domingo, diciembre 23

El Templo Arthur Groussier

video

El Gran Oriente hace una labor importante de difusión de su pensamiento y de sus señas de identidad. Una de esas señas, quizá la más material de todas ellas, es la sede central de la entidad, situada en la "rue Cadet", en el corazón de París.
Cadet forma parte del entramado urbano próximo al Faubourg Montmartre, en el distrito IX, y a la rue Lafayette. Y caminando un poco se llega a la Ópera Garnier, que ahora tiene un toldo que tapa parte de la fachada principal y te provoca cierto sentimiento de fastidio, sobre todo cuando vas de pasada y la visita a esta capital se convierte en un visto y no visto.
En la planta baja de la sede de la obediencia masónica liberal más importante de cuantas existen, se encuentra el museo. Recuerdo la primera vez que lo visité, hace ya unos diez años; me impresionó -creo que lo comenté ya en alguna ocasión- encontrar el sello de bronce de la Logia Amigos de la Naturaleza y Humanidad, con sede en la ciudad de Gijón, de mediados del siglo XIX. Y sobre una de las puertas de entrada, una bandera del legítimo gobierno de la República española que luego volví a encontrar varias veces en diversos lugares, la última el año pasado al visitar una logia amiga en Bayona.
En la tercera planta se encuentra un espacio emblemático: Una antigua sala de baile de un palacio burgués convertida en el Templo Arthur Groussier; el taller más grande de cuantos dispone el Gran Oriente de Francia. En la página de la organización puede accederse al video que aquí reproduzco, y que permitirá conocer un poco mejor a esta institución a la que tantos le dedicamos tantas cosas.
Un último apunte: ¿quién fue Arthur Groussier? Aparte de haber asumido la dirección del Gran Oriente en momentos muy duros -durante la guerra y la ocupación-, este socialista es el padre del Código del Trabajo francés. Algo similar a nuestro Estatuto de los Trabajadores. Una de esas muestras vivientes de cuál ha de ser el papel de los francmasones en la sociedad civil: Observar, reflexionar, comprometerse y actuar.