sábado, julio 21

De copula principis

El Juzgado Central de Instrucción número seis, con sede en Madrid, y a cuyo frente se encuentra el juez del Olmo, conocido por ser el instructor de la causa abierta a raíz de los atentados del once de marzo de 2004 en la capital de España, acaba de ordenar la retirada del último número de la revista El Jueves, uno de los iconos gráficos, satíricos y mordaces que todas las semanas, desde que la democracia regresó a nuestro país, ocupa las cristaleras y estanterías de los quioscos.
Parece ser que la Fiscalía, esa a veces "cosa" que se encarga de velar por el interés general de los españoles, ha considerado que la portada del número en cuestión podría se constitutivo de un delito de injurias graves contra la Corona, y en consecuencia ha formulado denuncia y solicitado la incautación de todos los ejemplares a la venta. También se ha interesado por el Minsterio Público el bloqueo de la página web a la que, al tiempo de redactar este texto, ya no he podido acceder.
A mí no me cabe duda de que este es el problema más grave que tenemos los españoles, motivo por el que durante la noche apenas hemos podido dormir; y tampoco zozobra mi razón sabiendo que quienes a veces pilotan la Justicia son conscientes de que sus pies están muy pegados al suelo, tanto, que apenas sí son capaces de articular una sucesión de pasos y conocer el verbo caminar. No les pasa como al resto de los mortales, que estamos todo el día en las nubes, pasándonosla bien -sentencia sapientísima de doña Paulina Rubio, que brinca, canta, baila y dice memeces a alto precio-, sin preocuparnos por que el Estado que nos cobija pueda saltar en pedazos con la acción de un caricaturista bolchevique, que no ha tenido mejor ocurrencia que pergeñar una "copula principis", dicho así, en rito tridentino, que queda como más regio y solemne. Menos mal que hay quien vela por nosotros ahora que la lucecita del Pardo ya se ha extinguido.
Otra vez la dama boba, la boba que lleva vendados los ojos y a la que le han robado la balanza, es el hazmereir de las Españas. Leyendo números dispersos de El Jueves desde hace años hemos podido ver en sus páginas al Rey desnudo o semidesnudo; en poses más o menos comprometidas; también al hijo del Rey; y a las Infantas y demás familia. Hemos visto a políticos de derechas e izquierdas caricaturizados como probablemente no les gustaría serlo nunca... Y jamás el Sr. Fiscal se rasgó la negra toga ante el quebranto y amenaza sufridos por el orden establecido: O leen muy poco, o se les ha muerto el sentido del humor, o los demás tenemos entretenimientos de dudoso gusto. Todo puede ser.
En la Facultad de Derecho tuve la desgracia de ser alumno de la Cátedra de Derecho Penal de Fabio Rodrigo Suárez Montes, quien en vez de darnos la luz sobre lo que debía dárnosla, ocupaba la mayor parte de su tiempo hablándonos del perverso Felipe González, y de la catástrofe que supondría para la imperecedera España la despenalización del aborto en los tres supuestos que todavía contempla la ley. Así que nunca llegué a conocer, de manos de un sabio, el intríngulis jruídico que presentan las injurias contra el Jefe del Estado.
Pero algo sé y me atrevo a preguntar: ¿Existe en el caricaturista bolchevique ánimo de injuriar, o se trata únicamente de una sátira? La verdad es que yo no aprecio "dolo", esto es, la mala leche con que actúa todo malandrín que se precie en este viejo hogar de pícaros. No obstante uno no puede dejar de reconocer que el Derecho pasa por ser la ciencia más inexacta de cuantas son estudiadas por los bípedos implumes, y eso nos obliga a ser expertos, esencialmente, en inseguridad jurídica: Todo lo contrario de lo que nos contaban en la facultad.
No he podido en todo caso evitar recordar los secuestros de publicaciones que se hacían en otros tiempos en ésta, mi casa. La comparación surge inevitable. Y me asaltan ahora dudas que no tienen respuesta: ¿por qué existe la injuria contra la corona en este nublado día y no en otros tiempos y con otras caricaturas de la misma publicación? ¿Se da alguien cuenta de la puerta que se abre para que a algún ánima negra se le ocurra volver a sacar el ofendido sentimiento religioso a relucir? ¿Se da cuenta alguien de que se cierran hasta las ventanas por las que circula ese viento fresco que llamamos "Libertad de Expresión"?
Y digo yo, entonces ¿qué hacemos con la COPE?
----------------------------------------------------------
Nota del autor: Como todo el mundo sabe soy persona honesta, pacífica y de buenas costumbres, así que la colocación de la portada del número de EL JUEVES publicado el día 18 de julio -¡qué coincidencia!- no obedece a ánimo injurioso por mi parte, sino únicamente ilustrativo: procede del Diario El País que, parece ser, también la publica con idéntico fin en su edición digital del día de hoy, 21 de julio de 2007.

No hay comentarios: