abolir la trata de negros, reformar el sistema de impuestos y la Constitución, salvar la cabeza de los reyes, dar a todas y a todos el derecho al divorcio, a la educación, etc.
De sus muchas luchas, han quedado sobre todo los ataques frontales en favor de las mujeres. Puesto que "la mujer nace libre y es igual en derechos al hombre" (Declaración, artículo I), "la ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las ciudadanas y todos los ciudadanos deber participar personalmente, o a través de sus representantes, en su creación; debe ser la misma para todos: todas las ciudadanas y todos los ciudadanos siendo iguales a sus ojos, deben ser admitidos a todas las dignidades, plazas y empleos públicos, según su capacidad, y sin otras distinciones que aquellas que marquen su virtud y talento" (artículo VI).
Su vida e ideas comienzan a ser bien conocidas gracias al trabajo de Olivier Blanc y a muchas reediciones de sus piezas de teatro y de otros textos (Côte-femmes, Mille et une nuits, Cocagne). Distintos trabajos universitarios bastante recientes proyectan una luz cada vez más matizada sobre una obra singular (Joan Scott, Eléni Varikas, Christine Fauré, Gabrielle Verdier, Catherine Masson, etc).
Pero el destino sufrido por la notoriedad póstuma de de Gouges, incluyendo su carácter de feminista, merece atención en tanto que afecta a un aspecto que generalmente afecta a las innombrables (semi) olvidadas de la historia. Por haber tomado la palabra y hecho utilización de un talento juzgado masculino, estas mujeres pasaron en su tiempo, por mujeres-hombre y marimachos. Ésta reputación inicial, acrecentada a menudo por situaciones que las hacían social y financieramente vulnerables, ha devorado o marginalizado a estas mujeres, cuando no las ha metamorfoseado en arpías y/o en mártires.
George Sand no escapó a este tipo de desfiguración a la vez física y moral; tampoco Madame Roland. En cuanto a sus colegas escritoras, feministas o no, esperaron mucho tiempo antes de reconocer las aportaciones de de Gouges a la reflexión política general y a la causa de las minorías (mujeres o esclavos)en partiuclar. Flora Tristan ¿no se autoproclama en 1843 en La Unión obrera, "La primera que ha reconocido el principio de los derechos de la mujer? ¿Negación o desprecio de la antecesora? No lo sabemos, pero las diferentes etapas del feminismo también han conocido otros olvidos semejantes.
La misoginia de los "descubridores" recurrentes de de Gouges en el siglo XIX, tiene un acento feroz y estúpido: "heróica y loca" (los Goncourt), enferma de "paranoia reformataria" (un tal doctor Guillois), "una pirada en sus días malos, muchísimos, y una perdedora en los que tenía buenos" (Léopold Lacour), etc. Pero en este principio de siglo XXI, sería verdaderamente enojoso ver asentarse una visión que, por querer ser más ponderada, no estaría menos tergiversada y truncada.
Activista de las letras francesas, de Gouges es inseparable de los debates de su tiempo y de un mundo violentamente dividido por la diferencia de sexos, en el que las mujeres comienzan a practicar, sin el maquillaje del anonimato, una brecha visible y controvertida. En medio de escritoras francófonas de talento como Isabelle e Charrière, Germaine de Staël, Stéphanie de Genlis, Constance Pipelet, Louise de Kéralio y muchas otras a menudo olvidadas, de Gouges es, según Fortunée Briquet en 1804, "una de las mujeres más interesantes de su tiempo.
El contexto en el que a autora de la Declaración de derechos de la mujer y de la ciudadana formuló sus ideas, y sobre todo sus sentido hoy día, serán tratados durante dos días, el 14 de noviembre en la sede de la UNESCO y el 15 en Montreuil (Escuela nacional de música y de danza) de 10:00 a 17:30, por especialistas en su obra y "grandes testigos" de la lucha actual por la igualdad de derechos.
Organizado por Le Monde Diplomatique con el apoyo del Sector de ciencias sociales y humanas de la UNESCO, de la Comisión francesa para la UNESCO, de la ciudad de Montreuil, del Consejo Regional de Île de France y de TV5 Monde
Entrada libre previa reserva en www.unesco.fr

sábado, octubre 18

También al otro lado del charco

Comparto que el impacto mediático de las cosas es muy limitado. Pero no sé cuánto de limitado. Al otro lado del océano, en ese pequeño paraíso financiero en el que acaban de descubrir la palabra "nacionalización" y han reinventado los campos de concentración, aparece esta publicación cuya portada es suficiente esclarecedora. No hace falta traducir...

Le Soud Ouest; el culebrón sigue...


No quisiera que se piense que me solazo con determinado tipo de noticias: traduciré aquellas que vayan surgiendo en los medios de comunicación y que resulten interesantes para comprender estos acontecimientos "acongojantes". Tengo además la impresión de que al final todo se sumergirá en un pequño charco, así que nadie piense que peco en exceso de ingenuidad. Por el momento, no obstante, lo que hay es lo que hay; y hoy es el diario Le Soud Ouest el que hace referencia a algo que ya adelantábamos en el día de ayer. Voilà la traducción:

----------------------------------------------

Sábado 18 Octobre 2008

FRANCMASONES. La justicia masónica ha resuelto en favor de las logias que iniciaron mujeres.

La sanción aplazada.

A media mañana saltó la noticia. La sección permanente de la justicia masónica consideró inadmisible la demanda de suspensión de 169 masones de cinco logias (cuatro parisinas, otra del Gers) culpables, a juicio del consejo de la orden del Gran Oriente de Francia, de haber iniciado, en mayo y junio últimos, a seis mujeres. Los tres jueces resaltaron que el consejo de la orden no aportaba ningún elemento nuevo y que siendo esto así las logias afectadas no podían sufrir una doble condena.
En una carta remitida a los 48000 francmasones de su obediencia, el nuevo gran maestre Pierre Lambicchi reprochaba a los 169 hermanos de no hacer caso alguno de la "tradición secular del GODF", a riesgo de comprometer "la armonía en nuestra obediencia" (ver nuestra edición del día de ayer).

Independiente, la justicia masónica ha rechazado aplicar una sanción que los francmasones de la comarca del Gers califican de "desmesurada". En efecto, la suspensión individual reclamada por el gran maestro habría supusto que los 169 masones del GODF no habrían podido entrar en ninguna logia, tanto la suya propia como cualquier otra del país (o de fuera de él N.T.). "Es una victoria, comentaba ayer un hermano de la logia La Línea Recta, en Auch. Por supuesto que estamos satisfechos, pero no se trata más que de una prmera etapa. Nuestra logia (al igual que la logia Combat de París) está suspendida en el marco de otro procedimiento puesto en marcha en septiembre. Pero hemos apelado y esperamos a que nos convoquen ante la cámara suprema de justicia masónica."

La cólera del gran maestro.

La guerra no ha terminado en el seno del GODF entre los partidarios de la apertura de la obediencia a las mujeres y aquellos, por el momento más numerosos, que no quieren oír hablar de mixtidad. "Esta primera decisión -según la opinión de los hermanos de la logia del Gers, va completamente en línea con el sentido de apertura que siempre hemos planteado en nuestras propuestas." Pero en las filas del GODF, desde hace algunas horas, cuentan que Pierre Lambicchi tuvo un enorme enfado al conocer la decisión de la mañana de ayer. Los 32 del Gers y los otros 137 hermanos convocados ayer por la mañana obtuvieron una primera victoria. Pero no se trata más que de una victoria, la batalla provocará todavía más rabia dentro del Gran Oriente de Francia.

Autor : Philippe Campa

Rosario Acuña




“Que los hombres llamados liberales, librepensadores, progresivos y positivistas tomen a la mujer como a hembra de animal, sólo destinada a la reproducción o para encargarse de las faenas domésticas, o para hacerla maniquí de lujo, cual si la hubieran comprado a la puerta de un mercado turco…esto es lo que no tiene explicación posible. Y esto es cierto, sí, excepto en contadísimas excepciones…

“En tanto, los hombres de ideas avanzadas, en lo que ponen empeño es en que sus mujeres, se alejen lo posible de su labor reformadora, separándolas de sí, unas veces con sátiras y desprecios y otras con la espaciosa razón de la inferioridad femenina respecto a la superioridad del hombre".

Rosario Acuña (Madrid, 1850-Gijón, 1923)

----------------------------------------

"Que les hommes qui se disent des liberaux, librepenseurs, progresifs et positivistes prennet la femme tout simplement comme la femmelle d´un animal, destinée à la réproduction humaine ou à s´occuper des affaires de la maison, ou pour être un mannequin de lux, telle que s´ils l´auraient achetée aux portes d´un marché turc... Tout cela n´a pas explication possible. Et tout cela est certain, oui, sauf très peu d´exceptions...

Pendant tout cela, les hommes qui ont des idées avancées, mettent tout son éfort à éloigner ses femmes de son travail de reforme, et les séparent, de fois en faisant des blagues et mepris, d´autres en utilisant la large raison de l´inferiorité femenine par rapport à la superiorité de l´homme".

Rosario Acuña (Madrid, 1850-Gijón, 1923)

viernes, octubre 17

Le Monde: 169 maestros, la justicia masónica y las mujeres


A continuación la traducción al español de un artículo aparecido en la edición del prestigioso diario francés Le Monde en el día de hoy. Cuando el redactor lo escribió todavía no se sabía que el proceso de los 169 al que se refiere, se iba a saldar con un rotundo éxito para los maestros enjuiciados. La suspensión colectiva que se pretendía acaba de ser declarada inviable.
Los hechos deberían llamar a la reflexión a quienes quieren ahogar en miedo esta pequeña primavera: mañana se suspenderá casi con toda seguridad a las otras tres logias que faltaban, y éstas presentarán su apelación; otro tanto idéntico a lo sucedido en los meses de julio y septiembre con los dos primeros talleres sancionados. Confiemos en que, al igual que ha ocurrido en un primer momento, se reconozca el efecto suspensivo de la apelación y evitemos otro ridículo colectivo como el que se acaba de presenciar: 169 miembros en la picota que descienden sonrientes de ella; porque de lo que se ha tratado verdaderamente es de asfixiar el debate por la libertad de las logias antes mismo de que éste se celebre. Y es que, para mí resulta claro, la nueva dirección está en contra y ha llevado esta historia más lejos de lo necesario. Si en su día consideré que había que esperar con paciencia a dar un paso de calado como una ruidosa iniciación para la defensa de un derecho, hoy afirmo que este disparate inquisitorial ha terminado por fabricar mártires que encima han sido declarados inocentes y han sobrevivido; y por colocar en una posición de legitimidad a quien se pretendía que no la tuviera. Entre tanto, la organización rechina y pierde credibilidad ante la opinión pública.
Es el mejor momento para que se respeten los acuerdos de la asamblea; éso es lo que pedían los 169. Es tiempo de sentarse a escuchar al otro y encontrar un camino para la convivencia de las diferentes opciones, porque ya no cabe imponer. Lo contrario -no escucharse recíprocamente- nos va a llevar a una catástrofe aunque, con un aplomo más sorprendente que admirable, se diga que no hay miedo a la justicia "profana": Debería existir ese miedo cuando no se ha sido capaz de ganar el juicio ni dentro de la propia casa, recibiendo un varapalo insoportable.
Lo preguntaba aquí el otro día e insisto, todo esto ¿para qué nos ha servido?
Por experiencia y convicción creo que el sentido común es el menos común de todos los sentidos, así que se comprenderá que ya he sacado mis conclusiones sobre la que se nos viene encima... ¡Qué mal! ¡Qué lamentable, dolorosa e insoportablemente mal!

La traducción prometida:
----------------------------------------------------
Los 169 maestros, la justicia masónica y las mujeres
Le Monde, 17.10.08 15h01 • Mis à jour le 17.10.08

¿Van a provocar las mujeres un conflicto histórico en el seno del Gran Oriente de Francia, primera Obediencia masónica del país (y de Europa Continental N.T.)? 169 maestros pertenecientes a cinco logias han sido convocados ante la justicia masónica, en París, este viernes 17 de octubre. Su delito: haber, en contradicción con la tradición de esta obediencia exclusivamente masculina, iniciado a seis mujeres en primavera.
Suspendidos ya a título colectivo, los maestros perseguidos se arriesgan ahora a una suspensión individual. Este nuevo episodio de tensiones entre hermanos es consecuencia de una de las primeras decisiones del nuevo Gran Maestre, Pierre Lambicchi, elegido a principios de septiembre. Éste último deplora qeu los responsables de estas logias se hayan entregado a hacer "proselitismo".
"Nos quiere hacer callar", dicen los acusados que, fieles a la tradición masónica, quieren conservar el anonimato. Si les suspenden, algunos de ellos dicen estar dispuestos a acudir ante la justicia "profana", un gesto sin precedentes que provocaría un enorme aloboroto en el secreto mundo de las logias. Una amenaza disuasoria, confían.
Hasta aquí, la escalada había sido cuidadosamente evitada. Los responsables de la justicia masónica habían permitido a las logias penalizadas participar en los debates del último Convento, la asamblea anula del Gran Oriente, en septiembre. Incluso hubo civilizados intercambios de posiciones entre hermanos divididos por la cuestión.

TRASNOCHADOS POR DÉCADAS
En caso de sanción individual contra los 169, sus logias no podrán reunirse más y sus miembros serán excluidos de hecho de los debates, que habrán de tener lugar durante los próximos meses. Se prevé un voto sobre la iniciación de las mujeres en el convento de septiembre de 2009.
"No podemos pretender cambiar el mundo, ser progresistas, filósofos y filántropos, combatir la exclusión en la sociedad y exlcuir a la mitad de la humanidad", argumentan los partidarios de la apertura hacia las mujeres. "Además, no defendemos la obligación de la mixtidad para el Gran Oriente. Deseamos únicamente que cada logia, soberana, pueda decidir iniciar o no mujeres", insisten los maestros y venerables afectados, que juzgan de paso que las obediencias mixtas o exclusivamente femeninas no bastan para atender las necesidades actuales. "Hoy, únicamente un masón de cada cinco es mujer, lo que tiende a probar el fracaso de las logias femeninas. Las mujeres que llaman a nuestra puerta escogen el Gran Oriente por su historia y por la calidad de sus debates."
Conscientes de que el hecho de llevar el asunto ante la justicia de la República (o la de otro país N.T.) provocaría enorme crispación en torno a esta historia, especulan con un posible "endurecimiento" de las instancias masónicas hacia su postura. "Cuando la relación de fuerzas entre los "pro" y los "anti" se equilibra, hay que evitar el conflicto", dice un maestro no afectado por el proceso. "Porque ahora mismo, el discurso del Gran Oriente sobre otras cuestiones sociales está completamente emborronado". "Si se fracasa esta vez, quedaremos trasnochados por décadas", teme sobre todas las cosas uno de los acusados.

Stéphanie Le Bars
Artículo aparecido en la edición 18.10.08 (aunque sorprenda la fecha, no hay que olvidar que Le Monde no es un diario de "la mañana": Es el único diario "du soir" de Francia.

miércoles, octubre 15

Un cambio sustancial


Sociedad gastronómica vasca con señora. A día de hoy todos sobreviven, gozan de buena salud y mejor humor. Las inspecciones de sanidad no han alertado de ninguna contaminación alimentaria.

En el último Convento, el de Lyon, un delegado de otro Taller de no recuerdo dónde me decía que mi preocupación ante la ilegalidad vigente, era puro alarmismo sin fundamento. La tradición está por encima de la ley. O por debajo, vaya Ud. a saber. O al margen. El caso es que el compañero de viaje me ponía de ejemplo a las sociedades gastronómicas vascas, testimonio de que la sexación de los pollos era una técnica que también daba buenos resultados entre los seres humanos.
Ayer me levanté creyendo que había soñado y que la noticia que recojo a continuación no era más que un producto del mal dormir y peor despertar. Hoy, felizmente, me he encontrado con el ejemplo hecho verbo y letra.
¡Toma ejemplo!

La Defensoría de la Igualdad investiga la exclusión en sociedades gastronómicas
Propondrá sanciones cuando determine las discriminaciones hacia las mujeres

E. AZUMENDI - Vitoria - 15/10/2008


La Defensoría para la Igualdad ha decidido investigar posibles casos de discriminación hacia las mujeres en un terreno casi sagrado en Euskadi: las sociedades gastronómicas. La responsable de la Defensoría, Maite Erro, ha solicitado un informe para determinar si se dan este tipo de exclusiones y, si es así, exigir responsabilidades e imponer las sanciones que puedan corresponder. Su aplicación sería tarea del Gobierno vasco, ya que la Defensoría sólo está facultada para emitir recomendaciones.


El trabajo que se está realizando incluye entrevistas y todo tipo de datos sobre la realidad de un mundo tradicionalmente de hombres, sobre todo en algunos feudos guipuzcoanos. "Por ahora, sólo se está analizando la situación. Cuando el informe esté ultimado será el momento de tomar decisiones", precisó a este periódico un portavoz de la institución. El informe se ha puesto en marcha después de recibir varias quejas, aunque se trata de un campo en el que la Defensoría tenía previsto trabajar. "Se tomarán las medidas que sean oportunas, aunque no le corresponde a esta institución. Trasladaremos nuestra recomendación al Gobierno, pero aún es pronto para hablar porque no hay resultados".

En las sociedades gastronómicas, hasta los años setenta u ochenta, las mujeres tenían prohibida la entrada. Hoy en día, la norma se ha relajado y un buen número de sociedades cuentan con mujeres entre sus miembros. Pero aún perduran las que son exclusivamente masculinas y en las que las mujeres no pueden ser socias y, en algunos casos, ni siquiera acceder a sus locales.

Al moverse en el ámbito privado, la capacidad de los poderes públicos para hacer cumplir las previsionesde la Ley de Igualdad es limitada. Sin embargo, se va avanzando. Por ejemplo, en la localidad de Llodio se debate apasionadamente a cuenta de si las mujeres podrán participar el próximo año en la comida más tradicional del año organizada por la Cofradía del Señor San Roque o si todo seguirá como sucede desde 1599. En ella participa como cofrade el propio lehendakari Ibarretxe, adalid de la Ley de Igualdad, en la que se recoge la creación de la Defensoría. La Cofradía enviará una carta a finales de octubre a sus 420 socios para preguntarles si apoyan o no la convocatoria de una asamblea extraordinaria para cambiar los estatutos y romper con la tradición.

Los alardes de Hondarribia e Irún, donde los alcaldes recurrieron a la privatización del desfile para mantener las compañías donde la mujer sólo participa como cantinera, es una de las patatas caliente a las que se tendrá que enfrentar Erro y que reiteradamente han denunciado el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde y el Ararteko. La Defensoría es una institución que sólo existe en los países nórdicos. El País Vasco es la única comunidad autónoma española que la tiene en la actualidad.

Negros paraguas de intolerancia


En el 2002 las fuerzas vivas sacaban así a las mujeres que querían desfilar en El Alarde de Irún. Ahora, tras la intervención de la justicia profana, ya pueden participar en la fiesta, arropadas por el negro plástico de la intolerancia. Sentémonos a reflexionar otro par de siglos. A lo mejor hasta las cosas cambian solas y todo...


Negros paraguas de intolerancia

Un artículo de EMILIO ALFARO

Algunos vecinos de Hondarribia -la mayoría, se dicen- han añadido un nuevo uso a los muchos que ya tienen los paraguas: el de metáfora del desprecio y el ostracismo para otros de sus conciudadanos y conciudadanas -una minoría, dicen-. Su pecado, como en la vecina Irún, negarse a aceptar el papel que una tradición momificada ha asignado a la mujer en los alardes. No han querido ser sólo cantineras, han pretendido ser también tropa en el desfile, con escopeta y pífano, y su deseo se ha convertido desde hace tiempo en motivo de grave querella vecinal.

Han quedado atrás, por fortuna, los años de las agresiones e insultos a las sacrílegas y sus secuaces de las compañías mixtas. El reproche se ha sofisticado. A los zarandeos le ha sustituido en Hondarribia otras formas más modernas de desprecio. El I+D aplicado al escarnio: volver la cara a los herejes cuando desfilan, crear a su paso un muro de plástico negro que remarque su segregación del pueblo auténtico, colocarse caretas de personajes de Disney para no verles y, la última innovación, un desfiladero de paraguas de rechazo; negros, por supuesto.

Les recomiendo que vean las fotos publicadas esta semana y traten de imaginarse cómo son las personas que han desplegado a su espalda los paraguas como si quisieran poner un burka a quienes han osado salirse de las normas establecidas. La mayor parte son mujeres, seguramente buenas personas, amables y educadas el resto del año. Pero sus sentimientos se nublan el día del Alarde ante la visión de otros vecinos que se han salido del carril para ejercer su derecho a participar en la fiesta mayor del pueblo fuera del papel prefijado por la santa tradición.

La imagen de las mujeres y hombres de las compañías mixtas de Hondarribia e Irún desfilando precedidas por agentes antidisturbios de la Ertzaintza es más que una anécdota anual. Invita a preguntarse por las raíces intolerantes de unos comportamientos sociales que desbordan el marco de las celebraciones festivas en que se manifiestan; por esa dicotomía no superada de modernidad y atavismo que desazonaba a Julio Caro Baroja y que recorre tantos aspectos de la vida de nuestro país; por la naturalidad con que se asume, en nombre de costumbres más o menos ancestrales, comportamientos que repugnan a esas mismas personas cuando se sitúan en otro contexto diferente.

El virus de la tradición, de la consideración de lo conocido en la corta experiencia de una vida como herencia inviolable de los ancestros, no distingue ideológicos; afecta casi por igual a gente de derecha e izquierda, a constitucionalistas y abertzales en sus diferentes gradaciones, y a apóstoles de la libertad de decisión en otros ámbitos. Personas de indudable talante progresista de Irún y Hondarribia se han lamentado en público por la mala imagen que se habría proyectado de los alardes tradicionales, achacándola a que no se entiende desde fuera la esencia de la celebración, porque "hay que vivirla para entenderla". Sin embargo, se resisten a admitir que si cuesta tanto explicar una actitud, a lo mejor se debe a que es poco explicable.

Hay un aspecto del asunto que llama todavía más la atención: el ostentoso lavado de manos de las autoridades concernidas. Los dos ayuntamientos, uno gobernado por el PNV y otro por el PSE, se han sacudido el problema desvinculándose de la organización de los alardes y privatizando en la práctica la fiesta mayor de la localidad, pese a que discurra por los espacios públicos de ambas localidades e involucre a todos los servicios municipales. Así se evitan responsabilidades ante la justicia. Pero los alcaldes y los equipos de gobierno se cuidan mucho de que se vea que su predilección es por el Alarde tradicional, el que respalda la mayoría. Donde hay votos en juego, que se aparten los derechos.

Tampoco ha sido mucho más lucida la actuación en el debate de las otras instituciones y dirigentes del país, que deberían velar porque puedan ejercerse en todos los ámbitos derechos reconocidos por la Constitución y por leyes específicas del Parlamento vasco. ¿O no fuimos campeones de la igualdad aprobando una ley que sorprendió al mundo por su progresismo? Pero su inhibición desde que se planteó el problema en los noventa ha sido escandalosa. Que acudan el Ararteko y la directora de Emakunde en nombre de todos a respaldar testimonialmente a las díscolas y díscolos de Hondarribia e Irún y nos eviten comprometernos en un asunto en el que no hay nada que ganar.


A lo mejor los alardes son sólo un síntoma de que la Euskadi de los biogunes y los centros tecnológico no termina de ajustar cuentas con un pasado resistente a la modernidad y que se refugia en tradiciones más o menos populares. Tan populares como algunas sociedades gastronómicas y cofradías que siguen vetando a las mujeres, sin que los políticos de todos los colores que acuden a ellas se quieran dar por enterados de esa anti-igualitaria segregación.

lunes, octubre 13

¿Por la parte demandada?


Me hacía eco ayer de una noticia de prensa sobre un hecho lamentable, injusto y triste. Está bien, sí, está bien que intentemos dar explicaciones sobre el porqué de las cosas; que se recoja y difunda el parecer y la razón oficial que la autoridad da sobre los hechos. Pero si eso es así, démosle también voz a la otra parte para que de este modo, leyendo lo de unos y lo de otros, cada cual pueda forjarse una imagen lo más aproximada posible a la realidad.
Si ahora nos encontramos con un doble proceso contra cinco logias por un lado y los 169 maestros que las integran por otro, es -parece ser- porque no se ha atendido la petición de la "nueva" dirección de la Obediencia de "renunciar" a la iniciación de seis personas ¿Cómo se puede renunciar a una iniciación? Lo sabrán en París o en Londres. A mí se me hace una cuestión teologal excesivamente compleja.
La contrapartida ofrecida por los "desobedientes" en el diálogo entablado, fue la de no menear más el asunto; no tocarlo; aguardar al Convento de 2009, pues se había logrado al menos que, por una vez, las logias llevaran el mandato de discutir sobre hasta dónde alcanza su soberanía (la propia y la ajena) y si pueden, en función de eso, iniciar a todo tipo de seres humanos. Se propuso que estas seis personas, mujeres (por si alguien tenía alguna duda), pudieran trabajar bajo una total discrección, sin provocaciones, sin ruidos. Se asumió la renuncia a todo contacto con la prensa; a todo recurso a la justicia ordinaria; se planteó asimismo no promover más iniciaciones habida cuenta del resultado de la Asamblea de Lyon; y se manifestó el compromiso por parte de los "desobiedientes" de colaborar con la alta dirección para la preparación de propuestas de cara a la próxima Convención... Esto también está escrito y es lo que dice la otra parte.
Se cerró el encuentro con el compromiso de ambas partes, de volver a verse antes del examen de la apelación de una de las Logias sobre las que existe ya un acuerdo no firme de suspensión, para intentar encontrar una vía de arreglo. Ni un mal gesto. Ni una mala palabra. Ni una abierta confrontación insalvable.
Sin embargo comenzaron a llegar las citaciones para comparecer el día 17 de octubre ante lo que conocemos como justicia masónica a los 169 rebeldes.
El día 18 de octubre dice la prensa -y no la antimasónica como el diario L´Express- que serán suspendidas las otras tres logias que quedan. Sólo falta ya sembrar sal para que no crezca la hierba como en Cartago.
Es conocido que siempre he defendido una vía prudente y que no me ha gustado la precipitación con la que, a mi juicio, se ha actuado. Pero los excesos en el ejercicio de la autoridad, el escarnio ejemplarizante, me han parecido y me parecerán siempre un ultraje perpetrado contra quien lo padece. Si se siguen dando vueltas de tuerca acabaremos pasando la rosca, y esta vuelta no era necesaria.
¿De veras hace falta este auto de fe? ¿Para qué? ¿A quién calma? ¿A quién satisfacen 169 mártires? Cada cual que saque la conclusión que quiera. Que crea a una parte o a otra. Mi opinión es ya sobradamente conocida y no cejaré en ningún momento de mi existencia -que espero que sea prolongada y gozosa de buena salud- en defender algo que considero justo. Caiga lo que caiga. Me da igual. Y si no fuera así, como escribía Galdós, siempre habrá una lengua viva para decir aquello de que ¡Zaragoza no se rinde!

domingo, octubre 12

La Charente Libre y la injusticia de los 169


Habrá quien piense que revelo alguna información reservada o que ha de ser manejada con discrección. Ni muchísimo menos: La información es poder y me limito a traducir esta noticia que aparece en un periódico que ayer podía leer todo el mundo. Un diario que en principio no es hostil y que describe muy bien lo que acaba de suceder -lo que está sucediendo- en el Gran Oriente de Francia. Dolorosa situación en mi opinión. Lamentable e injusta. Triste y reveladora del pánico que puede provocar la leve distancia de once votos en una Asamblea. Sin más comentarios por vergüenza ajena pero con mi solidaridad y compromiso hacia los "169" ultrajados.

Artículo de La Charente Libre publicado en el día de ayer:


La guerra de la mixtidad se reanuda en el Gran Oriente de Francia

169 Masones podrán ser suspendidos por la Justicia Masónica del Gran Oriente de Francia por haber iniciado mujeres en sus logias.


La Guerra de la mixtidad entre los masones del Gran Oriente de Francia (GO) vuelve en todo su esplendor con la amenaza de "suspensión" de 169 "maestros" de las cinco logias que iniciaron las mujeres.

En la "Convención" (Asamblea General) del pasado mes de septiembre, la controversia pareció calmarse, los "Hermanos" decidieron reenviar el asunto a la próxima Convención de 2009, para plantear un debate "en las logias soberanas" antes de "afrontar una votación final sobre las cuestiones relacionadas con la mixtidad".

La idea de la mixtidad avanza en el GO. En el último Convento, el 49% de los delegados de los talleres que representan a los 48.000 miembros de la obediencia, se pronunciaron a favor de la libertad de iniciar a las mujeres. Además el GO no ha establecido nunca una prohibición, ni en su reglamento general ni en su constitución, aunque existe desde su fundación una práctica exclusiva de iniciación masculina. El anterior Gran Maestre, Jean-Michel Quillardet, llegó a reconocer que la posición de la Orden no sería defendible frente a una acusación por discriminación en un juicio "profano", motivo por el que trabajó para proteger a la principal obediencia francesa, tratando de evitar la apertura de un conflicto.

Las logias conminadas a excluir a las "aprendizas"

Sin embargo, desde la elección de un nuevo Gran Maestro, el 4 de septiembre de 2008, las cosas han vuelto una vez más vinagre. Pierre Lambicchi, un cardiólogo de Marsella, defiende, con la aparente unanimidad del Consejo de la Orden, una medida más radical que su predecesor. Después de una infructuosa reunión a principios de octubre, durante la cual cinco logias fueron conminadas aexcluir durante un año a las mujeres "aprendizas" recientemente iniciadas así como a renunciar a cualquier nueva iniciación femenina, el Consejo de la Orden pasó a la 'ofensiva.

Cada uno de los 169 "maestros" de las logias concenidas ha recibido una carta certificada para comparecer el próximo 17 de octubre ante la Justicia Masónica. Los "169" recibirán probablemente la notificación de su suspensión inmediata, sin posibilidad de apelación, llevando aparejada la privación de todos sus derechos masónicos, su exclusión, el cierre de facto de sus logias y la prohibición de participar en el debate previsto. Frente a esto, una petición circula ya por las logias para pedir el pleno respeto al debate sobre la mixitidad, para que éste pueda desarrollarse "con serenidad" y sin que ningún "hermano" se vea excluido.

Un pulso que Pierre Lambicchi considera "lógico" y que ha dicho estar dispuesto a afrontar tranquilamente. En una entrevista con el sitio web "Rue 89", el Gran Maestre acusó a los 169 maestros "de practicar proselitismo". Señala también que no le tieene miedo a la justicia ni a la prensa, subrayando que "la Masonería no es un club de petanca". A pesar de eso, el Gran Oriente de Francia es una entidad sujeta a la ley de asociaciones 1901, sometida a las leyes de la República, que prohiben la discriminación de género en particular.

"No tengo miedo, porque somos una asociación sujeta a la Ley de 1901 y a la vez una obediencia masónica con una forma de crecimiento basada en la iniciación. Además, si los hermanos recurren a la justicia profana habrán traicionado su juramento (el del secreto). No obstante esto, los "hermanos" afectados se encontraron al retirar en correos el sobre que iba destinado a ellos, con que éste llevaba el remite del GODF ¡lo cual ha supuesto revelar públicamente su pertenencia la organización!

Con este asunto, el credo masónico según el cual el iniciado es "hecho un masón libre en una logia libre" lleva plomo en las alas, corriéndose además el riesgo de reforzar la imagen de una masonería retrógrada y sorda a las evoluciones de la sociedad.