martes, abril 17

Arriba y abajo

Quizá esta sea la clave a tener en cuenta; quizá no sea tan importante el dogma ideológico con sus correspodientes revisiones y adaptaciones al tiempo en que se vive; quizá todo sea más sencillo y baste con saber que las distancias verticales entre unos y otros, son las distancias que verdaderamente importa eliminar. Aunque estoy seguro de que también habrá quien considere que esos empinados y difíciles espacios son un mal necesario e inevitalbe. Ahí lo dejo para la reflexión de cada cual. A mí me ha parecido de un gran interés y he querido compartirlo.

2 comentarios:

Copijza dijo...

Hola me parece muy interesante tu análisis, yo considero que los Dogmas se deben abatir y apostar por el progreso de la humanidad, siendo libres pensadores.

1TAF

andabao dijo...

Hola
sólo hago una pregunta

¿el hecho de pensar puede conducirnos por si sólo a al Libertad?, ¿o es al revés?

voy a reformular la pregunta.
¿es posible pensar en libertad?
yo creo que no es posible, que no somos entes autónomos aislados de nuesto medio social .
Creo que debemos APRENDER A PENSAR Y A AUTOCRITICARNOS A NOSOSTROS MISMOS.
y por desgracia esto no lo sonsigue el individuo individualmente.

aqui jugaría un papel importante la masoneria

Un profano