sábado, mayo 20

Bendicto 16, el Castigador

El anciano de la foto, tocado con el tricornio de la Guardia Civil que tan malos recuerdos les traerá a muchos españoles, acaba de castigar duramente a Marcial Maciel, fundador nada menos que de eso que se conoce como Legionarios de Cristo.
Los motivos del castigo parece que tienen su origen en una serie de denuncias recibidas por el anterior Jefe del Estado totalitario de la Ciudad del Vaticano, en las que diferentes hombres relacionados con la Iglesia denunciaban cómo habían sido abusados, palpados y degustados en los tiempos en que eran tiernos, jugosos y apetecibles adolescentes seminaristas. Humana natura.
El castigo terrible para el anciano Maciel no ha sido otro que invitar al reo pecador a llevar una vida reservada de oración y retiro. Se le acabaron las ruedas de prensa a Don Marcial Maciel Degollado. El segundo apellido no es invento mío. Aquí he de decir que toda coincidencia macabra ha sido pura casualidad.
Cada uno sacará sus conclusiones de todo lo anterior. Y también se podrán plantear preguntas. La primera que a mí me viene a la cabeza es ¿Dónde está la justicia ordinaria mejicana que no interviene? ¿Cómo es posible que la perpetración de abusos sexuales permanezca impune? Aunque bien mirado, visto lo que pasa en Ciudad Juárez con las mujeres desaparecidas, violadas y asesinadas ante la pasividad de toda autoridad, tendremos que alegrarnos por que a Maciel alguien lo mande a rezar sin cena.
La otra cuestión que no puedo evitar está ya muy manida y se refiere a la hipocresía eclesiástica en materia de educación, vida sexual y sexualidad.
Lo de Maciel Marcial, Marcial Maciel es una gota en el océano. Me he entretenido en informarme un poco y me he encontrado con lo siguiente a título de ejemplo:

1) Alphonsus Penney, arzobispo de la diócesis de San Juan de Terranova (Canadá), dimitió, en julio de 1990, por haber encubierto decenas de delitos sexuales cometidos contra unos 50 menores por más de una veintena de sacerdotes de su diócesis.
2) Hubert Patrick O'Connor, obispo de Prince George (Canadá), en febrero de 1991, fue formalmente acusado por la Policía de haber violado a varias mujeres y de cometer asaltos obscenos contra varias otras.
3) Eamon Casey, obispo de Dublín (Irlanda), dimitió, en mayo de 1992, tras conocerse que era padre de un adolescente y que de los fondos de la diócesis había pagado a la madre, en 1990, unos doce millones de pesetas "para gastos".-- Rudolf Bär, obispo de Rotterdan (Holanda), fue forzado a presentar su dimisión, en marzo de 1993, tras ser acusado de "homosexual".
4) Hans Hermann Gröer, cardenal y arzobispo de Viena (Austria) y presidente de la Conferencia Episcopal austriaca, fue forzado a dimitir de todos su cargos, en abril de 1998, tras ser acusado, en 1995, de cometer una diversidad de delitos sexuales contra menores, por una decena de antiguos seminaristas de los que fue confesor ).
5) John Aloysius Ward, arzobispo de Cardiff (Irlanda), fue sustituido al frente de su diócesis, por el Vaticano, en diciembre de 2000, por la presión social desencadenada por haber encubierto a dos curas pedófilos de su diócesis que acabaron encarcelados, aunque la causa oficial para dejar su puesto fue la convalecencia de una trombosis.
6) Pierre Pican, obispo de la diócesis francesa de Bayeux Lisieux, fue condenado, en septiembre de 2001, a tres meses de prisión por haber encubierto a un sacerdote pederasta. Si hubiera caído en las poco clementes manos de Benedicto 16... Tres meses de prisión ¿de qué estamos hablando?
7) Anthony J. O'Connell, obispo de Palm Beach (Florida), dimitió en marzo de 2002 tras admitir haber abusado de dos seminaristas; con uno de ellos, a finales de la década de los setenta, se había metido en la cama, desnudo, cuando el joven acudió a él para pedirle consejo pastoral. O'Connell reconoció que su diócesis pagó a su víctima, en 1976, la suma de 125.000 dólares para ocultar los hechos (que incluían los tocamientos de O'Connell y los abusos sexuales de otros dos sacerdotes).
8) J. Keith Symons, el obispo anterior de Palm Beach al que O'Connell tuvo que sustituir en 1999, también debió dimitir tras verse obligado a admitir que había abusado de cinco monaguillos durante las décadas de los años 1950 y 1960.
9) Julius Paetz, arzobispo de Poznan (Polonia), renunció al cargo, en marzo de 2002, tras haber sido acusado de cometer abusos sexuales sobre decenas de seminaristas
10) Brendan Comiskey, obispo de la diócesis irlandesa de Ferns, dimitió en abril de 2002, al hacerse público que encubrió los delitos sexuales que uno de sus sacerdotes cometió sobre varios menores.
Y sigue, y sigue, y sigue...
¡¡¡SEMINARISTAS DEL MUNDO, UNÍOS!!!
Hecha la mención anterior quiero terminar este apunte con dos curiosidades. La primera se refiere al fruto del trabajo de Marcial Maciel: Los Legionarios de Cristo. Una especie de invento de extrema derecha vestido de hábito y sotana y al que las malas lenguas llaman "Los millonarios de Cristo" váyase a saber el porqué. Su presencia en España, junto al Opus Dei es una lamentable realidad. Disponen de su "prestigiosa" Universidad, la Francisco Vitoria, Colegios, Centros de formación diversos; y hasta una fundación de la que sacan dineros con los que ayudar a los "negritos". Me refiero a la Fundación IUVE que mantiene sus contactos con El Corte Inglés y con Banesto ¿no le suena de nada? Pues cuando en una tienda de Hipercor se acerque a la Caja verá cómo al lado de los chicles y las maquinillas de afeitar hay unos bonos de ayuda por distintos importes. Mire el querido lector quién promueve el asunto.
La segunda curiosidad: Los Legionarios de Cristo han estado siempre ligados al poder. Pobre Cristo. En España hay tres figuras a las que se ha vinculado con este invento: Ana Botella, la homófoba esposa del anterior Presidente del Gobierno. José María Michavila, a quien creo debemos la tomadura de pelo en que consisten los Juicios Rápidos; y Ángel Acebes, ex Ministro de Interior con Aznar y sobre el que sobra todo tipo de comentarios (pongan la palabra miserable en el buscador de Google y verán lo que sale).
De Ana Botella no puedo decir nada. Sólo que me reí mucho cuando salió con aquella teoría de las manzanas y las peras que reveló la deficiente educación sexual que le habían dado en su colegio de pago.
De los otros dos solo puedo decir que han negado su pertenencia a los Legionarios de Cristo. Conocidos como son por el rigor de sus afirmaciones, seguro que podemos descartar en sus labios la mentira.
Ya he terminado. Ahora pueden santiguarse e ir en paz recreando la mirada con la última foto que ilustra este artículo. El de negro es el castigado Maciel Marcial, Marcial Maciel.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mikimiki dijo...

Yo pensaba ue el pensar de independiente era eso indepdiente pero o venido al odio y al desconocimeinto. En fin un blog de los del pro-gobierno sin cerebro, yo dicto y vosotros memos míos copiáis con mas de los mismo: mentira y odio. Y lo más divertido es que probablemte el tío irá de librepensador. Bendita izquierda.

Ricardo Fernández dijo...

Pero bueno, Mikimiki, qué mal genio.
Tiene fácil solución para una persona moderada, liberal y de centro: No volver. Estoy seguro de que privarse de leer cosas tan terribles como las andanzas del difunto Maziel no le provocarán ningún perjuicio.
Y no es odio, hombre, es discrepancia y leerse las cosas: Hoy, por ejemplo, día 18 de julio, el Sr. Ratzinger está en Sidney quejándose de los abusos pederastas por parte de sacerdotes católicos. Confío en que aparte de lamentarlo llegue en algún sitio del mundo a colaborar con las autoridades judiciales y policiales. Buena tarde y salude a Ánsar y compañía de mi parte.
¡Ah! Y siga viajando hacia el centro, que todavía le queda un recorrido muy, muy largo por hacer.