viernes, julio 14

¡Hoy es 14 de Julio!


Efectivamente, hoy es 14 de Julio, fiesta nacional de la República Francesa, que condensa en esta fecha el recuerdo a los acontecimientos de 1789 que marcaron la aparición de la "Nación-Estado". La Revolución Francesa puso fin a un estado de cosas. Comenzó a dar la señal que marcaba el término de un mundo en el que las desigualdades eran la regla y la excepción; y el nacimiento de otro diferente, en el que existía una enunciación teórica que, por primera vez, contemplaba al individuo como sujeto de derechos y obligaciones.

Sin ponerme trascendente quiero recordar aquí esta fecha, referencia importante en el calendario de un republicano, pues hay hechos que superan sin mucha dificultad el reducto de las fronteras. Este es uno de esos sucesos.

Tengo desde hace muchos años la costumbre de celebrar de alguna forma especial determinados días. Uno de ellos es este de hoy: Hay veces en que me limito a abrir una botella de vino con el sello verde en el tapón, en la que se reconoce la inconfundible "Marianne"; o a celebrar una comida en la que el pato, de alguna forma, es el protagonista. Pero en esta ocasión me he acercado al cine a ver una película, "Anthony Zimmer", comercializada en España como "El secreto de Anthony Zimmer". Un argumento bien construído con una Sophie Marceau misteriosamente impactante que se merece la foto en este espacio. El mejor cine de Francia para celebrar un sentimiento, una idea y un anhelo. Y la cercanía del tiempo de descanso tras una semana agotadora.


Desde este modesto medio de expresión personal, mi recuerdo para todos los amigos y amigas que comparten este sentimiento del 14 de Julio. Y mi abrazo cariñoso a quienes me visitan y residen al otro lado de los Pirineos. Es decir, tan felizmente cerca de mi corazón.