miércoles, mayo 23

El odio en el papel


Ayer, en el suelo de las limpias calles del centro de Oviedo, era fácil recoger el papel que reproduzco a continuación y que, en el averso y en el reverso contenía el mismo mensaje o, si se quiere, la misma insidia. Hoy, el panfleto podíamos encontrarlo ya en los buzones. Una mano misteriosa se había encargado de distribuírlo eficientemente.

Me parece que sobran comentarios; pero no puedo evitar recordar que ayer, nada menos que un ex-presidente de nuestro Gobierno, sacaba de su ataud al fantasma de la Guerra Civil Española y el peligro de la "institucionalización" de unos asesinos a los que él llamó un día no tan lejano "Movimiento Vasco de Liberación" ¿A quién le interesa que todo vaya mal? ¿Quién quiere que el río revuelto lo anegue todo? Creo que conocemos sobradamente la respuesta.

Esta sociedad en la que vivimos no puede construírse sobre mensajes como el que encabeza estas palabras; ni sobre las conciencias que idean este odio de papel; ni sobre los actos que quieren llevar el fuego a todas las casas y nos llenan de vergüenza. Nadie sobra. Pero ... ¡Hace falta otra derecha!

4 comentarios:

Andabao1 dijo...

acabo de ver los carteles en tu blog, y francamente...

me están dando ganas de exiliarme de este país de m.

lo acabo de ver y no asimilo que la gente pueda llegar tan bajo..

yo que me las doy de optimista y ahora alucino.
francamtne es para tirar la toalla

Ricardo Fernández dijo...

No; hay que insistir y persistir hasta la extenuación. Hay que tener confianza en que somos muchos los que nos extenuaremos. Probablemente más que cartelistas. Ánimo, compañero.

Anónimo dijo...

De tirar la toalla nada de nada, eso es lo que esperan. Hay que resistir y lograr que nos "sientan", estoy segura de que somos más, aunque metamos menos ruido.

andabao1 dijo...

Gracias a todos

teneis razón,
Gracias