jueves, octubre 26

La paz amenazada

Hacía ya tiempo que tenía ganas de colocar en esta ventana alguna ilustración de Forges; hoy he visto la que más me ha sorprendido en los últimos tiempos, y que mejor se ajusta a la realidad que vive nuestra triste casa.
Ya lo decía Machado, españolito que vienes al mundo, te guarde dios, una de las dos Españas ha de helarte el corazón. Y en los últimos tiempos la España negra me hiela hasta las entrañas.
La viñeta, para quienes se asoman aquí desde otros países, representa a la paz amenazada.
El proceso de paz abierto en marzo con el alto el fuego permanente de E.T.A. vive, tal y como se anunció entonces, momentos complicados: De una parte aquellos que conciben el fin de la violencia como un tanto electoral perdido, y quieren evitar a toda costa que cese el ruido de las pistolas; de otra, aquellos que acostumbrados a la dialéctica de las armas dicen estar oprimidos por el Estado de Derecho. Forges representa a estas dos versiones de la pestilencia siempre con los mismos personajes; la boina para descerebrados pistoleros, y las gentes de orden a la vieja y nueva usanzas: engominados unos, señores de negocios; y adornados otros con un bigote-cepillo, como los del generalísimo, y gafas modelo "coup d´état". Entre todos la mataron y ella sola se murió.
Espero que la paloma no equivoque esta vez el vuelo y sepa librarse de las fauces de tanto totalitario.

No hay comentarios: