viernes, noviembre 16

Noticia en L´Express

Me llega de Francia esta noticia, publicada ayer, 15 de noviembre, por el diario L´Express , en su página 70. El artículo aparece ilustrado con una fotografía del actual Gran Maestre del Gran Oriente de Francia en la que se declara que es partidario de la iniciación de mujeres. El texto no tiene desperdicio aunque el periódico no sea de los que mejor trata en Francia a la Francmasonería; me he atrevido no obstante a dedicarle un tiempo para traducirlo y difundirlo en castellano. Son los pequeños empujones que uno, muchos, podemos dar. Ante nosotros se levanta un muro solemne, imponente, arropado por una dureza de siglos. Pero es todo fachada: un golpe, un tirón aquí, otro allá, y acabará cayendo.
¡Viva la mixtidad!


-----------------


Los francmasones se resisten a las mujeres

La mayoría de los hermanos del Gran Oriente rechaza todavía la iniciación de mujeres. ¿Podrán algunas logias pioneras romper bloqueo?
"La respetable Logia Combate iniciará a una mujer en este curso masónico y no seremos los únicos: ¡otras logias lo harán también!" Quien se expresó así es el venerable de esta logia parisina, Jean Jacques Mitterrand, el pasado seis de septiembre de 2007. ¿Cuál era su público? Solamente hombres, representantes de 956 talleres del Gran Oriente de Francia (GO), primera obediencia masónica en Francia con 48000 miembros, reunidos con ocasión de su Convención en La Rochelle.
En Combate, una mujer a pasdo las primeras etapas iniciáticas: Las tres aplomaciones (relativas a su personalidad, ideas y espiritualidad, y vida social); el "pase bajo venda", donde, con los ojos cubiertos por una venda, tuvo que responder a las preguntas de una treintena de hermanos, que aprobaron su intregración votando cada uno con una bola blanca o negra. Queda una última formalidad: La logia debe obtener de la dirección del GO una confirmación con arreglo a la cual esta mujer no ha sido rechazada previamente. En esas estamos, aunque los altos dignatarios del GO tienen retenido el expediente.
Aunque es partidario de la iniciación de mujeres en el GO, el Gran Maestre, el abogado Jean Michel Quillardet, no quiere chocar con aquellos que rechazan la mixtidad, una mayoría que, sin embargo, se reduce progresivamente. En la Convención de La Rochelle, quienes se oponían a la iniciación de las mujeres no eran más que el 57.7%, en lugar del 70% existente el principio de la década. Y tratándose ya de mujeres iniciadas en otras obediencias, esto es la afililación de hermanas, ésta fue rechazada únicamente por un 50.3% de las Logias.
"No sé que decir a quienes nos acusan de discriminación", reconoce Quillardet. Para explicar las reticencias de los hermanos, no encuentra más que un término: La tradición. Esto es, la costumbre que deriva de las Constituciones de Anderson de 1723, que prohibían la entrada en las logias "a los esclavos, a las mujeres y a los hombres inmorales y escandalosos" ?
Si la francmasonería ha contribuído ampliamente a la liberalización de la contracepción y del aborto, los talleres apenas han acogido la mixtidad y la paridad. Las tres principales obediencias están formadas únicamente por hombres, y sólo el 17% de los miembros de la francmasonería son hermanas.

Los transexuales también actúan

¿Por qué los hermanos "tres puntos" mantienen la costumbre de encontrarse sólo entre hmbres aun a riesgo de parecer retrógrados o misóginos? Porque les gusta la fraternidad viril, el ambiente "boy-scout, como en una habitación colectiva o en un vestuario deportivo, donde la gente se toca, se abraza, o se cuentan historietas licenciosas lejos de los oídos femeninos. Las comidas que celebran los maestros, los ágapes, acaban convirtiéndose en comilonas picantes. Algunos hermanos sostienen incluso que el encanto femenino afecta a la calidad de sus intercambios filosóficos en las "tenidas" rituales. En este sentido un antiguo Gran Maestre de una obediencia masculina hacía referencia a la falta de libertad de algunos hombres, sometidos a sus "pulsiones hormonales", sus "pulsiones de mamífero"!. Pero, si la seducción fuera imcompatible con el camino iniciático, las logias "unigénero" deberían rechazar, valiéndose de las bolas negras que se emplean en las votaciones a los homosexuales!
La situación de los transexulaes también alcanza a la masonería. En el taller parisino "Université", un hermano del GO acaba de convertirse médica y legalmente en una hermana, sin mostrar el menor deseo de unirse a una obediencia mixta o femenina. "No vamos a caer en el ridículo excluyéndolo", ha respondido Quillardet, con la esperanza de que este acontecimiento permitirá evolucionar a algunas mentes.
François Koch

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola QH Ricardo, al igual que tu estoy en un a L.·. del GOdF en España (me disculparás que no me identifique) y estoy muy interesado en la información de los H.·. de la Combate y otros.
Podrías darme más referencias del asunto. ¿cómo van a reaccionar nuestros hermanos franceses ante tal "desplante"?
Supongo que estas Log.·. se haN convertido en salvajes para hacer esto...Es áscuas me tienes ya que como sabes ante el horizonte mixto estan intentando hacer los conventos cada dos años o más para evitar lo inevitable.
No te quepa duda que esto me ocasiona problemas con mis amigas porque tampoco tengo excusas creibles.

Anónimo dijo...

Que cosas no? y supuestamente hablan de libertad... donde ????

gilber dijo...

Querido hermano "anónimo", que triste me resulta que busques consuelo por no encontrar escusas plausibles.
La verdad, hermano, es que la tristeza deberia producirse violentamente al tener que buscarlas (a las escusas, no a las mujeres).
Esta es la modesta opinion de un "no iniciado" que, un dia mas, se duele de que tengamos una moralidad tan elastica; tan acorde con, como dice el G.M, la "tradicion".
Afortunadamente la tradicion no nos ha impedido manumitir a los esclavos; tampoco los hombres inmorales y escandalosos son apedreados a la puerta de las Logias.
¡Animo!, ahora solo nos falta bajar un peldaño mas y reconoceremos que las mujeres tambien tienen alma, femenina pero alma a fin de cuentas.
Perdon por la acidez, pero no puedo evitarlo.
Salud Hermanos y suerte, solo falta un 0,3 % de nada.

Ricardo Fernández dijo...

Querido Gilber:
Suscribo tu reflexión de cabo a rabo. Y efectivamente, la distancia cada vez es menor. Confío en que tengamos la fuerza suficiente para dar un paso tan importante.
Un fuerte abrazo.

Rosa Mutábilis dijo...

Hace mucho tiempo que deseo entrar a formar parte de la masonería porque,tal y como yo la entiendo me haría mejor persona; pienso que puedo aprender mucho de personas que saben más que yo y que no me harán sentir inferior a ellas y pienso, también, que yo podré ser más útil a la sociedad, dentro de mis posibilidades,ya que podré devolverle un poco de lo que la vida me ha regalado al ponerme en contacto con esas personas especiales.Pero, a veces, me lo cuestiono, en ocasiones pienso (no es el caso del autor de este blog, por supuesto, que lucha incansablemente por la reparación de tal injusticia)si estas personas me merecerán a mí, entendedme bien, no a mí personalmente, sino a mí como MUJER, en cuanto a mi condición de MUJER, el hecho de que mujeres formen parte de ellos les convertiría en seres "normales", porque actualmente no lo son; en el momento en el que alguien cuestiona la desigualdad en el género humano sea del tipo que sea: raza, sexo... creo que ese alguien no es "normal".
A veces me siento ya un poco cansada de tener que ir demostrando cosas que a los hombres no se les exige, estoy ya muy harta y una ha aprendido ya a vivir con ello y lo espera de "cierto tipo" de hombres, pero yo no me lo esperaba de masones. Es triste pero aún sigue vigente aquello que decía Rosario de Acuña: “Que los hombres llamados liberales, librepensadores, progresivos y positivistas tomen a la mujer como a hembra de animal, sólo destinada a la reproducción o para encargarse de las faenas domésticas, o para hacerla maniquí de lujo, cual si la hubieran comprado a la puerta de un mercado turco…esto es lo que no tiene explicación posible. Y esto es cierto, sí, excepto en contadísimas excepciones…"
Eso decía ella hace muchos años y podría decirlo exactamente igual ahora.Es triste y a veces desalentador.

Ricardo Fernández dijo...

Estimado anónimo primero:
No dispongo de otra información que la que va apareciendo en los medios de comunicación. De todos modos tampoco podría poner aquí aquella que fuera reservada del Gran Oriente.
El blog, al fin y al cabo, es un trabajo personal, por lo que tampoco puedo convertirlo en un foco de información oficiosa.
Un saludo.

Ricardo Fernández dijo...

Querida Rosa:
No son tan contadas las excepciones. Afortunadamente las cosas van cambiando y no lo hacen solas.
Ya que me citas a Rosario Acuña, recuerda que ella también entró en esta santa casa con el ánimo de pelear desde dentro para cambiar el status quo.
Y eso es lo que nos hace falta: pelear desde dentro. Ser cada vez más fuertes y pelear desde dentro.

Anónimo dijo...

¿Curioso,Curioso...Estamos de Campaña?

Ricardo Fernández dijo...

Qué trabajo cuesta cerrarme la boca, ¿eh?

gilber dijo...

Estimado/a Anonimo/a II, (hago la separación para que mis propias ideas tengan mas soporte y yo que desde pequeño he sido corto de miras, tenga mas facilidad para focalizar mi discurso).
Cuando planteas tus dudas respecto a los principios que mueven a la gente que se identifica más o menos con este ideario, cuestionando su fe o lo que es aún mas ligero, sus actos en pro de la libertad; y todo eso lo haces por escrito, publicamente, sin recato, amparado en la opacidad de tu sobrenombre "anonimo/a"...
¿Que estás.... de campaña?.

Y ahora una petición o mas bien un ruego (por higiene mental): En el futuro, singularizate.. por favor.
No tengo ninguna dificultad a la hora de polemizar con un/a extraño/a pero con el fin de no repetirme prefiero tener claro, siempre, quien es la persona con la que comparto opiniones.
En cualquier caso...
Salud

gilber dijo...

Nota aclaratoria sobre el texto anterior.
Querido/a Anonimo II:
Cuando utilizo el verbo compartir debe entederse exclusivamente que pongo en común y publicamente una idea. En absoluto me refiero a que tengamos las mismas ideas.
Salud otra vez.