sábado, diciembre 30

Una vez más ¡La Paz!


Hoy me he despertado con los doscientos kilos de explosivo que ETA ha colocado en el Parking de la Terminal IV del Aeropuerto de Barajas retumbando en las noticias de la radio. Ha sido un despertar triste y el sábado me ha pesado un poco, lento, lluvioso al final de la tarde, grís en definitiva. No me lo esperaba. Supongo que nadie se lo esperaba aunque alguno sí lo deseara cada día desde que se declarara en marzo el alto el fuego permanente. Es triste decirlo pero así es como lo siento; y esta ventanita es para decir lo que siento mordiéndome la lengua lo mínimo imprescindible ¡Cómo me gustaría estar equivocado por completo!

A estas horas de la noche, cuando escribo este breve texto, dos personas siguen probablemente sepultadas bajo los escombros.

A pesar del hastío; a pesar de la decepción; a pesar de la violencia, sigo pensando como pensaba. Recojo aquí el enlace a la página de la Logia Rosario Acuña y me uno a ese razonamiento breve pero que expresa todo cuanto puede y debe decirse.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego: un DOLOR.
No es necesario que haya "desaparecidos" ni muertos físicos: atentar contra lo que es de TODOS ya es matarnos a todos un poco. Cualquiera que , como yo, haya podido visitar la terminal con tiempo suficiente y se percate de sus verdareras dimensiones, más allá de esa cubierta que la corona a modo de tocado monjil, no habrá pasado por alto lo sucinto de las imágenes mostradas por muchas de las cadenas de tv: no reflejan la salvajada. La paz parece haber sido lo ÚNICO que despegó ese día y en puntual hora desde la T4.
Estoy turbado.

Roberto dijo...

¿verdad que hay días en los que no apetece levantarse de la cama? Un triste ejemplo de uno de esos días.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Que es la paz?
pues francamente no lo se, me parece que es consustancial a la capacidad de pensar con libertad, a no tener la espada del terrorismo sobre nuestras cabezas, los violentos ya han conseguido lo que querían, que no pensaramos con libertad, que pensemos con las "visceras".
Me parece inconcevible para una persona, que se alegre de que fracasase el proceso de paz (lo siento Ricardo, si los hay), tratando a los que defendian el proceso peor que a los propios terroristas.
"ahora volveremos a la lucha policial contra el terrorismo que tan buenos resultados nos ha dado en 40 años"
Tratadme de tonto, pero yo como optimista que soy, creo que el tema del terrorismo se solucionara con dialogo.
solo tengo que decir

Democracia y libertad