miércoles, diciembre 6

Una imagen vale más que mil palabras

Habida cuenta del título de esta nota no voy a escribir mucho. Quizá hoy, día en el que hemos celebrado el 28 aniversario de la actual Constitución, cuando hemos conocido los términos más o menos exactos con arreglo a los que se impartirá la asignatura de religión en las escuelas de España, y que no acaban de gustarnos, ni a los que defendemos la aplicación efectiva del laicismo en los espacios públicos de convivencia ciudadana, ni tampoco a los que defienden la camuflada confesionalidad católica de esos mismos espacios; digo que, quizá hoy, cuando se dan estas circunstancias que describo, sea el momento más propicio para darle cobertura a la viñeta que sigue y que me he encontrado en el periódico... Sobran las palabras y sirve como nada para no olvidar qué es lo que verdaderamente importa.


1 comentario:

No Amarás dijo...

Si una imagen vale más que 1000 palabras, un beso es la biblioteca de Babel... y el contacto físico entre vos y yo, es el Aleph...