domingo, julio 2

Trabajan contra la Igualdad

Quienes aparecen en el cartel superior se han hecho protagonistas de la campaña puesta en marcha por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. Los motivos son obvios a estas alturas. Y para quien no conozca las caras retratadas hago un pequeño repaso:
Aquilino Polaíno: Experto en no se sabe muy bien qué materia que fue llevado al Congreso de los Diputados por el Partido Popular respaldado con su saber científico la postura de este partido. Pocos días después de su comparecencia testimonios de algunos de sus pacientes homosexuales relataron la afición al electroshock del citado especialista para curarles de su pecaminoso vicio.
Ana Botella: Próxima a la secta Legionarios de Cristo, es la esposa del anterior Presidente del Gobierno y socia de la entidad mercantil "Famaztella SL", invento a través del cual se ha ordenado el patrimonio de la familia y, entre otras cosas, los cobros recibidos de Rupert Murdoch, propietario de News Corporation. Es famosa por su teoría sobre las peras y las manzanas con la que intentó explicar su concepción metafísica sobre el hecho y la diversidad sexual humanas.
Joseph Ratzinger: Clérigo alemán, Hitlerjugend porque pasaba por allí cuando no debía pasar, recientemente designado Jefe del Estado Vaticano. Conocido por ponerse tricornios y por su afición a la ropa de marca y a los zapatos transpirantes.
Mariano Rajoy: Presidente del Partido Popular. Lamentable su posición sobre el asunto que nos ocupa. En su partido los concejales comienzan a casarse y a salir del armario con estrépito, y sin embargo sigue empecinado en sostener un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma del Código Civil que permitió suprimir la referencia a la diferencia de sexo de los futuros cónyuges.
Benigno Blanco: Eminencia gris de todo el invento, apóstol de la "familia", dirige el foro para la defensa de ésta, una pretendida organización social alimentada con el dinero de los presupuestos y que recibe el hálito episcopal en cada una de sus iniciativas. Su fracaso más sonoro fue la manifestación que se organizó el año pasado contra el Gobierno Zapatero. Según este personaje sacaron a la calle a un millón de personas un 18 de junio de 2005. Lo malo es que calcularon mal el golpe de efecto y el día 28 de junio de 2005 (sólo diez días después) era el día del Orgullo Gay. La movilización fue una consecuencia lógica que superó con creces a Don Benigno. Gracias a él pudimos ver a 18 Obispos por el centro de Madrid con gorra, protegiéndose del sol. Es asturiano y mano derecha de Francisco Álvarez Cascos, el ministro de Aznar casado, recasado y divorciado otras tantas veces. Y que viva la "familia".