sábado, mayo 20

Cuidado, que nos torcemos

Ayer leía en el periódico que el Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, había asistido a la ceremonia de entrega de diplomas de fin de carrera del Colegio Auseva.
El citado Colegio es uno de esos ejemplos de enseñanza concertada, impregnado de su ideario católico, del que hace pocos días hablábamos. Sus niveles educativos de infantil y bachiller son privados exclusivamente, el resto concertados. Pero seguro que hasta los hijos de los albañiles pueden recibir tan excelsa formación.
¿Qué hace Tini Areces en un sitio como este?
Lo desconozco y no salgo de mi asombro.
Pidamos un poco más de cuidado, pues hay fotografías que pueden ser muy costosas, demasiado contradictorias, que nos harán olvidar aquella etapa, allá por los años ochenta, en la que siendo Director General de Educación, Areces ordenó la retirada de los crucifijos de las aulas asturianas. Hoy estamos en otro momento y no podemos contentarnos sólo con vivir del recuerdo.
Pidamos más precaución y regalemos con todos estos gestos a la Escuela Pública que, aparte de estar mucho más necesitada de ellos, es el único marco en el que el laicismo que supuestamente pregona el Partido Socialista Obrero Español desde su fundación, encontrará su asiento y mejor acogida en bien de la Democracia en España
Cuidado, que nos torcemos...
Y si alguien quiere terminar de descorazonarse, ayer también, el compendio sindical asturiano salía en defensa de los profesores de la industria educativa concertada ¿Cómo casamos esto luego con la defensa de la Escuela Pública? Quizá así se explica por qué esos que tienen la boca tan grande, a la larga la acaban cerrándola y haciéndole el juego perverso a las sotanas.
A veces pienso que ya estamos demasiado torcidos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

I say briefly: Best! Useful information. Good job guys.
»

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.