viernes, octubre 5

Al Capone, ¿eres tú?

Siempre hubo algún profesor en la facultad de Derecho que nos recordaba la mecánica seguida para el encarcelamiento de Al Capone. Es bien sabido que a pesar de los crímenes incontables que cometió, su condena sólo fue posible gracias a un encontronazo con la agencia tributaria. Efectivamente, fue un fraude fiscal, y no una gota de sangre, lo que puso al criminal a la sombra.
Parece que hoy amanecemos con la misma sensación: Los cinco hijos del fallecido dictador Augusto Pinochet fueron encarcelados hoy, siguiendo una orden del juez Carlos Cerda, por malversación de fondos públicos, mientras su viuda, Lucía Hiriart, de 84 años, se encuentra internada -en calidad de detenida- en el Hospital Militar, a causa de una descompensación sanguínea tras saber la noticia.
Recemos porque la viuda del sátrapa se compense adecuadamente.

LAS MOSCAS

A un panal de rica miel
dos mil Moscas acudieron,
que por golosas murieron,
presas de patas en él.
Otra dentro de un pastel
enterró su golosina.
Así, si bien se examina,
los humanos corazones
perecen en las prisiones
del vicio que los domina.
Felix María de Samaniego

1 comentario:

Argenlibre dijo...

Este mundo Da para todo.
Saludos Ricardo.

argenlibre.blogspot.com

Libertad*Igualdad*Fraternidad